Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas. Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Casa Hopkins

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar4.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía y Enlaces         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Casa Hopkins
CasaHopkins.1.jpg

Michael Hopkins y su mujer Patty, ambos arquitectos, deciden construir su Casa Hopkins cuando forman su propia oficina en 1976, como pieza de muestra de su arquitectura, lo que llevan a cabo en 1977 en Hampstead, al norte de Londres.

Al principio de su carrera, Michael Hopkins había trabajado con Norman Foster en el proyecto de un par de tempranos edificios high-tech: el elegante edificio de oficinas al estilo americano para la IBM en Cosham, Hampshire, y el edificio de oficinas Willis Faber & Dumas en Ipswich, Suffolk, que, con su fachada de vidrio sin marco, es quizás uno de los mejores edificios británicos de la década de 1970.

Conceptualmente, la casa Hopkins tiene mucho en común con esos primeros clásicos, especialmente con el edificio IBM, aunque una influencia más obvia es la casa Eames en California, de 1949, un montaje de componentes industriales estándar, que incluye cerchas en celosía de acero. Pero mientras que la casa Eames es relajada e informal, con sus coloristas paneles y sus materiales naturales ocasionales, la casa Hopkins es estricta hasta la obsesión. Predominan dos materiales, el acero y el vidrio, y media docena escasa de detalles estándar son suficientes para describir cada junta y cada unión del edificio.

El secreto de la sencillez del proyecto es una retícula estructural muy pequeña -de sólo 4 x 2 metros- que vuelve innecesaria la necesidad de utilizar elementos secundarios o intermedios. La chapa de acero grecada que forma el forjado intermedio y la cubierta, salva, sin apoyos intermedios, la luz entre las cerchas en celosía de reducido canto, que a su vez transmiten su mínima carga a los esbeltos pilares tubulares de acero de 60 x 60 mm de sección. Casi todas las uniones han sido soldadas in situ, en lugar de atornilladas, una solución que no es fácil en su ejecución, pero que proporciona un aspecto muy simple. Las fachadas anterior y posterior del volumen de dos pisos son de vidrio, compuestas por paneles correderos horizontales sin montantes que Incorporan la puerta de entrada.

El proyecto original era aún más sencillo, con paredes de vidrio alrededor de toda la casa, pero fue preciso cambiar el vidrio de las fachadas laterales, próximas a los linderos del solar, por chapa metálica ondulada, para cumplir la normativa contra incendios. Una construcción tan ligera como esta, sería muy criticada hoy en día por su baja capacidad térmica -es decir, su tendencia a ser muy calurosa en verano y fría en invierno-, pero su compacto volumen mantiene las pérdidas caloríficas dentro de un nivel aceptable, mientras que las grandes superficies de ventana practicable favorecen la ventilación cruzada. Ai parecer, el sistema de calefacción mediante impulsión de aire caliente de esta casa es muy eficaz. La organización de la planta es libre y extremadamente flexible. Algunos espacios privados se cierran mediante tabiques prefabricados revestidos de melamlna, con puertas a toda altura, pero, en el resto del edificio, las persianas venecianas de lamas, nítidamente encajadas entre pilares, son suficiente para separar, por ejemplo, un espacio de trabajo de otro de estar. El único medio de comunicación vertical es una escalera de caracol situada casi en el centro de la planta.

Resulta sorprendente encontrar un edificio de aspecto tan decididamente moderno, casi industrial, en un ambiente tan tradicional como el londinense del suburbio de Hampstead. Tal vez fuese su falta de pretensiones lo que le permitió pasar desapercibido al control de las autoridades de planeamiento locales. De hecho, el terreno está situado 3 metros por debajo del nivel de la calle, de manera que la entrada se efectúa por el primer piso, a través de un pequeño puente de chapa metálica perforada. A primera vista, la casa parece de una sola planta y, en apariencia, consiste en poco más que en seis hojas de vidrio.

El estilo high-tech británico que floreció en las décadas de 1970 y 1980 produjo muy pocas casas unifamiliares. La casa Hopkins es la más importante de ellas, y representa el manifiesto más claro de los principios high-tech: prefabricación, flexibilidad, estructura vista y sinceridad en el empleo de los materiales.

Planos

LineaBlanca.jpg

Otras imágenes

LineaBlanca.jpg

Situación


Cargando el mapa…
Cargando el mapa…
Coordenadas y enlace con otros sistemas:51°33′19″N 0°10′14″O / 51.555213, -0.17069

Referencias

  • Colin Davies : Casas paradigmáticas del siglo XX. Gustavo Gili. ISBN 978-84-252-2158-3
    Urban-plan.azul.1.jpg
Columnadorica 3.jpgObras relevantes
Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Casa_Hopkins&oldid=510147