Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos ¡Anímate y ponte tus gafas!

Torcuato Benjumeda

Saltar a: navegación, buscar
Altar de la Iglesia Mayor Prioral, en El Puerto de Santa María
Torcuato José Benjumeda (El Puerto de Santa María, 4 de enero de 1757 - Cádiz, 15 de abril de 1836), arquitecto, académico y militar.

Datos biográficos

Torcuato José Benjumeda nació en El Puerto de Santa María, el 4 de enero de 1757. Sus padres eran Miguel José Benjumeda y María Laguada. Fue bautizado el 9 de enero en la iglesia Prioral de aquella ciudad, siendo apadrinado por Torcuato Cayón de la Vega. Inició sus estudios en 1767 en la escuela que su padrino tenía en su propia casa. Junto a él se formará también Miguel de Olivares.

Se casó Benjumeda con doña Cándida Martínez de Pinillos, hija de don Manuel y de doña Teodomira Delgado. Era natural de Cádiz, de la que tuvo cinco hijos: María, Josefa, Francisco de Paula, Micaela y Manuel. Vivieron en el número 189 de la plazuela de la Cruz Verde.

En 1781, cuando contaba 24 años de edad, estuvo sustituyendo a Cayón en las tareas de Maestro Mayor de obras de la ciudad, a causa de las ausencias y enfermedades de éste, misión que estuvo desempeñando por espacio de dos años. El 11 de enero de 1783 muere Torcuato Cayón. A Benjumeda corresponderá continuar la labor emprendida por su maestro en algunos edificios religiosos, al verse privado de los cargos más importantes de la ciudad.

Cádiz. Fachada del Ayuntamiento. Torcuato Benjumeda, 1799.

En 1789 fue nombrado Teniente de Arquitectura de la Academia de Nobles Artes de Cádiz. Tres años después, al ausentarse Albisu para reconocer los pantanos de Lorca, fue designado su sustituto como Maestro Mayor de la ciudad. Será en 1793 cuando Benjumeda alcance su máxima aspiración: ser nombrado académico de mérito de la Real Academia de Bellas Artes de de San Fernando. El cargo de arquitecto primero de la ciudad lo obtuvo al ser jubilado Albisu, por acuerdo de 16 de diciembre de 1807, ratificado por el Real y Supremo Consejo el 7 de diciembre de 1809. En 1816 fue propuesto Presidente de la Academia de Cádiz, nombramiento que se hizo definitivo al año siguiente por fallecimiento de Albisu el 13 de abril. A partir de entonces se consignó a Benjumeda el sueldo íntegro de arquitecto mayor, que gozaba el anterior en su jubilación. Las oficinas del arquitecto y alarifes de la ciudad se hallaban en la Calle Murguía, 169.

Tomó parte activa en el sitio de Cádiz, siendo promovido a segundo subteniente del Batallón de Artilleros Voluntarios Distinguidos el 26 de septiembre de 1809, a teniente en 1821 y a capitán de la segunda compañía del Batallón de Artillería, el 23 de Diciembre de ese mismo año.

Un punto negro en la vida de Benjumeda tuvo lugar al caerse la Plaza de Toros de Cádiz en 1820. Al responsabilizarse al arquitecto mayor de la ciudad, estuvo suspenso de empleo y sueldo hasta su rehabilitación en 1824.

En 1833 solicitó permiso al Ayuntamiento para ausentarse por motivos de salud. Se hallaba convaleciente de un ataque nervioso. Quedó como sustituto su hijo Francisco de Paula, quien había sido nombrado ayudante el 30 de marzo de 1829.

Benjumeda falleció en Cádiz el 15 de abril de 1836, a los 79 años de edad. "Fue conducido su cadáver con cruz de segunda clase, hasta Puerta Tierra, y se le hizo funeral de dicha clase en esta parroquia (San Lorenzo)". Hizo testamento ante el escribano público D. José García de Meneses el 2 de abril de ese año. Al fallecer era acreedor de grandes sumas, debidas a no habérsele hecho efectivas la mayoría de sus obras, ni en el cargo de arquitecto mayor de la ciudad, ni de presidente de la Academia.

Torcuato Benjumeda fue el iniciador de una dinastía de arquitectos, aunque de poco relieve. Su hermano Juan Lorenzo fue profesor de Arquitectura y Alarife del público. Ocupó el cargo de Maestro mayor de obras de la ciudad en 1819, a la muerte de Liberato Delgado. Trabajó junto a Torcuato en calidad de aparejador en numerosas obras. Francisco de Paula, el primer hijo varón de Torcuato, fue nombrado Ayudante de Arquitecto Mayor, en 1829, cuando era estudiante de Arquitectura. Años después fue destinado a Sevilla como Jefe de Hacienda y estuvo en posesión de la orden de Carlos III.

Caracteres generales de su obra

Cárcel Real de Cádiz. Torcuato Benjumeda, 1794.

Las raíces arquitectónicas de Benjumeda responden a una línea italiana que había de alcanzar gran raigambre en nuestro país. Sus orígenes están en la corriente que podríamos denominar Peruzzi-Serlio-Viñolesca, con su entronque a través de la versión nacionalizada por Herrera. A esta corriente del renacimiento clasicista que en Andalucía tuvo gran tradición local, hay que añadir la influencia de Borromini, tan en boga entre nuestros arquitectos de la segunda mitad del siglo XVIII.

Los recuadros subrayando las ordenaciones, los grandes tarjetones, los frisos amensulados (sobre todo en el orden compuesto), son motivos de Serlio que recoge Herrera y que Benjumeda actualiza a fines del siglo XVIII y en el primer tercio del siglo XIX. También este arquitecto gaditano, como Herrera, utilizó la combinación de piedra y ladrillo, los basamentos almohadillados, las pilastras casi sin resalte, los recuadros y la superposición de arco y dintel. Las fachadas de sus edificios (en los civiles, principalmente) suelen ser lineales y abstractas, procurando la euritmia, para que no se destaque ningún elemento. Otros elementos decorativos que Benjumeda generaliza son los arcos ciegos, moldurados, las pilastras jónicas con guirnaldas, y las ménsulas que hacen función de capiteles.

Obra

Las primeras obras que conocemos documentalmente de Benjumeda corresponden al año 1781. Fue durante los dos últimos años de la vida de Torcuato Cayón, en los que le suple en los diseños y planos de la Plazuela del Carbón (Plaza de España), subida a Santo Domingo (Cuestas de las Calesas), Plaza de San Roque, Puertas de Tierra y Casa Nueva de Comedias.

Cuando en 1783 muere su maestro, prosiguió las obras de la Iglesia de San Juan Bautista de Chiclana de la Frontera y la de San José de Puerto Real‏‎; así como la Santa Cueva y la Institución de las Recogidas, y las iglesias de San Pablo, el Rosario y la de San José, todas ellas en Cádiz. Como dibujante figura también en un túmulo dedicado a Carlos III, grabado por José Rico.

1792 va a ser un año decisivo. Por ausencia de Albisu es nombrado arquitecto segundo de la ciudad, cargo que le va a servir para prestar servicios en otros pueblos de la comarca. El Ayuntamiento de Puerto Real‏‎ le encarga hacer el proyecto de Mercado. Es en este año cuando empieza su labor en la arquitectura civil de Cádiz. Diseña los planos urbanísticos de la zona del Pópulo y los de la Cárcel Real. A ellos seguirán los de la casa unida a la Iglesia del Rosario, Amargura, 19; casas en la Plaza de San Juan de Dios, etc.

En 1794 reconstruye la Alhóndiga; acaba la Iglesia de San José de Puerto Real‏‎ y se inaugura (sin concluir) la Cárcel Real. Dos años después realiza el retablo mayor de la Iglesia del Rosario. Del año 1799 es su conocida reforma para las Casas Consistoriales de Cádiz, actual Ayuntamiento, mediante la cual antepone a las antiguas casas barrocas ya existentes una muy importante fachada neoclásica acorde con la categoría del edificio y la mentalidad del momento; y diseña un edificio para panadería y Juzgado.

En diciembre de 1801 le aprueban los planos del Cementerio, en el que diseña una fastuosa capilla, que no se realizó. Al año siguiente interviene en la construcción del Ayuntamiento de San Fernando, acaba el Mercado de Puerto Real y diseña el Hospital de Unciones que se proyecta en el Juego del Balón.

De 1803 data un nuevo plano de la Plaza de San Juan de Dios, donde proyecta la nueva Pescadería. Más tarde se le aprobará el Mercado de la Plaza del Hospital Real. Planifica en 1807 el Barrio del Balón y diseña un edificio para Molino de pan en la Calle Herrón. Al año siguiente reedifica los muelles de Puerto Real‏‎.

A lo largo de 1815 realiza una obra de urbanización en el terreno que media entre las dos Catedrales y hace otro plano del Cementerio. Hay que destacar en el año siguiente los planos que ejecuta para el Ayuntamiento. En 1818 hace un nuevo plano para el Camposanto y realiza unas reformas en el Colegio de la Compañía de Jesús.

En 1820 un incidente va a eclipsar la figura de Benjumeda durante algún tiempo: el derrumbamiento de la Plaza de Toros de Cádiz. Hasta 1824 no se rehabilitó totalmente en su cargo. A pesar de ello, comenzó algunas obras como la urbanización de la Plaza de los Descalzos (Libertad), en 1821, y la de San Francisco, en 1822.

Bibliografía

  • Teodoro Falcón Márquez: Torcuato Benjumeda y la Arquitectura Neoclásica en Cádiz. Cádiz. 1974.
  • Juan Jiménez Mata / Julio Malo de Molina: Guía de Arquitectura de Cádiz. Editado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes, Dirección General de Arquitectura y Vivienda, y Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, Demarcación de Cádiz. Año 1995.
    Azuldeg.jpg
    LineaBlanca.jpg
Wikipedia-logo.jpg
El contenido de este artículo incorpora información procedente de Cadizpedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons CC-by-sa
Urbipedia.9.png
Para ver las 3 obras de Torcuato Benjumeda en el archivo de Urbipedia, ir a: Categoría:Torcuato Benjumeda

Compartir, enviar e imprimir (ayuda) artículo:

Editores y colaboradores de este artículo ¿?


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
http://www.urbipedia.org/index.php?title=Torcuato_Benjumeda&oldid=481130