Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Estadio Santiago Bernabéu

Saltar a: navegación, buscar

{{Estadio de fútbol|

nombre = Estadio Santiago Bernabéu|
imagen = UEFA 60px
200px|alt=200px]] pie =| localización = Madrid, </small>Bandera de España España

40°27′10″N 03°41′17″O / 40.45278, -3.68806|

arquitecto = Luis Alemany Soler
Manuel Muñoz Monasterio| costo = 288.000.000 €| inauguración = 14 de diciembre de 1947| demolición =| superficie = Césped| capacidad = 87.554| dimensiones = 106 x 66| dueño = Real Madrid Club de Fútbol| localía = Real Madrid Club de Fútbol| eventos = * Final Copa de Campeones de Europa 1956-57

}}

El Estadio Santiago Bernabéu es un recinto deportivo ubicado en el distrito de Chamartín‏‎, al norte de Madrid, España. Fue inaugurado el 14 de diciembre de 1947, siendo propiedad del Real Madrid Club de Fútbol.[1][2] En el 2007 el Estadio fue nombrado 5 estrellas, o estadio de elite, por la UEFA.[3]

Historia

El 22 de junio de 1944, el Banco Mercantil e Industrial concede un crédito a Santiago Bernabéu y Rafael Salgado para escriturar los terrenos colindantes al viejo Estadio Chamartín (obra del arquitecto José María Castell). El 5 de septiembre de 1944 se eligió en el Palacio del Círculo de Bellas Artes la maqueta de los arquitectos Manuel Muñoz Monasterio y Luis Alemany Soler como la estructura que dio forma al estadio. El 27 de octubre de 1944 se bendicen los terrenos y se pone la primera piedra.

El Estadio Santiago Bernabéu se inauguró el día 14 de diciembre de 1947 en un partido entre el Real Madrid Club de Fútbol y el Clube de Futebol Os Belenenses de Portugal, bajo el nombre de Nuevo Estadio Chamartín. El recinto poseía una capacidad de 75.145 espectadores, de los cuales 27.645 poseían asientos (7.125 cubiertos) y 47.500 de pie (2.000 cubiertos).

Años 1950

La primera gran remodelación se dio en 1954. El 19 de junio de ese año se inauguró la ampliación del lateral. De modo que el estadio podía acoger a 125.000 espectadores. Así, el coliseo madridista se convertía en el mejor campo de todos los participantes de la recién creada Copa de Europa y, por eso, los otros clubes agradecieron el gesto del Real Madrid de repartir las taquillas, ya que la afición blanca llenaba el campo con asiduidad.

El 4 de enero de 1955, tras la Asamblea General de Socios Compromisarios, se decidió que el estadio adoptara el actual nombre en honor al presidente del club y artífice del estadio: Santiago Bernabéu.

Ya en mayo de 1957 el Real Madrid inauguró la iluminación eléctrica en un partido ante el Recife brasileño. A esa instalación eléctrica se la consideró la mejor y más potente del mundo.

Años 1980

La siguiente gran transformación no se dará hasta comienzos de los años 80 con motivo del Campeonato Mundial de Fútbol que tendría lugar en España en 1982. Había que adecuarlo a los nuevos tiempos y para ello se contó con los arquitectos Luis y Rafael Alemany y Manuel Salinas. Los hermanos Alemany eran hijos de Luis Alemany Soler, quien llevara a cabo la construcción del recinto junto a Muñoz Monasterio. Las obras duraron 16 meses y tuvieron un coste de 704 millones de pesetas, de los que el Madrid pagó 530.

Fachada oeste del Estadio Santiago Bernabéu

Las mejoras abarcaron varios puntos. En primer lugar, la FIFA obligaba a tener la mitad del aforo de asientos, de los cuales dos tercios debían estar cubiertos. Por esta razón se instaló una marquesina que cubría el perímetro del primer y segundo anfiteatro excepto en la zona del lateral Este. De este modo, la capacidad del estadio se vio reducido de 120.000 a 90.800 espectadores de los cuales 24.550 estaban bajo el nuevo techado. También se remodeló la fachada, se instalaron nuevos marcadores electrónicos en los fondos norte y sur, y se reestructuraron las zonas de prensa, vestuarios, accesos y zonas anexas.

Años 1990

A mediados de los años 80, la UEFA implantó nuevas normas de seguridad debido al incremento de la violencia en los estadios europeos. Por ello, se obligó a crear accesos independientes a las diversas localidades y a instalar asientos para todos los espectadores. La necesidad de compensar la pérdida de localidades de a pie por localidades de asiento hizo que, a principios de la década de los 90, el Santiago Bernabéu sufriera una gran ampliación y remodelación. La junta directiva de Ramón Mendoza encargó el proyecto a la empresa Ginés y Navarro Construcciones, S.A.

Las obras empezaron el 7 de febrero de 1992 y concluyeron el 7 de mayo de 1994 con un coste final de más de 5.000 millones de pesetas, elevando sustancialmente la deuda del club, que además no tuvo ninguna ayuda institucional.

La obra consistió en la creación de un tercer anfiteatro en el lateral Oeste y en los fondos, acoplándolo a la construcción existente por medio de módulos elevados por imponentes gatos hidráulicos.

En total se crearon 20.200 nuevas localidades, todas ellas de asiento, con una inclinación del 87 %, garantizando así una perfecta visión y cercanía al terreno de juego. Además, para acceder al nuevo anillo, se erigieron cuatro torres en el exterior, dotada cada una de 2 escaleras centrales y una rampa helicoidal.

Vista exterior lateral del estadio.

Con la nueva estructura, la altura del estadio pasó de 22 a 45 metros de modo que durante el invierno, dos terceras partes del terreno de juego quedan en sombra y el césped se deteriora. Por esta razón, se instaló a 20 cm de profundidad, una red de tuberías de polipropileno con más de 30 km de recorrido por la que circula agua caliente, evitando así las heladas del césped.

También debido a la nueva altura de la grada fue necesario mejorar e incrementar la potencia de la iluminación y se instaló una protección retráctil sobre la cubierta de preferencia para que en caso de lluvia los espectadores se protejan. Tras la remodelación, el aforo del estadio fue de 110.000 espectadores.

Ya en el verano de 1998, y bajo la presidencia de Lorenzo Sanz, el Estadio Santiago Bernabéu adaptó todas sus localidades a asiento, situando su capacidad en 75.328 espectadores.

Años 2000

Aspecto del Bernabeu durante la presentación de los equipos en el Real Madrid - Atlético de la temporada 2006-07

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid, se puso en marcha el llamado Plan Director del Estadio Santiago Bernabéu, con un doble objetivo: mejorar la confortabilidad del estadio y la calidad de sus instalaciones, y maximizar los ingresos procedentes del estadio.

Para ello se invirtieron 127 millones de euros en cinco años (2001-2006) entre lo que destaca la ampliación y cubierta del lateral Este, la nueva fachada en Padre Damián, nuevos vestuarios, nuevos palcos y zonas VIP, nuevo palco de honor situado en el lateral Este, nueva zona de prensa también ubicada en el lateral Este, nuevo sistema de audio, nuevos videomarcadores, nueva Sala de Trofeos, nuevos bares, colocación de calefacción en las gradas, ascensores panorámicos, nuevos restaurantes, escaleras mecánicas en las torres de acceso y la puesta en marcha del edificio multiusos en la calle Padre Damián, que contará con la mayor macrotienda de fútbol y con oficinas para el club.

Tras la ampliación del lateral Este y la creación de nuevos palcos, la capacidad del Estadio Santiago Bernabéu es de 87.554 espectadores, todos ellos sentados.

Para rentabilizar aún más el estadio, se creó el Tour del Bernabéu, en el que cualquier aficionado puede disfrutar de todos los rincones del estadio.

Con el objetivo de mejorar las comodidades del espectador, el club estudia la creación de un gran parking y el cubrimiento total del estadio para que ni el viento ni la lluvia disminuyan el espectáculo futbolístico.

En los años 2002 y 2004, el estadio fue objetivo de sendos ataques terroristas por parte de la organización terrorista ETA

En 2007, el estadio Santiago Bernabéu alcanzó los 1000 partidos de liga disputados.

Además, la última revisión de la UEFA el 24 de octubre de 2007, con motivo del partido de Champions League contra el Olympiacos, sirvió como paso definitivo en los trámites que se estaban llevando a cabo para darle al Santiago Bernabeu la categoría de "Estadio de Élite" o Estadio cinco estrellas y así, el 14 de noviembre del 2007, un mes antes de la celebración del 60 aniversario de la inaguración del estadio, la UEFA comunicaba oficialmente al club la denominación de categoria: Estadio de élite 5 estrellas.

El día 28 de marzo de 2008 la UEFA ha designado al Estadio Santiago Bernabéu como sede de la Final de la Liga de Campeones de 2010.

Telegestión

Es el Bernabéu, que ha hecho de la modernidad su bandera. Muchos estadios del mundo presumen de tenerlo todo bajo control, pero pocos, muy pocos, lo hacen a toque de un click, desde un ordenador. En la UCI (Unidad de Control Integral) se ha instalado esta temporada el más avanzado sistema de telegestión, gracias al cual se realiza el control remoto de la iluminación, los ascensores, las escaleras mecánicas, la cubierta móvil, la distribución del agua, la calefacción, etc. Existe un control absoluto de todo lo que está sucediendo en el Bernabéu… Y ahora también en la Ciudad Real Madrid. La UCI se encuentra situada en el cuarto anfiteatro Lateral Este del Santiago Bernabéu. Hasta ahora, desde aquí se controlaba tanto el control de accesos como la megafonía del estadio. Pero a partir de esta temporada, Johnson & Controls, empresa puntera en este tipo de instalaciones, ha desarrollado un sistema de telegestión para visualizar datos y manipular de una forma remota los diferentes parámetros de la instalaciones. Así, se gobierna desde la calefacción por suelo radiante del césped, a la sala de calderas, que alimenta de agua caliente sanitaria al vestuario, o la cubierta móvil del Lateral Oeste, o la iluminación del terreno de juego... Ahora, desde un Pc, se gestiona todo y se visualizan datos como la temperatura exterior, la velocidad y dirección del viento, o cualquier alarma... En resumen:

ALUMBRADO DEL ESTADIO Vayamos por partes. Con la telegestión se controla el alumbrado del terreno de juego. Antes eran necesarios dos electricistas que tenían que ir hasta el centro de transformación, a “levantar automáticos”. Ahora todo se manipula desde el ordenador. El operador, o Data-Control, supervisa los diferentes encendidos/apagados y los consumos que está teniendo el partido. El proyecto de iluminación del estadio se diseñó para diferentes niveles de iluminación: Nivel de entrenamiento, nivel de competición, nivel de televisión UEFA, nivel de televisión de alta definición… En función a las necesidades del partido, hay diferentes cuadros eléctricos, que alimentan a diferentes grupos de focos. En un partido como el de Champions ante el Arsenal, el consumo se eleva hasta los 800 kilowatios (cuando se cambiaron los proyectores del Mundial 82 se redujo el consumo, que antes ascendía a los 1600 kilowatios). Gracias a la telegestión se regula la intensidad y el consumo. La iluminación del campo está repartida en dos centros de transformación, con una potencia de 400 Kw. Si algún día se fuera la luz en uno de ellos, el otro podría asumir el 50% del consumo.

CONTROL DEL AGUA Con dicho sistema también se controlan los grupos de presión del Estadio, que alimentan de agua fría sanitaria a todos los aseos, a las oficinas, a los vestuarios y a los palcos VIPS y al sistema de riego del campo. Este sistema ofrece multitud de información pormenorizada, incluso define las presiones del agua del Canal de Isabel II que entra en el estadio. Resulta curioso comprobar en el ordenador cómo aumenta el consumo y disminuye la presión de red en los momentos fuertes del partido, por ejemplo antes del comienzo del partido o en el descanso. En la pantalla principal se monitorizan los parámetros más importantes del partido. Nos dice la presión de agua que entra por la red principal, en el descanso baja de 6 kilos a 1,5, debido a la demanda que hay durante el partido. El club posee informes históricos de los partidos. Se puede conocer el consumo de agua en cada minuto. En el descanso del partido del Valencia, por ejemplo, se habían consumido 30.000 litros, mientras que en el Zaragoza (también de Liga) fueron 21.000 litros.

LA CUBIERTA MÓVIL Otra de las ventajas de este control centralizado de las instalaciones es que permite ordenar la apertura y cierre de la cubierta móvil del lateral oeste, en función a diversos parámetros, siendo los principales la velocidad y la dirección del viento. A partir de los 14 m/s., no se puede desplegar. Igual que sucede con la calefacción de las gradas, el programa detecta cuando no se puede encender el sistema. La intensidad del viento se mide con un aparato llamado anemómetro, mientras que una veleta mide la dirección. Ambos aparatos están instalados en la cubierta del estadio, en el punto más alto. Los vientos predominantes sobre el estadio son de NO a SE, y la consigna es que cuando la intensidad supere los 14 m/s, el sistema impida que se despliegue la cubierta. El avance conseguido con la telegestión es tremendo: antes de su instalación, una persona tenía que subirse a la cubierta, anemómetro en mano, y transmitía por el walkie los parámetros demandados. Se tarda unos cuatro minutos en

ALARMAS Con este sistema implantado por Johnson & Controls también se consigue detectar las alarmas de cualquier punto de las instalaciones, tanto en el Estadio Santiago Bernabéu como en la Ciudad Real Madrid. Cuando surge algún problema, el sistema detecta dónde ha ocurrido y cómo solucionarlo.

ESCALERAS MECÁNICAS Con la telegestión se regula el tráfico de las escaleras mecánicas, organizando el flujo de las personas. Desde aquí se activan las 32 escaleras mecánicas que hay distribuidas por las cuatro torres (nueve tramos en las Torres A y B, y otros siete tramos en la C y D). Con un clic, funciona todo. Las escaleras se encienden en sentido ascendente antes del partido, y se activan en sentido descendente a partir del minuto 15 de la segunda parte. Todo se visualiza a través de los monitores. Ante cualquier incidente se paran automáticamente. Si surge cualquier problema, dos técnicos están atentos de los avisos que se les dan desde la U.C.I. La telegestión también gobierna los ascensores panorámicos, y los ascensores de los torreones.

CLIMATIZACION DEL ESTADIO El día antes del partido, los técnicos de mantenimiento comprueban que todo esté preparado en los palcos del estadio. Emplean unas seis horas. Es una labor compleja, porque hay que ir revisando máquina por máquina, y son más de 200. La gama de colores en la pantalla indica la temperatura a la que está cada palco. Cada gráfico nos da información de la máquina, su temperatura de impulsión, temperatura de retorno, tanto por ciento de apertura de batería de calor o de frío, si el filtro está limpio, etc. La producción de frío-calor se encuentra en las cubiertas de las torres, desde la U.C.I. se visualiza la temperatura de impulsión del agua caliente, a qué temperatura retornamos, qué ocurre en la caldera, etc.

CONTROL DE INCIDENCIAS En el centro de control hay una persona pendiente exclusivamente de todas las incidencias que se producen en un partido, desde las provocadas por las aperturas de las puertas, a temas de seguridad de Cruz Roja, hasta una persona que tenga un problema con su abono, por tener tres ejemplos. Instalaciones, megafonía, control de accesos... La telegestión representa el control absoluto de todo lo que está ocurriendo.

SOBRE EL CESPED, CONTROL DEL RIEGO Y LA CALEFACCIÓN Desde el sistema de telegestión se gobierna también el riego del estadio. El Estadio cuenta con dos depósitos de 24 m3 que almacenan agua, y están situados cerca de la sala de calderas. También gestiona la calefacción del terreno de juego, que funciona cuando la temperatura exterior desciende de los 8 °C. No se busca calentar el césped, se pretende que no esté duro y evitar su congelación.

UNA OBRA PIONERA Ya hemos comentado que el programa está diseñado por Johnson Controls, una de las empresas más prestigiosas especializadas en Sistemas de control. Y emplea el más moderno software para el control automático o remoto de todas las instalaciones del club. La telegestión de instalaciones es algo pionero, desde el punto de vista de un Club de Fútbol, no así en otros sectores donde lleva tiempo implantándose, sin embargo, en el mundo del fútbol es inusual. Existe en algún otro estadio en España y Europa, pero sólo se gestiona la iluminación y el control de instalaciones eléctricas. La telegestión del Estadio Santiago Bernabéu y de la Ciudad Real Madrid es mucho más compleja, porque aquí se añaden múltiples instalaciones, la cubierta móvil, ascensores, escaleras mecánicas, calefacción de gradas y palcos, etc., abastecimiento de agua, E.D.A.R. Esta obra representa una gran economía de esfuerzos para los operarios del Real Madrid. Al margen que se han reducido trabajos, ahora se tiene un control absoluto y se sabe lo que ocurre en todo momento, en el instante en el que se produce, dónde, la causa y la posible solución. Las posibilidades de este sistema son ilimitadas. Se comenzó a utilizar a principios de esta temporada, y ahora está al 85% de su capacidad. En un día de partido como el del Arsenal, en la UCI trabajarán unas 6 personas, dos del Departamento de Tecnología y Sistemas, una persona del Departamento de Operaciones otra del Departamento de Eventos, una persona de mantenimiento, y un responsable del Departamento Técnico de Infraestructuras. Todo son ventajas con este sistema. Es determinante a la hora de detectar alarmas o incidencias y de solucionarlas. Implica un ahorro de energía importante, porque se pueden controlar los gastos históricos y podemos optimizar los consumos de iluminación, de climatización, consumos de agua, etc. Son ventajas económicas y de ingeniería, pues aunque siempre necesitarás al técnico que necesariamente arregle la avería, se ahorrará tiempo para encontrarla. Se reducen los costes de mano de obra y energéticos. Además, la fiabilidad, la seguridad y detección de alarmas es máxima. Resumiendo, un gran avance... en el que el Real Madrid vuelve a ser pionero.

Ubicación

El Estadio Santiago Bernabéu se encuentra en el Paseo de la Castellana, en el distrito de Chamartín‏‎. Ocupa la manzana delimitada por el Paseo de la Castellana y las calles de Concha Espina, Padre Damián y Rafael Salgado .

Acceso

Bernabeu.jpg

Se puede acceder al Estadio Santiago Bernabéu por medio del Metro de Madrid, por la Línea 10 en la Estación de Santiago Bernabéu.

También se puede llegar mediante autobús en las líneas 14, 27, 40, 43, 120, 147 y 150.

Referencias

Ojo.izq.negro.jpg
Referencias e información de imágenes pulsando en ellas.
  1. Léase la página del estadio.
  2. http://elmundodeporte.elmundo.es/elmundodeporte/especiales/2002/02/centenario/1947.html Artículo de El Mundo recogiendo información de 1947, año en que fue construido el estadio.
  3. Léase este artículo sobre el nombramiento del estadio como cinco estrellas.
  • Coordenadas:40° 27′ 10.66″ N 3° 41′ 18.00″ O


Urban-plan.azul.1.jpg

Wikipedia-logo.jpg
Wikipedia, con licencia CC-by-sa

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:

SiguenosInstagram.jpg
Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   » (Ana)   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Estadio_Santiago_Bernabéu&oldid=603676