Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Antequera

Saltar a: navegación, buscar
Antequera
  - situación: Antequera.svg
Datos característicos:
  - latitud {{{latitud}}}
  - longitud {{{longitud}}}
  - superficie 814 km2
  - altitud 575 m
  - Calados {{{Calados }}}
  - población 44 547 Hab.
  - Total amarres {{{Amarres}}}

  - Carta náutica {{{Cartanautica}}}
  - Radio {{{Radio}}}
  - Luces bocana {{{Lucesbocana}}}
  - Web oficial www.antequera.es


Antequera es un municipio de Andalucía, en la Provincia de Málaga, España. Su población es de 46.032 habitantes. Está situado en la comarca del mismo nombre, a 45 km de Málaga y a 160 de Sevilla.

Datos básicos

Es conocida como "el corazón de Andalucía", al encontrarse entre Málaga, Granada, Córdoba y Sevilla.

El Torcal (Antequera)

La Ciudad de Antequera está situada a 575 msnm, a 47 km al norte de la ciudad de Málaga, de la que la separa el arco calizo del Sistema Penibético conocido como Cordillera Antequerana, formado por varias Sierras entre las que se encuentra El Torcal. El río Guadalhorce riega la extensa y fértil vega que se extiende al norte de la misma.

Población

  • El municipio, con 817 km² es el más extenso de la provincia de Málaga, y uno de los mayores de España.
  • La población es de 46.032 habitantes (padrón INE enero 2006).
  • Es el noveno municipio de la Provincia de Málaga por población.
  • La densidad de población de esta localidad es de 54,73 hab./km²
  • El gentilicio más usado es antequerano/a
  • La zona más poblada de la localidad es el casco antiguo; el centro de la ciudad.
El Torcal

Clima típico

El clima en Antequera es muy variado. Según las medias anuales, la temperatura ronda en torno a los 15 °C, hay 2700 h de sol y 551 L/M² en las precipitaciones.

Anejos

Antequera tiene 12 pedanías y 1 ELA (Entidad Local Autónoma):

  • Bobadilla Estación y Pueblo
  • Cañadas de Pareja
  • Cartaojal
  • Colonia de Santa Ana
  • La Higuera (Antequera)
  • La Joya
  • Las Lagunillas
  • Los Llanos de Antequera
  • Los Nogales
  • Puerto del Barco
  • Villanueva de Cauche
  • Villanueva de la Concepción (Entidad Local Autónoma)

Esta última entidad se encuentra pendiente de que la Junta de Andalucía se pronuncie sobre la segregación del municipio matriz (Antequera), habiendo obtenido el dictamen favorable de la Diputación Provincial de Málaga el 9 de mayo de 2007, de aprobarse se convertiría en el municipio número 101 de la provincia malagueña.

Vías principales

  • Infante Don Fernando: es la calle principal de Antequera, se llama así, en honor al Infante Don Fernando, que logró reconquistar ésta ciudad en 1410, y es conocida coloquialmente como "Calle Estepa". En esta calle se encuentra el Ayuntamiento.
  • Alameda de Andalucía: calle contigua a la Calle Infante Don Fernando muy transitada.
  • Avenida de La Legión: bocacalle a la Alameda de Andalucía. Comunica el centro con los barrios antiguos de la ciudad.
  • Plaza de Castilla: junto a la Puerta de Estepa. En ella se encuentra la estatua de los enamorados, hecha por el escultor Manuel Patricio Toro.
  • Calle Lucena: calle donde se sitúan muchas casas solariegas y va a la Calle Infante Don Fernando
  • Calle Comedias: calle peatonal, muy transitada por sus comercios
  • Calle Calzada, Calle Carrera, Calle Cantareros, Calle Carreteros y Cuesta de Talavera, son otras de las principales arterias de la ciudad.
El Palacio de Nájera

Barrios

  • San Miguel
  • Parquesol
  • San Antonio
  • Las Albarizas
  • Los Remedios
  • San Juan
  • Plaza Alta
  • Los Alayos
  • El Carmen
  • Santa Catalina
   
  • San Isidro
  • Los Alminares
  • Zona centro´
  • García Prieto
  • Los Altos de Santa Catalina
  • Miraflores
  • Torre del Hacho
  • Nueva Antequera
  • Nueva Andalucía
  • Los Dólmenes
  • El Rosario
   
  • San José
  • El Parque
  • Fuente Mora
  • Veracruz
  • San Francisco
  • Girón
  • San Pedro
  • La Trinidad
  • Parque Verónica
  • Padre Ferrys
  • La Quinta
Plaza de Toros de Antequera
El Torcal

Recursos Naturales

  • Paraje Natural El Torcal de Antequera: cuenta con la calificación de Paraje Natural desde el 18 de julio de 1989, con lo cual se dota a la zona de una protección especial para sus importantes valores naturales: geomorfología, flora, fauna y paisaje.

El Torcal encierra en su reducida extensión (11,7 km² dentro del Paraje) una de las muestras más impresionantes de paisaje cárstico de toda Europa. Geomorfológicamente, comprende cuatro zonas bien diferenciadas: Sierra Pelada, Torcal Alto, Torcal Bajo, Tajos y Laderas.

  • Nacimiento del Río de la Villa: se encuentra a las faldas del Paraje Natural de El Torcal de Antequera y se extiende al borde de la carretera comarcal 331, a tan sólo seis kilómetros de la ciudad. Este es un lugar importante porque en él brota de forma natural el agua que abastece a Antequera. Además, en la actualidad se utiliza como zona recreativa municipal y cuenta con un camping y un lago artificial.
Calle Calzada
Un mollete de Antequera servido con aceite de oliva
Escultura de Pedro Espinosa hecha por el escultor José Manuel Patricio Toro

Museos

  • Palacio de Nájera: en él podemos contemplar varias salas que muestran la importancia cultural de la ciudad, además de conocer un edificio significativo de la arquitectura civil del Barroco. El espacio museístico se reparte entre las salas bajas, abiertas al patio columnado, la caja de escalera, las galerías superiores y varias salas de la planta superior.
  • Museo Conventual de "Las Descalzas": este museo se ubica en el Convento de las Carmelitas Descalzas (1632) y fue creado con la finalidad de acercar a los visitantes al Carmelo y de contribuir a la vida cultural de Antequera. En realidad, como explican las hermanas de esta congregación -fundada por Santa Teresa de Jesús-, la idea del museo la concibieron como una forma de evangelizar desde su clausura y de desprenderse de la riqueza artística de su monasterio.
  • Museo Taurino: el Museo Taurino está ubicado en la Plaza de Toros, una de las más bonitas de Andalucía, cuya existencia data del siglo XIX. Sin embargo, la tradición taurina de Antequera se remonta aún más en el tiempo (s. XVII) y ha prevalecido a lo largo de los años, alcanzando una de sus manifestaciones más notables en la colección que acoge este museo.
  • Museo del Aceite: recogiendo la tradición olivarera de la comarca de Antequera, donde el olivar es la principal actividad económica, el Grupo Hojiblanca -ubicado en nuestro municipio- decidió rendirle un homenaje a la cultura del aceite en estas tierras, a través de la creación del Museo del Aceite Hojiblanca.
  • Museo de la Beata Madre Carmen del Niño Jesús: dedicado a la antequerana beata Madre Carmen del Niño Jesús
  • Museo de usos y costumbres de "San Benito": este museo se encuentra en el recinto del restaurante Caserío de San Benito, un edificio de nueva planta pero construido con materiales de los siglos XVI y XVII, procedentes en su mayoría de edificios nobles de la comarca de Antequera que han ido desapareciendo: palacios, casas señoriales, iglesias y monasterios.
Fuente en la Plaza del Coso Viejo

Lugares de interés turístico

Véase también Patrimonio Histórico Andaluz en la Comarca de Antequera

Puerta de Estepa
Ayuntamiento de Antequera
Arco de los Gigantes
Real Colegiata de Santa María
Alcazaba de Antequera
Vista de la ciudad de Antequera desde la carretera A-92

Edificios Religiosos

Capilla Tribuna Cruz Blanca: fue dedicada a la Virgen del Socorro y se utilizó como vehículo permanente de difusión devocional y como punto de parada ritual en la procesión del Viernes Santo. Se ubica este monumento en el frente del bivio formado por las calles Santa Clara y Lucena, en la cota máxima del conjunto urbano de la Cruz Blanca. Sobre su cronología, sólo sabemos que en el año 1774 estaba en construcción, siendo muy probablemente obra del alarife Martín de Bogas.

Capilla Tribuna Virgen del Socorro: la Plaza del Portichuelo es, sin ninguna duda, uno de los conjuntos más interesantes del urbanismo castizo andaluz, destacando como elemento de máxima singularidad la Capilla-Tribuna de la Virgen del Socorro construida en 1715.

Real Colegiata de Santa María La Mayor : la importancia de este edificio estriba en ser el primero que se concibió dentro del estilo renacimiento en Andalucía. Es realmente una obra excepcional por sus proporciones y calidad de su diseño. En ella coexisten dos diversos criterios de estilo; por una parte encontramos elementos que nos recuerdan al gótico tardío y por otra sus trazas y diversos elementos decorativos corresponden ya al nuevo estilo que surgía en Italia. La construcción la podemos fechar en los años 1514 – 1550. Se fundó por iniciativa del obispo de Málaga don Diego Ramírez de Villaescusa

Convento de Belén: este convento perteneció a los Carmelitas Descalzos hasta el siglo XIX, en el que pasó a ser ocupado por las Religiosas Clarisas, quienes todavía residen en él como monjas de clausura y se dedican a algunas labores artesanales, entre ellas la elaboración de mantecados y dulces en general.

Convento de la Victoria: el templo actual se realizó entre los años 1712 y 1718. La iglesia es interesantísima en su disposición de planta y alzado. Su fachada está realizada en piedra de sillería y se organiza en tres ejes divididos por un orden gigante de pilastras compuestas y coronado de un entablamento de fuerte claroscuro. Sobre el ático se sobrepone a mediados del siglo XVIII una espadaña de ladrillo. La nota más característica de esta fachada es su volado balcón central y los laterales que le dan un aspecto de edificio civil.

Convento de Madre Dios de Monteagudo: pocos monumentos antequeranos han despertado tanto interés entre los estudiosos del arte como esta iglesia conventual de Agustinas de la Madre de Dios de Monteagudo. Fue levantada entre los años 1747 y 1761, según proyecto del alarife Cristóbal García. Las Agustinas fundan convento en el año 1520. Ya en el año 1547 comenzó a levantarse el antiguo edificio, que a consecuencia de un incendio tuvo que ser sustituido por el actual.

Convento de la Encarnación: el interior repite el modelo de iglesia morisca granadina de una sola nave de cajón y capilla mayor en alto sobre gradas, cubriéndose ambos espacios con artesonados mudéjares. La armadura de la capilla mayor es de planta octogonal, y descansa sobre trompas aveneradas de yeserías. Muestra estrellas y crucetas en los faldones y limas mohamares en los ángulos. Del centro pende una graciosa piña en la que los mocárabes han sido sustituidos por ovas y perlas.

Convento de Ntra. Sra. de los Remedios: la primera fundación en Antequera de los Franciscanos Terceros fue en el año 1519, en un lugar conocido como las Suertes. Allí empezó a ser muy venerada la pequeña imagen de la Virgen de los Remedios que fue nombrada Patrona de la ciudad en 1546. A consecuencia de lo alejado del emplazamiento del monasterio y al aumento del culto hacia la escultura, los frailes se animaron a trasladarse a Antequera en al año 1607.

Convento de San Agustín: San Agustín se construyó en su estructura general entre los años 1550 y 1566, dirigiendo las obras el arquitecto Diego de Vergara.

Convento de San José: fundan las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa casa y convento en Antequera en el año 1632, aunque la actual iglesia se levantó entre los años 1707 y 1734. Del conjunto del exterior destacan la portadita de regla del tiempo de la fundación y por supuesto la maravillosa fachada barroca de la iglesia, atribuida a Tomás de Melgarejo

Convento de Santa Catalina de Siena: el convento pertenece a la orden de las religiosas Dominicas. La primitiva iglesia fue sustituida por la actual, que es obra del alarife Andrés Burgueño. Tiene planta de típica iglesia conventual, tan repetida en España y América; presentando una sola nave, capilla mayor y coro bajo a los pies.

Convento de Santa Eufemia: se fundó este monasterio de Religiosas Mínimas, consagrado a Santa Eufemia, compatrona de la ciudad, en el año 1601. La actual iglesia se levantó entre los años 1739 y 1763, trazada y comenzada por el maestro Cristóbal García.

Convento de Santo Domingo: la instalación de los Dominicos en Antequera data del año 1586, aunque de manera provisional se asentaron en la antigua casa de la Cofradía de Niños Expósitos de Nuestra Señora de la Concepción. Ya en el primer cuarto del siglo XVII comienzan las obras de la actual iglesia. De aquella época conservamos la portada principal, la armadura mudéjar de la nave central y el artesonado del soto-coro.

Convento de la Trinidad: la orden de Trinitarios Descalzos fundó convento en Antequera el dos de agosto de 1637. El actual templo fue levantado entre los años 1672 y 1683, debiéndose las trazas al fraile arquitecto de la misma orden, fray Pedro del Espíritu Santo. El modelo de iglesia que se sigue es el que deriva de la Encarnación de Madrid, obra de Juan Gómez de Mora.

Ermita de la Veracruz: este templo, que corona una de las partes más altas de la ciudad, desde donde se puede divisar toda ella y la Vega antequerana, se levantó en un estilo renacentista mezclado con elementos manieristas y pequeños detalles barrocos de yeserías en algunas capillas.

Iglesia de Los Capuchinos: la consagración del templo se hizo en el año 1658. El interior del mismo, como era habitual en los de esta orden, es de una extremada sencillez arquitectónica. Tiene planta de cruz latina, cubriéndose la nave, brazos del crucero y cabecera plana con bóvedas de medio cañón con lunetos y arcos fajones; la bóveda de media naranja del crucero descansa sobre pechinas decoradas de escudos guarnecidos de yeserías manieristas.

Iglesia de Ntra. Sra. de Loreto: la iglesia dedicada a Nuestra Señora de Loreto comenzó a ser construida en 1693, por orden de los Jesuitas, a quienes pertenecía también el colegio que se alza junto a la misma. El edificio en su conjunto es conocido popularmente por el nombre de "Las Recoletas", debido a las Agustinas Recoletas, que se albergaron en él después de su abandono por los Jesuitas. En la actualidad, tanto la iglesia como el colegio pertenecen a las religiosas Filipenses de Nuestra Señora de Los Dolores

Iglesia de San Juan de Dios: la fachada de San Juan de Dios se compone de un rectángulo flanqueado de dos grandes pilastras toscanas y entablamento, sobre el que se sitúa la espadaña. Todo ello se realizó en piedra arenisca procedente de las ruinas de la ciudad romana de Singilia Barba, en las inmediaciones de lo que hoy es Antequera, con excepción de la portada que es de caliza roja del paraje natural de El Torcal.

Iglesia de Santa María de Jesús: esta iglesia, cuyas obras comenzaron en 1527 y se prolongaron hasta 1615, perteneció en su fundación a un convento de los Terceros Franciscanos y, desde entonces hasta la fecha presente, ha sido objeto de numerosas reformas.

Iglesia del Carmen: casi colgada en un escarpe, como vigilando desde su altura el río de la Villa, se yergue el magnífico templo exconventual de los Carmelitas Calzados, que hoy sirve de sede a la antigua parroquia de Santa María la Mayor. Las obras de este templo y del desaparecido convento parece ser que comenzaron en los años finales del siglo XVI

Iglesia de San Juan: esta iglesia de San Juan que fue terminada en el año 1584 y debe ser del mismo arquitecto que trazó el Templete del Papabellotas. En su aspecto exterior sólo merecen destacarse la portada de los pies y las de las naves laterales. Sin embargo la elevación del terreno incide de forma negativa en el aspecto exterior del monumento, ya que las portadas quedan semienterradas.

Iglesia de San Miguel: la obra actual la debemos al maestro alarife Nicolás Mejías, realizándola entre los años 1784 y 1785. En 1954, se llevaron a cabo un importante número de obras, así que de la obra de Mejías sólo se conserva la capilla mayor, el camarín de ésta y la espadaña. El resto del templo se hizo prácticamente nuevo, siguiendo los diseños similares al antiguo, si bien se aumentó la altura de la nave central. Además se incorporó la portada de caliza roja procedente de la antigua iglesia de las Huérfanas.

Iglesia de San Pedro: la primitiva iglesia de San Pedro se construyó en el año 1522. Pronto este templo quedó pequeño comenzando de nuevo las obras en el año 1574 aunque, dada la escasez de medios y lo ambicioso de la obra, se prolongó durante bastante tiempo. Nada sabemos de su proyectista inicial, aunque en los años 1627 y 1636 las obras fueron dirigidas por el arquitecto de la Catedral de Málaga, Pedro Díaz de Palacios.

Iglesia de San Sebastián: la Colegiata de San Sebastián es el resultado de numerosos añadidos y reformas a lo largo del tiempo. Comienza su construcción en el año 1548, dirigiendo las obras el arquitecto Diego de Vergara. El año 1692 fue importante para este templo ya que es el momento en el que se traslada la Insigne Colegial desde Santa María hasta esta iglesia de San Sebastián, con lo cual sufrirá una gran transformación y embellecimiento.

Iglesia de Santiago: la iglesia de Santiago se erige como simple ermita en el año 1519, y desde 1822 hace las funciones de parroquia. El templo que ha llegado a nosotros debe ser de mediados del siglo XVIII, pudiendo ser obra del alarife Cristóbal García.

Real Monasterio de San Zoilo: los Reyes Católicos, por Real Cédula dada en Granada el 18 de septiembre de 1500, concedían licencia a la ciudad para ceder terreno a los Franciscanos Observantes, para fundar monasterio y huerta.

Arquitectura civil

  • Caja de Ahorros de Antequera: de la realización del proyecto (1932) se encargó el arquitecto Daniel Rubio
  • Casa del Barón de Sabasona: perteneció este edificio, en la actualidad sede del Colegio Público Romero Robledo, a la familia de los Tejada, que tuvieron título de barones de Sabasona. Su construcción se remonta al primer tercio del siglo XVIII, siendo uno de los ejemplos más originales en el conjunto de las casas con “fachada-armazón”, tan característico de la ciudad.
  • Casa Bouderé: la Casa de los Bouderé fue construida por el arquitecto Daniel Rubio a principios de este siglo. Esta casa, de estilo electricista francés, muestra a la plaza de San Sebastián sus balcones, con bonitas rejas de fundición.
  • Casa del Conde de Colchado: la primitiva estructura de fachada sintoniza con el modelo de "fachada-armazón". E igualmente antiguos son los magníficos escudos barrocos, labrados en caliza blanca, que se sitúan a ambos lados del balcón principal.
  • Casa del Conde de Pinofiel: uno de los edificios mejor conservados, así como una de las poquísimas construcciones domésticas de las que conocemos su fecha y autor. Ambos datos rezan en una cartela de la fachada en la que se dice textualmente: "Juan de Navarrete me fecit. Año 1762".
  • Casa de los Colarte: este edificio fue construido a comienzos del siglo XVIII. El exterior, que se organiza según el modelo de "fachada-armazón", presenta cuatro ejes, quedando situada la portada en el extremo de la derecha. En su primer cuerpo, está labrado en caliza roja del Torcal.
  • Casa de los Pardo: se trata de uno de los más bellos edificios civiles de la ciudad y de un ejemplar de fundamental importancia dentro de la arquitectura doméstica del manierismo en Andalucía. En la actualidad sólo se conserva de la primitiva construcción la fachada.
  • Casa de los Serrailler: casi toda la primera mitad del siglo XX supone dentro de la arquitectura sevillana una constante búsqueda de la propia entidad perdida. Dentro de este movimiento (que se ha dado en llamar "Arquitectura del Regionalismo"), no cabe la menor duda de que la gran figura, que alcanza mayor renombre es la de Aníbal González.
  • Casa de los Ramírez: en su conjunto, se trata de una mansión señorial de tipo medio en la que destaca, de manera muy especial, su interesantísima portada. En ella, su primer cuerpo, labrado en caliza roja, responde a un extraño diseño, mostrando curiosas formas de abanico en la intersección de pilastras y arquitrabe.
  • Teatro Torcal: la construcción del Teatro Torcal (1933-34), interesante ejemplo de la arquitectura racionalista en Andalucía, es obra del arquitecto Antonio Sánchez Esteve. El edificio, en su conjunto, se inserta dentro de la estética del Art Déco.
  • El Pósito: el Pósito Municipal era el almacén de trigo con el que el ayuntamiento de la Ciudad intentaba asegurar el aprovisionamiento normal del grano a toda la población. El edificio podemos fecharlo hacia el siglo XVII, si bien a lo largo del tiempo sufrió numerosas transformaciones y añadidos. La pieza más antigua es la gran nave o buque principal del conjunto, que conforma el volumen mayor, ubicado en la esquina de la calle de Nájera y cuesta de Barbacanas. Se trata de una pieza muy compacta, sin apenas huecos, y coronada por una cubierta de teja árabe, dispuesta en fortísima pendiente.
  • Hospital de San Juan de Dios: del primitivo Hospital aún se conservan el patio principal, levantado en la segunda mitad del siglo XVIII y reformado posteriormente en su galería superior, así como la caja de la escalera. Ésta, que es el único ejemplo existente en Antequera del tipo "imperial", debió levantarse a finales del siglo XVIII, repitiendo en su bóveda, aunque a escala menor, la del convento de Los Remedios, hoy Palacio Municipal.
  • Palacio de los Marqueses de la Peña de los Enamorados: su construcción corresponde a la segunda mitad del siglo XVI, aunque debemos advertir que el aspecto general que ahora presenta dista bastante del que ofreciera en un principio. Ello es debido a las distintas reformas y añadidos que ha sufrido a lo largo de su existencia.
  • Palacio Consistorial: el hoy Ayuntamiento o Palacio Municipal fue hasta la Desamortización convento de Terceros Franciscanos, al cual pertenecía también la iglesia de los Remedios. Aunque la fachada se ha rehecho modernamente, aún se conservan en su interior importantes piezas del antiguo conjunto monástico, como el patio claustral y la suntuosa caja de la escalera principal.
  • Palacio de Nájera: se comenzó la construcción de este palacio en el primer tercio del siglo XVIII. Su fachada muestra dos partes claramente diferenciadas en el tiempo. La más antigua, que corresponde a las plantas baja y principal, es de comienzos del siglo XVIII, mientras que la torre-mirador y el cuerpo del ático se levantaron ya en la segunda mitad del siglo referido.
  • Palacio del Marqués de Villadarias: su monumental portada de tres cuerpos, en caliza roja del Torcal, es, sin duda, la obra de mayor empeño en su género de las que se levantaron en Antequera. Se tiene constancia documental de que las obras del palacio estaban ya iniciadas en el año 1711.
  • Palacio de la Marquesa de las Escalonias: su construcción debe fecharse a comienzos del siglo XVII. Se articulan en su fachada dos plantas y un amplio ático o sobrado, que se dividen verticalmente en cinco calles; dos ejes más, le fueron añadidos en época posterior. La portada es ejemplar interesantísimo dentro del manierismo civil en Andalucía.
  • Plaza de Toros: la Plaza de Toros de Antequera fue inaugurada el 20 de Agosto de 1848. Dado la precipitación de su ejecución, los tendidos altos se realizaron de madera, llegando en este estado hasta el año 1980, momento en el que el Ayuntamiento adquiere el coso taurino. En 1983 se decide proceder a una transformación total, tanto interior como exterior.

Zonas verdes

  • Paseo Real: se extiende desde la Puerta de Estepa hasta la urbanización Parquesol. Consta de dos partes; una llena de arena y plantas y otra con piedras y atracciones.
  • Parque de María Cristina: es el más extenso de la ciudad. Está situado en una zona conocida como el "Corazón de Jesús". Cuenta con una escultura monumental realizada por el escultor malagueño Paco Palma; también podemos encontrar una catarata artificial, un mapa de España esculpido y varias figuras de animales.
  • Parques de La Verónica: reciben este nombre porque están cerca de la Ermita del Cristo de la Verónica. Son tres parques que tienen un tamaño reducido.
  • Lago de "Los Patos": se encuentra cerca del Colegio Infante Don Fernando, Edificio Los Patos y en tiempos atrás había patos, aunque actualmente no los hay.
  • Jardines del Rey: reciben su nombre al ser sido inaugurados por el monarca Don Juan Carlos I cuando acudió a Antequera el año 1998. Están situados a los Pies de la Puerta de Granada.

Monumentos y esculturas

  • Escultura del Infante Don Fernando
Está situada en la Plaza del Coso Viejo. Está construida en honor al Infante Don Fernando, que reconquistó Antequera en la época árabe.
  • Fuente de los Cuatro Elementos
Está situada en la Plaza del Coso Viejo y representa a los Cuatro Elementos: agua, fuego, aire y tierra.
  • Fuente de San Sebastián
Está situada en la Plaza de San Sebastián y ha sido construida por Baltasar de Grodos en 1545 para la Plaza Alta, siendo después trasladada al Coso de San Francisco, y, finalmente, al lugar donde hoy podemos verla.
  • Escultura de Pedro Espinosa
Fue construida en honor al poeta antequerano. Fue construida por José Manuel Patricio Toro en 1998. Está situada en la Plaza de Santa María.
  • Fuente-escultura de los Enamorados
Fue construida por José Manuel Patricio Toro en 2004. Se construyó en homenaje a los dos enamorados que se tiraron desde la Peña.
  • Puerta de Málaga
Es del tipo de pasadizo en recodo. En su frente tiene un gran arco de herradura de ladrillo, con alfiz rehundido, creando el típico nicho de compartimentación espacial de la arquitectura nazarí. La organización interior de la torre fue muy trastocada cuando se convirtió en ermita.
  • Puerta de Estepa: la Puerta de Estepa es una construcción latericia en la que se utiliza como material de fábrica, además del ladrillo, la caliza roja del Torcal en los basamentos de los tres grandes pilares, y la caliza crema del mismo paraje en los emblemas heráldicos. El conjunto se completa en cuanto a elementos de significación, con la imagen en terracota de la Virgen del Rosario, de la hornacina central cara a la Alameda, imagen del escultor antequerano Eloy García, que ha sustituido a la que en su día realizara el imaginero Andrés de Carvajal.
  • Puerta de Granada
La construcción de este arco se llevó a cabo el año 1748, dirigiendo las obras el maestro alarife Martín de Bogas. El aspecto actual del arco no se corresponde plenamente con el que ofrecía en el momento de su inauguración, ya que ha sufrido varias modificaciones.

Arqueología

  • Alcazaba: dentro del conjunto amurallado de la medina islámica se distinguían dos recintos más o menos diferenciados: la Alcazaba, que ocupaba todo el coronamiento del cerro, y un segundo anillo que, bajando desde la Puerta de la Villa, continuaba hacia el Postigo del Agua y Puerta de Málaga, para volver a unir con la Torre Blanca. La torre más importante de todo el recinto es la del Homenaje.
  • Arco de los Gigantes: se levantó en el año 1585. Su traza se debió al arquitecto Francisco de Azurriola. Este edificio tiene un doble interés para la ciudad, en su aspecto monumental y de significación histórica. Es decir, a su valor como ejemplo de arquitectura tardo-renacentista, hay que añadir su importancia como muestra del interés de la ciudad por legitimar su renacentismo de entonces, a través de los vestigios romanos en su suelo. Por ello, una vez levantado el muro del Arco, el Cabildo Municipal decide colocar todas aquellas estatuas y lápidas latinas que habían aparecido en las ciudades romanas de alrededor.
  • Carnicería de los Moros: tradicionalmente, esta construcción ha sido conocida con el nombre de "Carnicería de los Moros". En realidad, lo que hoy podemos ver son los restos de unas Termas, que sin duda pertenecieron a una suntuosa villa romana, situada junto al curso del río de la Villa, y a unos dos kilómetros de distancia del antiguo "municipium".
  • Dolmen de Menga: se trata de una gran cámara ovalada, formando una galería cubierta con un pequeño estrechamiento en la entrada. La cámara está formada por siete grandes monolitos cuadrados en cada lado y una enorme piedra que forma la cabecera, cubriéndose con cinco gigantescas losas. Es el único de los tres dolmenes que tiene unas inscripciones de figuras antropomórficas, situadas en la primera losa de entrada a la izquierda. Al visitante le llamará la atención las dimensiones de la cobija, o losa de cubierta del fondo, de 6 m de longitud y 7 m de lado, con un peso aproximado de 180 t .
  • Dolmen de Viera: se trata de un sepulcro de galería cubierta, formada por un corredor de acceso y una cámara de sección cuadrada a la que se accede por medio de una puerta labrada en un monolito. El corredor se conserva completo en un espacio formado por ocho ortostatos a la derecha y siete a la izquierda, la cubierta estaba formada por siete losas, de las que sólo quedan cuatro. La cámara es una habitación formada por cinco grandes losas, cuatro que forman las paredes y una cobija a nivel con el corredor.
  • Dolmen del Romeral: es una edificación más reciente y que presenta algunas novedades. Se trata de un dolmen de tipo ´Tholos´ con corredor, en el que se pueden distinguir dos partes claramente diferenciadas. En primer lugar, un largo corredor de acceso; a continuación se encuentra la cámara sepulcral o ´Tholos´ resuelta mediante la construcción de una falsa bóveda por aproximación de hileras.
  • Termas romanas: las termas que se ubican a los pies de la Colegiata de Santa María la Mayor, en un gran desnivel del terreno, fueron descubiertas por casualidad en el verano de 1988. Se trata de un Complejo Termal de carácter público, con unas construcciones que se pueden fechar en torno a mediados del siglo I después de Cristo. Son unas edificaciones de gran robustez, realizadas a base de grandes sillares y piletas de cierta extensión recubiertas de mortero hidráulico o «Opus Signimum», en el exterior están revestidos de mármoles de cierta calidad.
  • Villa romana: la villa romana de la Estación (s. I al IV a. C.) se encuentra en el término municipal de Antequera, en el límite norte de su casco urbano, junto a la carretera N-331 y la estación de ferrocarril. El yacimiento ocupa la ladera media y baja de un cerro y los restos, que se están estudiando en la actualidad, se ubican entre la cota 480-464 msnm . Rodean al yacimiento, por el este, el camino de Quintana y, por el oeste, el denominado camino de los Sillares. Estas características le confieren al yacimiento una localización inmejorable, dominando la Vega Antequerana y controlando las principales rutas de comunicación del interior hacia la costa malagueña en la Antigüedad. A las buenas comunicaciones y a la capacidad productiva del entorno hay que añadir el cumplimiento de los requisitos indispensables de la habitabilidad -amoenitas- que los agrónomos latinos del momento creían necesarios para la ubicación de una villa: salubridad y agradabilidad del paraje, amplio dominio visual y belleza del paisaje, orientación adecuada y abundancia de agua. De esta manera resulta fácil comprender la elección de este enclave para la construcción de una villa de carácter semiurbano o una mansión nacida de la mano de un gran propietario - posiblemente un alto dignatario romano -, conjugando, no sólo el hecho de ser un gran centro residencial, sino también un núcleo de explotación agrícola y de control comercial.

Referencias

Urban-plan.jpg
Wikipedia-logo.jpg
Este artículo contiene información procedente de Wikipedia, publicada bajo la licencia Creative Commons CC-by-sa
  • Wikipedia
Urbipedia.8.png
Para ver las obras situadas en Antequera y que figuran en Urbipedia, pulsar aquí: Categoría:Antequera

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Antequera&oldid=476278