Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Palacio del Canto del Pico (Torrelodones)

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

U.135x135.gris.jpg
Palacio del Canto del Pico (Torrelodones)

El Palacio del Canto del Pico se construye en 1920 y es declarado Monumento Histórico Artístico tan sólo diez años después.

Corona la montaña más alta de Torrelodones, municipio de la Comunidad de Madrid (España), a 1.011 metros de altitud, dentro de una finca de 100 hectáreas y 9.000 metros de perímetro, en pleno Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Puede divisarse desde más de quince kilómetros de distancia, si se toma la A6 desde Madrid hacia La Coruña.

Fue mandado construir por José María del Palacio y Abárzuza, conde de Las Almenas, y toma su nombre de una mole granítica cercana, de unos 15 metros de longitud, que tiene forma de pico de ave. La roca no sólo da nombre al Palacio, sino también a la montaña sobre la que se asienta.

La tradición afirma que el conde eligió su emplazamiento por recomendaciones médicas, pues se creía que el lugar poseía fuertes concentraciones de rayos ultravioleta, supuestamente beneficiosos para la salud.

Valores artísticos

Se trata de un edificio singular, sin un estilo concreto —aunque con ciertos aires modernistas—, construido como casa-museo, para conservar la colección de restos arqueológicos del conde, que quedaron así integrados en la estructura arquitectónica. Sus paredes, estancias, techos y suelos albergan restos de los siglos XII a siglo XVII|XVII, entre los que destacan columnas y capiteles góticos del Castillo de Curiel, puertas procedentes de las Salesas Reales de Madrid, techos de carpintería de Curiel de Duero, Toledo y Teruel y motivos ornamentales de la Colegiata de Logroño y la Seo de Urgel.[1]

Uno de los elementos más significativos del Palacio, el claustro gótico de la Casa del Abad, del Monasterio Cisterciense de Valldigna, (Simat de Valldigna, Valencia), ha sido trasladado a su lugar de origen, después de un largo proceso de reclamaciones por parte de la Generalitat Valenciana, iniciado en 1998 y culminado en 2006, cuando el Gobierno resuelve su traslado.[2]

El Palacio se encuentra en un lamentable estado de conservación.

Historia

Además de su riqueza artística y ecológica —dado su enclave dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares—, el Palacio posee un gran valor histórico. El estadista Antonio Maura, que residía en una mansión cercana —El Pendolero—, visitaba frecuentemente el Palacio y, en una de sus estancias, murió repentinamente (año 1925) bajando por unas escaleras. Una placa conmemorativa recuerda el fatídico momento: «Bajando por esta escalera, ascendió al cielo don Antonio Maura». En la Guerra Civil, el Canto del Pico fue sede del Mando Militar Republicano y sirvió de cuartel a Indalecio Prieto y al General Miaja, quienes dirigieron desde allí la Batalla de Brunete.

Finalizada la Guerra, el Palacio pasó a ser propiedad de Francisco Franco Bahamonde, quien lo utilizaba como refugio cuando los servicios de información del régimen alertaban sobre la posibilidad de algún atentado. También acudía a la finca como lugar de recreo, donde llegó a a crear una granja de ovejas, gallinas y abejas, que cuidaba en colaboración con el guarda. Tras la muerte de Franco, la propiedad pasó a sus herederos. Su nieta, María del Mar Martínez-Bordiú, y el periodista Jimmy Giménez Arnau fijaron allí su residencia a finales de los setenta, después de contraer matrimonio.

En las décadas de los ochenta y noventa, el Palacio queda en el abandono y son frecuentes los actos vandálicos y de rapiña, al tiempo que se baraja la posibilidad de convertirlo en un hotel de lujo, intención última de la empresa Stoyom Holding Limited, que se lo compra a Carmen Franco Polo por 320 millones de pesetas, en 1988.

En 1998, un incendio destruye sus cubiertas y buena parte de su riqueza artística se pierde fatalmente. En 2004, la Comunidad de Madrid resuelve revocar la declaración como monumento del Canto del Pico, rebajándolo a la categoría de Bien de Interés Cultural. En 2005, el Ayuntamiento de Torrelodones anuncia la firma de un acuerdo con la empresa propietaria, que permitirá a la larga que el Palacio forme parte del patrimonio municipal. La reposición de la cubierta y el sellado de puertas y ventanas a través de muros de ladrillo rojo, que impiden la entrada al edificio, son algunas de las medidas tomadas para evitar el deterioro del Palacio del Canto del Pico.

Referencias

Ojo.izq.negro.jpg
Referencias e información de imágenes pulsando en ellas.



Urban-plan.azul.1.jpg
Obras de interésColumnadorica 2.jpg

Editores y colaboradores de este artículo ¿?
Alberto Mengual, Ana

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/w/index.php?title=Palacio_del_Canto_del_Pico_(Torrelodones)&oldid=657242