Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos ¡Anímate y ponte tus gafas!

Pirámide acodada

Saltar a: navegación, buscar

La pirámide acodada se construyó por orden del Faraón Seneferu en Dahshur, Egipto. Su forma particular es en realidad una tentativa abortada de pirámide de caras lisas, última fase de la evolución de las pirámides egipcias. Posee numerosas particularidades y se asemeja en muchos puntos a la pirámide creada por el hijo y sucesor de Seneferu, Jufu‏‎ (Keops). Tiene dos entradas, una de las cuales no está situada sobre la fachada septentrional, hecho único en el Imperio Antiguo, y conserva aún la mayor parte de su recubrimiento, lo que la convierte en la pirámide mejor conservada de todo Egipto, y lo que hizo que fuese conocida como Aquella que brilla al sol. El complejo funerario revela vestigios de un imponente templo cuya rica ornamentación lo distingue de los otros monumentos de la cuarta dinastía.

Pirámide acodada, Dahshur.

Complejo funerario

El conjunto funerario está constituido por la pirámide del faraón y una pirámide satélite de 26 m. de altura situada al sur, ambas rodeadas por un muro de piedra de dos metros de altura. Este recinto está conectado con un templo funerario por una calzada de cerca de 700 metros de longitud. Debido a su posición alejada de la entrada del valle, este templo funerario no parece ser el templo de recepción (o templo del valle). Por otra parte, hay vestigios de una segunda calzada que debía conectar este templo al verdadero templo del valle. Es una particularidad que no se encuentra en ningún otro complejo piramidal.

Plano y alzado del complejo funerario de Seneferu, al sur de Dahshur.

Pirámide

Diferentes planos alzados de la pirámide acodada.
  • Situación: 29°47′24″N 31°12′32″E / 29.79000, 31.20889
  • Altura: 105,07 m[1]
  • Longitud de los lados de la base: 188,60 m[1] ;
  • Perímetro: 754,4 m ;
  • Superficie: 35.570 m² ;
  • Volumen: 1.237.040 m³ ;
  • Ángulo de inclinación: parte baja, 54°34’ (pendiente 7/5); parte alta, 43°21’ (pendiente 17/18);[1][2]
  • Orientación: fachadas a los cuatro puntos cardinales, con un error aproximado de 9'12".[1]

La característica más evidente de la pirámide es su aspecto en doble pendiente, sin duda alguna el resultado de un cambio de planificación ocurrido durante la construcción. La segunda característica es la duplicación de su distribución interna: dos habitaciones funerarias accesibles por dos entradas, una situada sobre la cara septentrional a 11 metros del suelo y otra sobre la occidental, a 33 metros del suelo. La pirámide de Kefrén tiene también dos entradas, pero ambas están situadas sobre el lado septentrional del monumento.

Distribución desde la entrada norte

Vista de la cámara inferior de la pirámide acodada.

La entrada septentrional se sitúa a 11,80 metros del nivel del suelo.[1] Se trata de la única pirámide que conserva su entrada intacta en el paramento. Los egiptólogos notaron dos pares de agujeros enfrentados y colocados sobre las paredes este y oeste, que sin duda alguna debían acoger las fijaciones de una puerta pivotante que los arquitectos italianos Vito Maragioglio y Celeste Rinaldi suponen de madera.[3] La entrada se abre sobre un pasillo descendente de 78,60 metros, con una pendiente de 28°22' los primeros 12,60 metros, y luego de 26°20'.[4] Este corredor tiene la particularidad de estar cubierto con losas dispuestas ligeramente solapadas, de forma escalonada, lo que permite descargar el peso superior a la manera de una bóveda por aproximación de las hiladas.[5] El pasillo conduce a otro cuyo suelo se sitúa a 22,40 metros bajo el nivel del terreno;[6] tiene una altura de 12,60 m.[6] y posee también una bóveda. La habitación inferior está elevada 6,75 metros y muestra un perfecto conocimiento por parte de sus diseñadores en materia de distribución de las cargas.[6] El techo de esta habitación, con su punto más alto a 17,30 metros de altura, es una bóveda escalonada innovadora, puesto que se construye, no sobre dos caras como en la pirámide de Meidum, sino sobre las cuatro caras y con piedras calcáreas. Maragioglio y Rinaldi encontraron rastros de grietas rellenas con yeso que debieron abrirse, según ellos, durante la construcción de la cámara. Tuvieron en cuenta también la presencia de varios pares de agujeros enfrentados para permitir la colocación de vigas.[7]

La habitación inferior ofrece un acceso al sur por un pequeño pasillo tambien abovedado. Este conducto atraviesa un pozo (a veces llamado la chimenea) de 8,90 metros, que resulta ser la superposición de dos cavidades probablemente selladas inicialmente por dos rastras, como parece indicarlo un bloque calizo que descansa aún sobre la cavidad inferior. Se desconoce la función de este pozo, colocado en el eje central de la pirámide,[8] y su estructura es inusual. A tener en cuenta que el suelo del pasillo entre el pozo y la cámara se apoya en los escombros que llenan una profunda cavidad de ocho metros.[9]

John Shae Perring descubrió en la habitación inferior, a una altura de 12,60 metros,[3] una cuerda de papiro que indicaba la apertura de una galería cavada en el muro, que unía el pasillo superior con las dos gradas de la segunda distribución. Es extraño constatar que esta galería se cavó para evitar pasar por una parte de la pirámide. Su ejecución está muy cuidada, si se tiene en cuenta la dificultad de cavar a ciegas y de garantizar una conexión entre dos niveles diferentes.

Son aún visibles restos de escaleras construidas sobre las paredes del pasillo que preceden a la habitación inferior. Este hecho condujo a los arquitectos a suponer que los constructores habían acondicionado una inmensa escalera de acceso a la galería de conexión, escalera que a continuación habrían desmontado enteramente haciendo imposible el acceso al nivel superior.[10]

Distribución interna desde la entrada oeste

Vista de la cámara superior de la pirámide.

Hasta en 1951 la entrada occidental era inaccesible y estaba oculta bajo el recubrimiento de la pirámide. Se desplaza del eje de la pirámide y culmina a una altura de 33,22 metros.[3] El pasillo desciende 67,66 m.[3] con una pendiente de 30°09' en los primeros 21,81 metros y luego de 24°17'.[3] Este corredor está dotado en su parte más baja, con una cavidad en el suelo de 1,28 metros de profundidad.[11] Esta cavidad recuerda la de la Pirámide de Meidum y la Pirámide roja, que también tienen una cavidad cada una en la parte baja del corredor. El pasillo descendente estaba bloqueado en toda su longitud por grandes bloques de caliza pegados con yeso hasta su liberación durante las obras realizadas entre 1946 y 1951. El corredor superior de la pirámide acodada conecta con una sección horizontal de 20 metros entrecruzada por dos pasos en escalera. Se trata del primer sistema de cierre escalonados con nivel inclinado. Esta innovación se utilizará más veces durante el Imperio Medio.[12] Sólo la primera escalera ejerció su función. Fue enyesada interior y exteriormente, lo que permite concluir que los egipcios utilizaron la galería improvisada (así como la escalera occidental) para sellar la tumba. En el suelo, entre los dos pasos, hay un amplio pozo de cuatro metros de profundidad y cuya función es desconocida. Siempre en esta parte del pasillo, subsisten cinco pares de muescas colocadas de forma enfrentada sobre las paredes laterales. La galería de conexión entre los dos corredores desemboca aquí en la pared septentrional, exactamente al lado del pozo.[13]

La sección continua sobre la habitación superior, que posee como la inferior una bóveda escalonada sobre sus cuatro caras pero de peor factura.[13] El suelo de esta cripta fue elevado 4,20 metros por los restos de pequeños bloques de piedra. Una gran parte de estos cascotes se eliminó durante las excavaciones de 1946-47 y apareció una imponente estructura en madera de cedro.

Características de la estructura

Sistema de cierre por rastra.

Hay algunas inscripciones jeroglíficas que datan del Periodo tardío a poca distancia de la entrada septentrional del pasillo descendente inferior.[14]

A una quincena de metros de la parte baja del pasillo superior se descubrió una caja que contenía los restos momificados de un Buho y cinco murciélagos. El doctor Ahmed Batrawi los dató en la cuarta dinastía mientras que Ahmed Fakhry los retrasó hasta la Época ptolemaica.[15] Este corredor superior, accesible desde la entrada occidental, estaba bloqueado originalmente en toda su longitud. Los 18 últimos metros de piedra se retiraron, según Fakhry, en tiempos muy antiguos. Esta operación, cuyos autores se desconocen, solo pudo llevarse a cabo vaciando desde un paso cavado a través de la primera escalera.

Fakhry destacó un hecho sorprendente que induce a creer en la existencia de una tercera conexión al exterior de la pirámide y que falta por descubrir: el corredor superior (oeste) permaneció bloqueado hasta su liberación en 1946 por Hassan Mustapha. El corredor estaba obstruido en toda su longitud por grandes bloques de piedra caliza, usando un sistema de cierre por rastra, sellado en sus dos extremos. Sin embargo, numerosos exploradores desde Perring fueron testigos de un ruido que persistía algunos segundos en caso de fuertes vientos. El ruido se notaba especialmente en la sección horizontal entre los dos pasos escalonados. Perring notaba también una corriente de aire.[16]

La inusual disposición de las cámaras funerarias, las particularidades arquitectónicas y los artefactos descubiertos no dejan de sorprender. Se trata sin duda alguna de la infraestructura más compleja después de la de la pirámide de Keops y, tal como ocurre con ésta, aún no se ha propuesto ninguna explicación satisfactoria que explique las intenciones de los constructores.

Pirámide satélite

Plano del interior de la pirámide satélite.
La pirámide satelite.

Al sur de la pirámide acodada, a una distancia de 55 metros,[17] se encuentra una pirámide satélite destinada al culto del Ka del faraón.[17] Las dimensiones originales eran de 26 m de altura y 52,80 metros de longitud, y la inclinación de sus caras es de 44°30'.[18] La estructura es de albañilería relativamente gruesa, con piedras calizas instaladas en hileras horizontales y cubiertas de un paramento de caliza fina de Turah. El acceso a la cámara funeraria es por un pasillo descendente accesible desde el centro de la cara septentrional, a una altura de 1,10 metros sobre el suelo.[17] Este pasillo, inclinado 34°, debía tener en origen una longitud de 11,60 m.[17] Un corto paso horizontal sucede a este pasillo, luego otro corredor inclinado hacia arriba en un ángulo de 32°30'.[17]

Entrada a la pirámide satélite.

En el paso horizontal subsisten numerosos fragmentos de los bloques que impedían en el pasado el acceso al pasillo ascendente. Éste se amplía a continuación, y se convierte en una pequeña galería en la cual aún se almacenan hoy dos bloques de taponamiento.[19] En las paredes y el suelo hay pintadas numerosas líneas rojas.

El plano recuerda al de la Pirámide de Keops, el pasillo ascendente ocupa el lugar de la Gran Galería. Alfinal de ésta se encuentra la cámara funeraria (nombrada así aunque sea muy probable que nunca no haya contenido ningún sarcófago),[19] situada bajo el ápice de la pirámide y cubierta por una bóveda escalonada. Algunos cazadores de tesoros cavaron un pozo en el suelo de la cámara de unos cuatro metros de profundidad.[19]

Como la pirámide principal, la satélite poseía su propio altar con dos estelas situadas delante de la cara oriental.

Templos

Reconstrucción del Templo Alto según Gaston Maspero.
El Templo Alto en la actualidad.

El Templo Alto, situado junto a la fachada oriental de la pirámide principal, solo es un lugar para depositar ofrendas, ante el cual se encuentran aún dos grandes estelas rotas que, cuando fueron colocadas, medían nueve metros de altura. La estructura de esta construcción apenas difiere de la de la pirámide de Meidum, aunque su concepción haya sufrido varios modificaciones.[20] Los elementos principales son aquí los tres altares. El templo fue restaurado y utilizado durante la Dinastía XII, y más tarde durante el Periodo tardío.

El Templo Funerario, excavado por Ahmed Fakhry entre 1951 y 1952, era accesible gracias a una larga calzada. Sus dimensiones son de 46 por 25 metros. Fakhry pudo dibujar los planos y reconstruir numerosos bajorrelieves a partir de los 1.400 fragmentos encontrados en el lugar. El edificio tiene tres partes diferenciadas: una antecámara, un patio con pilares y seis capillas. Su gran originalidad la forman las esculturas que adornaban la mayor parte de sus paredes, de acuerdo al estilo arquitectónico del Imperio Antiguo. El egiptólogo alemán Herbert Ricke lanzó la hipótesis de que este templo se destinaba a los ritos mortuorios de Seneferu como rey del Bajo Egipto y que se destinaba otro edificio (hipotético) a los ritos mortuorios como rey del Alto Egipto.

En efecto, el Templo Funerario de la pirámide acodada, contrariamente a todos los ejemplos conocidos, no se sitúa en la entrada del valle.[21] Como el Templo Alto, éste se rehabilitó durante la dinastía XII y durante el Periodo tardío.

La construcción: los dos cambios de planos

Los tres proyectos de la pirámida acodada.

Vito Maragioglio y Celeste Rinaldi encontraron varios indicios en las dos galerías descendentes de la pirámide principal que ponen de manifiesto que había sufrido varias modificaciones en el curso de su construcción.[22]

Por ejemplo, las juntas de dilatación sugieren que las entradas debían situarse originalmente a 12,6 metros de la actual entrada septentrional y a 11,60 metros de la entrada oeste.[22] La pirámide inicial debía tener una base de 157 metros y una altura de 125 metros con una inclinación de las caras de 58° (equivalente a una pendiente de 8/5).[23] Cuando ya casi estaba acabada, se decidió aumentar las proporciones. Por eso aparecieron grietas en las galerías de acceso, alineadas con las juntas de dilatación en la primera y un poco más abajo en la segunda. Lo añadido se desplomó durante la construcción, seguramente debido a la falta de adherencia sobre el recubrimiento pre-existente. Esta falta de adherencia prueba que la primera pirámide debía tener un recubrimiento liso que superaba el nivel de la entrada septentrional, pero por debajo del nivel de la del oeste. El segundo proyecto es aún visible hasta la altura de 49 metros, altura a partir de la cual el recubrimiento debió presentar señales de inestabilidad.[23]

La idea pues fue acabar el monumento a toda prisa disminuyendo las cargas que pesaban sobre la albañilería exterior, disminuyendo el ángulo de inclinación a 43°. Perring notó en 1839 que la mampostería de la parte superior de la pirámide tenía una calidad menor que la de la parte inferior. La pirámide mediría 128,50 metros de altura si el segundo proyecto se hubiera podido llevar a cabo.[23]

Particularidades del complejo funerario

  • Tiene aspecto de dobles pendiente de la pirámide;
  • Hay dos entradas que permiten acceder a las cámaras funerarias uno de los cuales no se sitúa sobre la cara septentrional sino sobre la occidental, lo que la hacen única en el Imperio Antiguo.
  • Es la primera pirámide que utiliza un sistema de cierre con rastras, sistema que se reanudará en las pirámides del Imperio Medio;
  • Utiliza con maestría las bóvedas escalonadas sobre cuatro caras;
  • Como las tres pirámides restantes atribuidas a Seneferu (Pirámide roja, Pirámide de Meidum y Pirámide de Seila), no contiene ningún sarcófago;
  • Es el primer conjunto funerario con templo funerario monumental.

Historia de la exploración del monumento

Es muy probable que el monumento fuese visitado desde muy antiguo,como da prueba el interés que prestaron los egipcios del Imperio Medio a la pirámide de Seneferu. El culto fue restaurado,[24] el soberano deificado y los nuevos faraones se inspiraron en las tumbas del Imperio Antiguo para construir sus propias pirámides. Así pues, el sistema de cierre con rastra a nivel inclinado inventado para Seneferu se encuentra en la pirámide de Hawara del faraón Amenemhat III. Durante los períodos de desorden, la pirámide probablemente fue violada tal como ocurrió con las otras sepulturas reales susceptibles de suministrar tesoros, pero se desconocen las posibles expoliaciones que haya sufrido en la antigüedad.

La pirámide acodada
Viaje a Egipto y Nubia, Frederic Louis Norden, (siglo XVIII).

En la Edad Media, el Libro de las perlas ocultas y del misterio precioso,[25] escrito en el siglo X, encendió las imaginaciones e hizo de Dahshur un lugar mítico lleno de tesoros ocultos. Esta obra fomentó la destrucción y el saqueo de los grandes monumentos de la región memfita.[26] Las dos pirámides de Dahshur fueron abiertas de nuevo en el siglo XVII por el viajero inglés Edward Melton,[27] y veinte años más tarde por LeBrun, que penetraron en la cámara inferior de la pirámide acodada.[28]

La primera exploración verdaderamente científica fue la que el egiptólogo británico John Shae Perring hizo el 29 de septiembre de 1839. Descubrió la segunda entrada situada sobre la cara occidental y levantó planos de la infraestructura,[29] que fueron las únicas referencias serias hasta 1946, fecha en la cual el egiptólogo egipcio Abdulsalam M. Hussein emprendió un estudio más detenido del complejo piramidal.[30] Este último vació totalmente las cámaras funerarias, descubrió la estructura de cedro de la habitación superior, las momias de murciélagos[31] y las pinturas que asignan la pirámide al faraón Seneferu. La desaparición del egiptólogo en 1949 causó la interrupción de las investigaciones, que fueron reanudadas y completadas por Ahmed Fakhry, el cual puso de relieve la riqueza decorativa del templo funerario.[32]

Orden cronológico de las pirámides de Seneferu

Las cuatro pirámides asignadas a Seneferu son: la Pirámide roja, la pirámide acodada, la pirámide de Meidum y finalmente la pirámide de Seila que era muy probablemente su mausoleo.

La construcción de la pirámide de Meidum se divide en tres fases que los egiptólogos nombran E1, E2 y E3; E1 que corresponde a la primera pirámide escalonada, E2 a la segunda pirámide escalonada obtenida al añadir un tramo adicional, y E3 la pirámide de caras lisas obtenidas por adición de un tercer tramo.[33]

Se admite que Seneferu hizo acabar la pirámide escalonada de su antecesor el faraón Huny (E1) y que a continuación hizo levantar su propia pirámide, la pirámide acodada. A raíz de los problemas estructurales de ésta, habría emprendido una nueva obra al norte de Dahshur en paralelo a la ampliación de la pirámide de Meidum. Distintas pintadas descubiertas en algunos bloques de las pirámides de Meidum y Dahshur mencionan los años 15º y 23º del reinado del faraón, lo que demuestra la simultaneidad del dos obras.[34]

Los fragmentos de huesos humanos descubiertos en la pirámide roja y en su Templo Alto acabado en ladrillos, parecen probar que esta pirámide sirvió de tumba. Sin embargo, la pirámide acodada se benefició de una atención especial durante el Imperio Medio ya que se reactivó en esta época el templo funerario. Del mismo modo, como señala el arquitecto Gilles Dormion, la arquitectura de esta pirámide parece haberse beneficiado de innovaciones tecnológicas, como los sistemas de cierre y las bóvedas escalonadas sobre cuatro caras, que no se encuentran en la pirámide roja. Es también posible que la pirámide acodada, a raíz de los problemas producidos en su estructura, haya servido de laboratorio para los arquitectos: en ese caso habría habido tres obras simultáneas durante el reinado de Seneferu.

Sea como sea, las pirámides de Seneferu, con un volumen total de 3.500.000 metros cúbicos (o sea cerca de 1.000.000 más que la pirámide de Keops) representan el proyecto más ambicioso de toda la Antigüedad.

Bibliografía

  • Richard William Howard Vyse, Operations carried on at the pyramids of Gizeh, 1840-1842;
  • Alexandre Varille, À propos des pyramides de Sneferu, 1947;
  • Ahmed Batrawi, The pyramid studies, anatomical reports, 1948;
  • Ahmed Fakhry, The bent pyramid, 1954;
  • Hassan Mustapha, The surveying of the bent pyramid at Dahshur, anales del servicio de antigüedades de Egipto, tomo LII, p. 595-601;
  • Jacques Vandier, Manuel d'archéologie égyptienne , Vol I, II, III;
  • Ahmed Fakhry, The Monuments of Sneferu at Dahshur, vol. I, 1959;
  • Vito Maragioglio y Celeste Rinaldi, L'Architettura delle Piramidi Menfite, Parte III, 1963-1977;
  • Jean-Philippe Lauer, Le Mystère des pyramides, 1988;
  • Sydney H. Aufrère, J.-Cl. Golvin, L'Égypte restituée, tomo III, Sites, temples et pyramides de Moyenne et de Basse Égypte, 1997;
  • Iorwerth Eiddon Stephen Edwards, Les Pyramides d'Égypte, 1999;
  • Gilles Dormion, La chambre de Chéops, 2004.

Notas

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste (1963), L'Architettura delle Piramidi Menfite, Tomo III, página 58, Tip. Artale.
  2. Hay dos mediciones con resultados diferentes: según Jean-Philippe Lauer, 54°27’44" y según Ahmed Fakhry, 54°34' así como 43°22’ en el siguiente tramo.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada página 66
  4. Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada página 69
  5. Esta innovación de los arquitectos de Seneferu fue utilizada en el techo de la Gran Galería de la Pirámide de Keops.
  6. 6,0 6,1 6,2 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada tabla 11
  7. Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada página 77
  8. Con un ligero desfase de un metro
  9. Fakhry, Ahmed (1959), The monuments of Sneferu at Dahshur, pág. 48.
  10. Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada p.p. 62-64
  11. Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada p.p. 68-70
  12. Como en las pirámides de Hawara, Mazghouna sur, Mazghouna norte, Jendyer, pirámide inacabada de Saqqara, o la de Hetepibra.
  13. 13,0 13,1 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada tabla 13
  14. Ahmed Fakhry, obra citada pág. 47. Fakhry lo traduce como: en lugar de su maestro, el jefe de los sacerdotes puros, el jefe de los artesanos de Ptah, Pa-jr-Ptah el honrado, hijos de Pen-Amon el honrado
  15. Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada página 106
  16. Ahmed Fakhry, obra citada pág. 73
  17. 17,0 17,1 17,2 17,3 17,4 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada p.p. 74-78
  18. Practicamente idéntica a la inclinación de las caras de la Pirámide roja.
  19. 19,0 19,1 19,2 Ahmed Fakhry, obra citada p.p. 90-96
  20. Ahmed Fakhry, The bent pyramid, 1954, p.p. 515-522
  21. Ahmed Fakhry, The bent pyramid p.p. 571-577
  22. 22,0 22,1 Maragioglio, Vito y Rinaldi, Celeste; obra citada, tabla 10
  23. 23,0 23,1 23,2 Gilles Dormion, La chambre de Khéops, p.p. 54-62
  24. Aufrère, S. H. y Golvin, J.-Cl.; L'Égypte restituée, tome III}, Sites, temples et pyramides de Moyenne et de Basse Égypte, 1997, pág. 153
  25. Ahmed Kamal, Le livre des perles enfouies et du mystère précieux, 1907
  26. Ahmed Fakhry, The Monuments of Sneferu at Dahshur, vol. I, 1959, pág. 3
  27. Melton, Edward; Zeldzaame en gedenkwaardige zee-en land-reizen door Egypten..., 1681
  28. Ahmed Fakhry, The monuments of Sneferu at Dahshur, vol.I}, 1959, pág. 4
  29. Richard William Howard Vyse, Operations carried on at the pyramids of Gizeh, 1840-1842
  30. Hassan Mustapha, The surveying of the bent pyramid at Dahshur, annales du service des antiquités de l'Égypte, p.595-601
  31. Ahmed Batrawi, The pyramid studies, anatomical reports, 1948
  32. Ahmed Fakhry, The monuments of Sneferu at Dahshur, Vol. I, II, y III, 1959
  33. Dormion, Gilles y Verd'hurt, Jean-Yves; The pyramid of Meidum, architectural study of the inner arrangement, 2000
  34. Iorwerth Eiddon Stephen Edwards, Les pyramides d'Égypte, 1992, p.p. 119-121
Urban-plan.azul.1.jpg
LineaBlanca.jpg
Wikipedia-logo.jpg
Este artículo contiene información procedente de Wikipedia, publicada bajo la licencia Creative Commons CC-by-sa
  • Wikipedia

Compartir, enviar e imprimir (ayuda) artículo:

Editores y colaboradores de este artículo ¿?


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.   » Lourdes

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
http://www.urbipedia.org/index.php?title=Pirámide_acodada&oldid=481068