Sarcófago es un recipiente, elaborado en diversos materiales, destinado a contener a un cadáver.

El nombre sarcófago deriva del latín sarcophagus, siendo esta la transcripción de σαρκοφάγος, palabra compuesta Griega σαρκος - φαγος, significando: que devora carne.

La explicación del nombre surge con Eratóstenes y la recoge Plinio el Viejo. Comentan que el nombre se debía a que los griegos los construían con un tipo de piedra calcárea muy porosa procedente de las canteras de Assos, en la Tróade, que en poco tiempo consumía los cadáveres.

Son destacables los sarcófagos antropomorfos del Antiguo Egipto, elaborados en piedra, oro, plata o madera policromada. El más célebre es el de Tutanjamón (Tutankamón), Faraón de la Dinastía XVIII, descubierto por Howard Carter en el Valle de los Reyes, frente a Tebas.

Sarcófago egipcio. Periodo tardío

Los sarcófagos eran depositados en mastabas, pirámides, hipogeos, y otros tipos de sepulturas o edificaciones.

En Etruria, durante los siglos III y II a. C., se elaboraron sarcófagos de terracota.


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
Alberto Mengual

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/w/index.php?title=Sarcófago&oldid=695943