Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia utiliza cookies para garantizar sus funcionalidades. Si usa nuestro sitio, asumimos que las acepta. En caso contrario, por favor salga de este sitio.

Claustro del monasterio de Poblet

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar3.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir videos        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía y Enlaces         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Claustro del monasterio de Poblet
MonasterioPoblet.Claustro.jpg

El monasterio de Poblet se encuentra situado en el término municipal de Vimbodí, en la comarca catalana de la Conca de Barberá, en la provincia de Tarragona, España. Es una Institución cisterciense del siglo XII que comprende un recinto muy complejo y extenso. Su claustro está situado junto a la pared norte de la iglesia, construido en estilo románico del siglo XII con ampliaciones y remodelaciones de arquitectura cisterciense del siglo XIII. Su planta es rectangular y en su panda este se articula la estancia de la Sala Capitular de dimensiones excepcionales, cuya profundidad llega más allá de la anchura del crucero más el espacio de la primera capilla de la girola. Es tan profunda como la longitud de la sacristía vieja que está pared con pared con su panda sur.

Fases de construcción

La parte más antigua corresponde a la galería sur, comenzada en estilo románico del siglo XII, cuya Bóveda de Crucería se terminó ya en el XIII, casi un siglo después. Inicialmente constaba de seis tramos que fueron después ampliados a siete, lo que dio un resultado de claustro rectangular en lugar de cuadrado.[1] Durante todo este siglo XIII siguieron los trabajos del claustro, según testimonio de documentación escrita en testamento‏‎s y donaciones que se van otorgando a tales obras, siguiendo siempre la traza original románica de sus muros.[2]

Durante el reinado de Jaime I el claustro recibe un gran apoyo constructivo.[3] El alzado definitivo de las bóvedas de crucería se hizo a mediados del siglo XIII al mismo tiempo que la renovación de las dependencias de la panda este.

En 1302 tiene lugar la ampliación del espacio claustral al suprimirse el dormitorio de Conversos.[4] También en el siglo XIV, ya en pleno gótico, se edificó el lavabo o lavatorio frente al refectorio, con una ornamentación y una arquitectura diferente del resto, en el sistema de pilares y arcos. En general, la estructura de las galerías se asemeja a la catedral de Tarragona por el empleo de pilares cruciformes que llevan columnas adosadas en sus frentes y en sus esquinas y se asemeja también en los arcos apuntados que envuelven el arco abierto en cada tramo. Entre tramo y tramo -compuesto cada uno de dos arcos- se adosan unas columnas que nacen en el suelo y se elevan hasta la cornisa, actuando de separación de los mismos, a manera de orden gigante.

Vista del claustro

Motivos ornamentales

Aparte de la severa, y al mismo tiempo armoniosa arquitectura cisterciense que presenta el claustro, los motivos ornamentales pueden apreciarse en los capiteles de las columnas, motivos muy sencillos, geométricos y vegetales. La variada ornamentación hace uso de:

  • Palmetas sencillas, acanaladas en dos pisos.
  • Entrelazos y trenzados (que se ven en los capiteles de la sala capitular).
  • Hojas alanceadas que a veces van festoneadas.
  • Pseudo acanto de remate vuelto.
  • Los cimacios son de moldura de dos boceles.

En general abunda la tradición de Languedoc. La puerta del atrio del abad Copons se decora con unos capiteles románicos tardíos, diferentes por completo de los de la panda sur.

Dependencias

Plano de la clausura del monasterio de Poblet

Todas las necesidades de los monjes para su vida religiosa y comunitaria se ven cubiertas con las dependencias apropiadas para su vida diaria. Las estancias se van articulando en cada panda distribuyéndose según su costumbre tradicional.

Sala capitular

Está situada en la panda este (nº 6 en plano). Es un enorme rectángulo que alcanza una profundidad sin comparación con otras salas cistercienses de otros monasterios, abarcando la longitud de la sacristía vieja (nº 7 en plano). Corresponde a los siglos XII y XIII. Se entra desde la galería por una puerta románica cuyos capiteles (en muy buen estado de conservación), están labrados con motivos vegetales. La estancia consta de nueve espacios delimitados por cuatro columnas de fuste octogonal que rematan en capiteles de los que arrancan los nervios que forman la bóveda de crucería.

En el suelo pueden verse once grandes laudas de piedra que son los enterramientos abaciales antiguos. Llevan esculpida la heráldica de cada uno y algunos su nombre. Alrededor de la sala y pegados a los cuatro muros están los asientos en madera para los monjes, dispuestos en tres escalones; fueron restaurados en 1946.
Sala capitular
Al fondo se abren unos ventanales protegidos por arcos de medio punto con tres arquivoltas que descansan en sus respectivas columnas. Son muy amplios y proporcionan mucha luz a la sala. Al otro lado de la pared donde están estos vanos se encuentra el claustrillo del locutorio, de finales del siglo XIII, que fue reconstruido por Fernando I de Antequera.

En la panda norte se encuentran situados: la barbería o calefactorio (nº 13 en plano) de finales del siglo XII (que durante el proceso de restauración y al ser un espacio relativamente pequeño, se pudo amueblar completamente); el refectorio (nº 12 en plano); la cocina (nº 11 en plano).

Refectorio

Refectorio con la fuente en el centro
El refectorio o comedor de monjes es una sala de planta rectangular con Bóveda de Cañón apuntada y arcos fajones, que se terminó de construir en el siglo XII. Conserva el púlpito situado en el muro de la derecha donde el monje de turno leía las escrituras sagradas mientras la comunidad comía. Además del lavabo-templete que está en el patio, justo enfrente, en esta pieza hay una fuente octogonal de piedra colocada en medio de la habitación.

Fue restaurado en 1946 y a partir de entonces sigue cumpliendo sus funciones como comedor de monjes. A su lado se encuentra el calefactorio, lugar donde los monjes entraban a calentarse un poco y que servía también como barbería (nº 13 en plano). Al otro lado está la cocina del siglo XIII, ampliada por detrás con dependencias más modernas.

Templete del lavabo

Lavabo

En el patio y frente al refectorio se encuentra el lavabo en forma de templete, de principios del siglo XIII. Esta pieza era indispensable para la vida y costumbres de los monjes cistercienses por lo que se concedía una atención especial a su construcción. Antes de entrar al comedor era obligatorio pasar por el lavabo.

Cocina

Está totalmente reconstruida y amueblada, aunque los monjes actuales no la usan como tal. Es obra de sillería cubierta por bóveda de crucería. Se comunica con el refectorio por medio del tradicional torno.[5]

Atrio y lagares

Ambos están situados en la panda oeste. El atrio (nº 15 en plano) o vestíbulo fue una construcción del siglo XIV, del abad Copons. Los lagares (nº 10 en plano) corresponden a lo que fue antiguo dormitorio de legos edificado en el siglo XIII. Sobre esta pieza se encuentran algunas de las dependencias del palacio del rey Martín el Humano.

Dormitorio de los monjes

En el piso superior, en la panda este y según la disposición habitual cisterciense, se encuentra el dormitorio comunitario de los monjes. Se trata de una sala de 87 metros de longitud con una cubierta a dos aguas apoyada en 19 arcos diafragmas que se inician en mensulas en los muros. Esta solución es similar a la adoptada en el dormitorio del Monasterio de Santes Creus e inspiró durante el Siglo XIV|siglo XIV la construcción de notables bóvedas, como la del Salón del Tinell en el Palacio Real de Barcelona.

La sala dispone de luz natural mediante dos ventanas bajas por tramo y una ventana alta cada dos tramos.

La biblioteca

La biblioteca (nº 5 en plano) no se encuentra exactamente abierta a una de las pandas del claustro sino que se accede a ella a través del locutorio que está pegado a la sala capitular en la esquina nordeste. Esta estancia fue al principio un escritorio y se originó como biblioteca a partir de las donaciones particulares del rey Pedro III en tiempos del abad Pedro Virgili. Posteriores donaciones y adquisiciones hicieron de esta librería un lugar afamado en la Europa del momento. En el siglo XVII se la conocía con el nombre de Biblioteca de don Pedro Antonio de Aragón, en honor del duque de Segorbe y Cardona (muerto en 1690); este personaje hizo una donación de más de 4.000 volúmenes de los cuales muchos se perdieron con los avatares sufridos por el monasterio durante el siglo XIX, aunque después se recuperaron algunos volúmenes. Se distinguen estos ejemplares por su encuadernación de Cordobán rojo y el nombre y armas heráldicas que llevan grabados en oro. Los cantos son también dorados.[6]

Los fondos se han ido enriqueciendo con nuevas donaciones de bibliotecas públicas y entregas privadas de personalidades catalanas. Se custodia en la actualidad el archivo particular del político catalán Josep Tarradellas.

Notas

  1. Altisent, 1974 en Historia de Poblet
  2. La crónica de los Condes de Urgel dice que la panda sur (llamada de la lectura) fue costeada por Armengol VIII, muerto en 1208. Anteriormente en 1191 ya había hecho legados para Poblet y había elegido su sepultura en el monasterio.
  3. Jaime I fue un gran entusiasta de Poblet donde acudía a menudo para orar y pedir consejo para sus empresas bélicas a sus monjes. Consta en documentos sus especiales dádivas para el claustro en particular (1225) y para el monasterio en general haciendo donaciones de tierras y rentas, además de bienes muebles (insignias, altares, reliquias, ornamentos litúrgicos, etc.).
  4. En la segunda mitad del siglo XIII tuvo lugar una gran renovación en los claustros cistercienses, ampliando sensiblemente el espacio a costa de la zona de conversos (legos que nunca llegarían a ser frailes), debido a que a lo largo de ese siglo, el número de conversos se fue haciendo menor.
  5. Armazón de madera que gira sobre un eje y que consta de una plataforma circular que se ajusta al hueco de la pared, donde se depositaba la comida. Se usaba y se sigue usando en todos los conventos de clausura.
  6. Imagen de una de las obras que se conservan, de la donación de Pedro Antonio

Bibliografía consultada

  • MARTÍNEZ DE AGUIRRE ALDAZ, Javier. Claustros románicos hispanos. Editorial Edilesa, 2003. ISBN 84-8012-422-9
  • ARADILLAS, Antonio e ÍÑIGO, José. Monasterios de España. PPC editores, S.A. ISBN 84-288-1381-7
  • DOMÉNECH Y MONTANER, Luis. Poblet. Patronato Nacional de Turismo. El arte en España. Editorial H de J. THOMAS, Barcelona.
  • Abadía de Poblet. Edición “Escudo de Oro”, 1997. ISBN 84-378-1913-X
    Urban-plan.azul.1.jpg
    LineaBlanca.jpg
Wikipedia-logo.jpg
Este artículo contiene información procedente de Wikipedia, publicada bajo la licencia Creative Commons CC-by-sa
  • Wikipedia

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Claustro_del_monasterio_de_Poblet&oldid=498399