Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Interbau

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar4.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía y Enlaces         Metadatos    
Amazon Prime para estudiantes

U.135x135.gris.jpg
Interbau
InterbauHansaviertel.4.jpg
InterbauHansaviertel.5.jpg

La Interbau, Internationale Bauausstellung (Exposición Internacional de Arquitectura) de 1957 en Berlín tuvo como lema “La Ciudad del Mañana” y fue el resultado del concurso convocado en 1953 para reconstruir el barrio de Hansa (Hansaviertel).

Hansa era un barrio construido en la década de 1870 que se caracterizaba por sus manzanas residenciales densas y que había quedado arrasado durante la Segunda Guerra Mundial por los bombardeos de 1943 sobre la ciudad. La organización del concurso corrió a cargo de Otto Bartning, quien fue nombrado en 1953 jefe del comité de la Interbau. La operación abarcaba la urbanización completa del barrio así como la construcción de 1.160 viviendas, de las cuales 601 estuvieron terminadas por la exposición del año 1957 y las restantes se finalizaron en 1960. Uno de los puntos que valoraban los criterios de selección de los proyectos residenciales era su sistema constructivo, en el que se valoraba la rapidez de ejecución y su calidad. Por otra parte, la organización del concurso tenía también interés en abrir un debate con nuevas propuestas de programáticas funcionales por "una vida mejor", configurando lo que se llamó "la ciudad del mañana".

El concurso fue ganado por Gerhard Jobst y Willy Kreuer con una propuesta que, tras varias versiones, acabaría reflejando los principios canónicos del funcionalismo. El planteamiento seguía la idea de una “ciudad en un parque”, concretada en una colección de edificios autónomos, de tipologías diversas, sobre un continuo verde. Las diferentes arquitecturas se convertirían en edificios-escaparate de los logros del Funcionalismo. Para ello fueron invitados a participar más de cuarenta arquitectos entre los que se encontraban algunas de las figuras más relevantes del Estilo Internacional. La selección fue larga y tuvo sus polémicas. Primero porque los arquitectos debían haberse distinguido por su adscripción al Movimiento Moderno, cerrando el paso a cualquier otra corriente arquitectónica y, además, porque se priorizaron arquitectos del Berlín occidental o se vetaron los que tuvieron un pasado vinculado al nazismo. En cualquier caso, estuvieron la mayoría de las figuras internacionales más reconocidas (entre los que estaban Gropius, Le Corbusier o Bruno Taut, quienes ya habían participado en la Weissenhof de Stuttgart treinta años antes). Algunos de los maestros excusaron su participación, como Ludwig Mies van der Rohe y Eero Saarinen, mientras que otros, como Otto Bartning y Hans Scharoun, se retiraron una vez comenzado el proceso.

La actuación en Hansaviertel previó la construcción de viviendas en diferentes tipologías, planteándose viviendas unifamiliares, edificios en altura en las tipologías de torre y longitudinal así como edificios de baja altura de 3 y 4 plantas. Para cubrir las necesidades de las viviendas se previó también la construcción de equipamientos:iglesia, escuela, guardería, biblioteca, etc. Complementariamente, la Interbau integró otras edificación fuera del recinto principal de Hansaviertel, concretamente la Unidad de Habitación de Le Corbusier y el Palacio de Congresos de Stubbins.

Contexto histórico

Finalizada la Segunda Guerra Mundial y tras el reparto de Berlín entre las cuatro potencias, los intentos de reconstrucción conjunta de la ciudad habían fracasado y cada sector tomaría sus propias decisiones respecto a la planificación urbana. El sector oriental fue el primero en abordar su reconstrucción, optando por métodos que rechazaban el valor autónomo de la arquitectura y buscaban recuperar los valores históricos (y reconocibles) de la ciudad compacta europea, proponiendo calles, plazas y espacios públicos formalizados, que habían sido denostados por el Movimiento Moderno. Frente a la Carta de Atenas, el bloque soviético había estableció los “Principios de Urbanismo”, 16 puntos que orientaban la construcción de la ciudad “socialista”. La intervención más destacada fue la apertura de la Stalinallee (actualmente Karl-Marx-Allee) sobre el viejo trazado de la Frankfurter Strasse, creando un bulevar de dos kilómetros de largo, noventa metros de ancho, enmarcada por edificios de estilo clasicista socialista de ocho plantas de altura. La Interbau tenía el objetivo político de responder a las edificaciones de los vecinos comunistas, asociando la modernidad a la idea de libertad frente a la opresión del lenguaje clasicista.

Los condicionantes políticos del momento posibilitaron una operación con una gran carga ideológica, intelectual, técnica y arquitectónica dotada de grandes recursos económico cuya viabilidad económica no era una cuestión a tener en cuenta. Urbanísticamente, la ordenación que se planificó no tuvo en cuenta las preexistencias, borrando completamente el trazado y parcelario del barrio histórico para configurar uno nuevo conforme a los preceptos del Movimiento Moderno. En cuanto a los procesos constructivos de las viviendas, contaron con la última tecnología del momento, permitiendo innovaciones técnicas que dieron como resultado un abanico de nuevas posibilidades en la construcción residencial, innovaciones que abarcaron desde la construcción con prefabricados hasta el equipamiento minucioso de las viviendas. Esta operación se completó fijando unos precios de alquiler más bajos que los estándares habituales, lo que aumentó así el éxito entre la población por la operación llevada a cabo.

Ordenación urbanística

La ordenación parte de planificar un nuevo barrio sin tener en cuenta las preexistencias, por lo que desaparecen los criterios de organización urbanística del antiguo barrio de Hansa incluidas las calles.

En su propuesta, Jobst y Kreuer independizan el sistema viario de tráfico rodado, el peatonal y la organización volumétrica, concibiendo los caminos peatonales y la posición de los edificios independientemente de los grandes ejes de tráfico rodado. Como contraposición al barrio histórico y a la propuesta soviética, los bloques residenciales se apartan de los ejes viarios y se integran en la vegetación del parque de Tiegarten, lo que permitía fluir las formas orgánicas de la naturaleza entre los bloques de vivienda, buscando crear un espacio tranquilo más cercano al concepto tradicional de parque que al de ciudad.

La propuesta inicial se modificó bajo la supervisión de un comité científico presidido por Otto Bartning dando como resultado una gran variedad de edificios residenciales en diferentes tipologías que se completó con dos iglesias, una estación de metro, un pequeño centro comercial con cine, una biblioteca, y una guardería, a los que se añadió la academia de arte terminada en 1960.

La Ciudad del Mañana

La propuesta de la Interbau iba más allá del propio ámbito urbanístico y arquitectónico. Se trataba de un replanteo global en torno al ámbito residencial desde la vertiente más práctica de la arquitectura hasta la más ideológica de organización social.

Para trasmitir esas ideas entre el público asistente a la exposición y para una mayor comprensión de la operación urbanística y arquitectónica llevada a cabo, se editó un pequeño libro que con el mismo nombre que el lema de la Expo, La Ciudad del Mañana, recoge las reflexiones en diferentes ámbitos para proyectar una nueva forma de vida con objetivos que iban más allá del terreno propio del arquitecto y se estructura en cinco temas en torno a la ciudad: el hombre, la salud, la naturaleza, el tráfico y la tierra. En muchos puntos, la publicación continúa el hilo de las reflexiones publicadas por Le Corbusier en 1924 en su libro Urbanisme y más directamente de la Carta de Atenas, el manifiesto urbanístico redactado en el IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM) celebrado en 1933 .

Planos de la ordenación


Arquitectos participantes

Maqueta del conjunto

Otras imágenes

LineaBlanca.jpg

Obras

Edificaciones en altura

Torres

Longitudinales

Bloques de cuatro plantas

Viviendas unifamiliares

Otras edificaciones

Situación


Cargando el mapa…
Coordenadas y enlace con otros sistemas:52°31′06″N 13°20′38″E / 52.518244, 13.343943
Cargando el mapa…


Referencias


LineaBlanca.jpg

Urban-plan.azul.1.jpg

Publicaciones relacionadas en Amazon
Urban-plan.rojo.jpg

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:

SiguenosInstagram.jpg
Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   » (Ana)   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Interbau&oldid=553125