Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Torres Blancas

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar4.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir videos        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía         Metadatos    
Obras imprescindiblesColumnadorica 4.jpg

U.135x135.gris.jpg
Torres Blancas

El edificio Torres Blancas se encuentra en Corazón de María 2/Avenida de América 37 de Madrid. El proyecto, de Francisco Javier Sáenz de Oiza, es de 1961, y las obras se prolongaron desde 1964 hasta 1969. Con este edificio, su primer proyecto internacionalmente conocido, Sáenz de Oiza, que vivió el resto de su vida en el edificio, ganó el premio de la Excelencia Europea en 1974.

Torres Blancas fue un experimento propiciado por un cliente, Juan Huarte (propietario de la constructora del mismo nombre, Huarte), que se significó en los años sesenta del siglo XX por su apoyo a la vanguardia española, construyendo algunos de los mejores edificios de España en los años sesenta y setenta.

Características

El edificio, de 71 metros de altura, es una estructura a base de cilindros rodeados en todo su perímetro por balcones con celosías de madera.

Tiene veintiuna plantas, destinadas a viviendas y oficinas, más dos plantas adicionales en lo alto del edificio. Una de las plantas intermedias está reservada para las instalaciones generales y en la azotea hay una serpenteante piscina.

A pesar de su nombre, se trata de una única torre, que tampoco es blanca, sino gris, de hormigón visto. El proyecto original consistía en dos torres de "blancas". El efecto blanco se conseguiría añadiendo polvo de mármol blanco al hormigón, esta idea no se acabó realizando por problemas de presupuesto, al igual que la otra torre proyectada. La estructura del edificio es de hormigón armado, careciendo de pilares. Son las paredes externas y la estructura vertical interna los elementos que garantizan las funciones de sustentación.

Oiza quiso hacer un edificio de viviendas singular, muy alto, que creciera orgánicamente, como un árbol o como un conjunto arbóreo, recorrido verticalmente por escaleras, ascensores e instalaciones, como si fueran venas o vasos leñosos que unían las viviendas con el suelo.

La distribución de las viviendas mostraban agrupaciones en racimos de dormitorios y baños o de cocina y de salones, con terrazas de formas curvas que no llegaban a tocarse, permitiendo que la luz se filtrase a través de ellas, matizadas por la vegetación.

El edificio de hormigón se expande en la parte alta como la copa de un árbol, abriéndose en varias plataformas circulares, de manera que toda la forma exterior responde al trabajo para establecer un nuevo diálogo entre arquitectura, jardín interior y paisaje.

Hay mucho de Le Corbusier en Sáenz de Oiza: la misma energía intelectual, y similar confianza, en un humanismo que busca mejorar la vida a través de una nueva arquitectura.

Oiza rescató de Le Corbusier la idea racionalista de construir viviendas con jardín en altura (los inmuebles-villa) y tomó de Frank Lloyd Wright las propuestas organicistas de su torre Price, realizando una personal interpretación de ambas tendencias, aparentemente opuestas, en una obra que dio la vuelta al mundo, consiguiendo un reconocimiento unánime entre las obras del organicismo.

Lo que hoy vemos es sólo una parte de la ambiciosa idea inicial de levantar dos torres revestidas de mármol blanco. El nombre de Torres Blancas -plural y claro- no coincide con el edificio -singular y oscuro- pero quizá corresponda mejor al esfuerzo que supuso su realización.

Las fachadas transmiten la idea del crecimiento arbóreo, con las terrazas curvas agrupadas como las hojas en la rama, en este caso los muros.

Su planta es aún más reveladora. Está llena de cilindros que parecen secciones de músculos recorridos por las venas. En cada planta se agrupan cuatro viviendas y combinan formas rectangulares y circulares en las habitaciones, de manera que los propietarios pueden contar millares de anécdotas sobre las dificultades para colocar muebles convencionales junto a paredes curvas.

Es en estas plantas en las que aparece el Oiza habilidoso que desarrolla una sintaxis barroca.

La resolución de la estructura se debe a Carlos Fernández Casado y a Javier Manterola, que hicieron un trabajo atípico, por el complicado cálculo de la grandes losas circulares en voladizo.


Planos

LineaBlanca.jpg

Otras imágenes

LineaBlanca.jpg
Cameravintage.1.jpg Ver más imágenes


Situación


Cargando el mapa…
Coordenadas y enlace con otros sistemas:40°26′23″N 3°40′19″O / 40.439817, -3.671893
Avenida de América, 37, Madrid - Coordenadas: 40°26′23″N 3°40′19″O / 40.439817, -3.671893
Avenida de América, 37, Madrid
Cargando el mapa…


Referencias

Ojo.izq.negro.jpg
Referencias e información de imágenes pulsando en ellas.
Wikipedia-logo.jpg
Wikipedia, con licencia CC-by-sa
Conrad von Soest, 'Brillenapostel' (1403).jpg
La historia de Torres Blancas en el diario español (El Mundo)

Urban-plan.azul.1.jpg




Urban-plan.azul.1.jpg

 Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:



SiguenosInstagram.jpg

Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   » (Ana)   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Torres_Blancas&oldid=674326