Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Fortín Solano

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar3.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Fortín Solano
Fortín Solano en Puerto Cabello

El Fortín Solano o Mirador de Solano se encuentra ubicado en el Parque Nacional San Esteban, en la ciudad de Puerto Cabello, en el Estado Carabobo de Venezuela. Es una fortaleza militar construida en el 1766 por orden expresa del Gobernador y Capitán general de Venezuela Don José Solano y Bote. Se construyó en la zona llamada Cresta del Vigía y su función era proteger la ciudad de posibles ataques navales, proteger su puerto y toda actividad mercantil. Durante la Independencia de Venezuela tuvo gran actividad militar.

El Parque Nacional San Esteban donde está ubicado el Fortín también protege valores históricos como: el Camino de los Españoles de Puerto Cabello a Valencia, y su puente ojival; el pueblo de San Esteban‏‎, la casa del Prócer General Bartolomé Salom; el Camino indígena de la Sal entre Patanemo y Guacara y un sitio con Petroglifos de Piedras Pintadas en Tronconero.

Historia

Antes de la construcción del fortín, el cerro de apenas 500 metros de altura era una base donde se había instalado una batería que sirvió para contrarrestar un ataque violento que accionó la flota inglesa en 1743. La visibilidad de los cuatro puntos cardinales era perfecta y por esto funcionaba como mirador. Desde ahí se vigilaban las aguas donde navegaban viajeros de todo tipo y que se acercaban a puerto. Su construcción fue decidida por Juan Gayango y Lascan. Se buscaba que la vigilancia desde el cerro fuera permanente y, además, de forma más eficiente.

Poco tiempo después, un Capitán de nombre Don José Solano y Bote, considerado por la población como ilustre y aclamado como un gobernante capaz, de gran personalidad y de recto proceder, decidió ordenar la construcción de un fortín con artillería y, de esta manera, fortalecer la defensa del puerto y la ciudad. Para este proyecto se utilizaron los conocimientos de varios ingenieros militares de su plena confianza.

El Fortín fue construido con mano de obra esclava y de presos traídos de La Guaira, como también reos del Castillo San Felipe también conocido como Castillo del Libertador. La costrucción es única en su tipo en Puerto Cabello; fue hecha de piedra de canteras que existían en la región como también de rocas de algunos cerros del alrededor.

El Fortín Solano no fue construido sólo pensando en la protección de las aguas visitadas por piratas, comerciantes y viajeros sino, que daría seguridad al cauce del río San Esteban y del Camino de Carabobo que por el Valle de San Esteban conducía a Valencia.

Ingenieros participantes en la construcción

  • Ingeniero Militar Juan Amador Courten, figura como constructor de fortificaciones de El Callao en Perú y colaboró también en las de Chile. El rey Felipe V lo translada a Castilla la Vieja en el 1735, para colaborar en la reconstrucción del Fuerte de la Concepción. En el 1737 lo envían al Real sitio de San Idelfonso de Segovia para trabajar en la construcción de palacio, asimismo en este tiempo levanta seis Mapas de la ciudades de Madrid, Noblejas y Chinchón. El día 22 de julio de 1739 por Real Orden fue comisionado para construir las acequias de riego en Colmenar de Oreja. En 1740 llega a formar parte del ejército de Mallorca como teniente coronel de Infantería e ingeniero jefe.
Vista panoramica de la ciudad de Puerto Cabello desde el Mirador del Fortín Solano
  • Juan Gayangos Láscari, a quien se le dio el título de ingeniero Militar Ordinario y es enviado a Venezuela para suplir a Courten.[1] Gayangos fue recomendado por Diego Bondik quien era Ingeniero Director en España. Por su parte Gayango Láscari había colaborado de manera ocasional en algunas fortificaciones en la ciudad de Cádiz, pero no era un ingeniero destacado, sin embargo en la ciudad colonial y en el desarrollo de Puerto Cabello deja plasmada su presencia en obras importantes.
  • Ingeniero Militar Miguel Roncali:.[2] quien era también conocido como el Conde de Roncali, sus estudios los realizó en la Academia de Guardias de Corps. Colaboró en los trabajos realizados en las obras del Canal del Campo de Castilla. En 1763 lo ascienden al cargo de Ingeniero en Segundo. En el 1792 se le encargaron varias obras, el edificio de la Real Aduana de Barcelona, una fuente pública y el horno de munición. Le envían a Venezuela en abril de 1765[3]
  • Ingeniero Miguel González Dávila: en 1773 es ascendido y presta servicio en todo lo concerniente a las defensas de Puerto Cabello.

En marzo de 1774 presenta informe sobre las fortificaciones de la ciudad.

Las baterías de la Vigía y Mirador de Solano, construida a barbeta.[4] en las eminencias del cerro, dominada la primera por el Mirador, carecen de fosos, no tienen rastrillos ni ninguna otra obra de protección. Por lo tanto, se considera de muy poca entidad así porque deben defenderse por sí solas, distante de la plaza tres mil varas, como también poderse subir a la cumbre casi sin ser vistos hasta estar dentro de la primera y así sólo pueden servir para dar señales, pues su tiempo de sitio no puede dejar de perderse con tropas, artillería y repuestos de pólvora.
  • Ingeniero Militar José Antonio Espelius: Su carrera se desarrolló en Cádiz y fue discípulo del Mariscal de campo Don Ignacio Sala, tenía como jefe a el Conde de Aranda. Participó en las obras de navegación del río Guadalquivir en Sevilla. Viajó a Venezuela en 1772 y fue uno de los principales analistas referente al teatro bélico del fortín. Inmediatamente redactó un informe que le envía al Capitán General en la ciudad de Caracas Don José Carlos Agüero definiendo lo valioso de la situación geográfica del puerto.

El Fortín abandonado

El fortín fue abandonado por los militares, esto ocurrió durante el gobierno de Wolfgang Larrazábal quien fue Presidente de la Junta de Gobierno de Venezuela en 1958.

Todos los sistemas de armamento de misiles y los radares fueron desactivados y retirados, se alego que el sitio era obsoleto para fines militares y que no justificaba el mantenimiento de las armas y radares allí instalados. Algún grupo de jóvenes intelectuales de Puerto Cabello realizaron una toma simbólica del Mirador Solano declamando el desprendimiento de aquella obra innecesaria ya. Los ideólogos y dirigentes de este grupo luego desaparecieron de toda escena pública.

Las casas que en un momento fueron vivienda de las tropas llegaron a las ruinas por la acción de vándalos que se reunían en el sitio olvidado por las autoridades. Los cañones se trasladaron a la Escuela Militar de Venezuela. Para ese entonces a las autoridades locales no les interesaba lo que pasaba y el fortín se desmantelo sin considerar que era un Patrimonio Histórico de Puerto Cabello.

Hoy el Fortín Solano es un sitio de interés turístico donde propios y extranjeros visitan el recuerdo de una historia llena de vivencias. El sitio cuenta con un restaurante, tiene visitas guiadas y se permite la entrada de 8:00am a 6:00pm todos los días.

Notas

  1. En el Palacio del Buen Retiro firma Felipe V una Orden Real, el 17 de diciembre de 1735 donde se ordena el traslado a Venezuela dandole el cargo de Ingeniero Militar Ordinario
  2. De todos los ingenieros, Roncali es reconocido por sus méritos y su formación profesional destacada, además era un hombre de grandes conocimientos políticos, pero sobre manera por haber creado un teatro bélico que se ajustaba a las condiciones geográficas de esta zona.
  3. Sustituye al ingeniero Juan Gayangos en todas las obras que tienen que ver con las fortificaciones de Puerto Cabello. Solano le encarga un plan defensivo del puerto, que era considerado por España de gran importancia.
  4. Llevaba este nombre las baterías que sólo tienen defensa para el montaje de las piezas, y que se podían elevar lo necesario para cubrir una parte de las cureñas, pero no a los llamados sirvientes. Estas Baterías tienen la ventaja de poder hacer puntería en todas direcciones.

Bibliografía

  • Miguel Elias Dao (1987), EL MIRADOR DE SOLANO, Atalaya de la Libertad, Puerto Cabello - Venezuela.
  • Luis Edgardo Díaz (1968), MAS ALLA DE LAS COLONIAS, Editorial La Resma - El Paraiso - Caracas - Venezuela.



Urban-plan.azul.1.jpg


Referencias

Wikipedia-logo.jpg
Wikipedia, con licencia CC-by-sa

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:

SiguenosInstagram.jpg
Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Fortín_Solano&oldid=576584