Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas.
Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Carpeta:Badalona

(Redirigido desde «Badalona»)
Saltar a: navegación, buscar

Badalona es una población de la comarca del Barcelonès, en la provincia de Barcelona en la comunidad autónoma de Catalunya. Alcanzó la condición de ciudad en 1897. Está a 10 km de distancia del centro de Barcelona. Situada en la costa del Mar Mediterráneo, ocupa parcialmente el delta del Besòs y los contrafuertes de la Sierra de la Marina. La ciudad está rodeada por los municipios de Sant Adrià de Besòs al sudeste cuya parte limítrofe y hasta el eje del rio Besòs se agregó entre 1929 y 1955, Santa Coloma de Gramenet al sudoeste, Tiana y Montgat de la comarca del Maresme‏‎ al este y de Sant Fost de Campcentelles (Vallès Oriental) y Moncada i Reixac (Vallès Occidental) al norte. El término municipal está situado en el extremo norte de la comarca del Barcelonès y junto con otras poblaciones forma parte del Área Metropolitana de Barcelona. Es además la capital del Barcelonès Nort.

Los restos arqueológicos encontrados en los barrios de Llefià y de Sistrells remontan su historia al Neolítico, pero la fundación de la población se produjo alrededor del año 100 a. C.

Badalona es la tercera ciudad más poblada de Catalunya, tras Barcelona y Hospitalet de Llobregat, y por delante de Terrassa y Sabadell, así como la vigésimotercera de España.

Imagen del casco urbano

<googlemap version="0.9" lat="41.447745" lon="2.244473" type="satellite" zoom="14"></googlemap>

Badalona
  - situación: Término municipal de Badalona en el Barcelonès
Localització de Badalona respecte del Barcelonès.svg
Datos característicos:
  - latitud {{{latitud}}}
  - longitud {{{longitud}}}
  - superficie 20,95 km2
  - altitud 12 m
  - Calados {{{Calados }}}
  - población 216 201 Hab.
  - Total amarres {{{Amarres}}}

  - Carta náutica {{{Cartanautica}}}
  - Radio {{{Radio}}}
  - Luces bocana {{{Lucesbocana}}}
  - Web oficial www.badalona.cat


Morfología urbana

Badalona, es hoy en la actualidad la tercera ciudad de Cataluña en población. La expansión brutal del último siglo en el marco de una dictadura poco interesada en el diseño de modelos urbanístico sostenibles, han hecho del crecimiento de la ciudad, una subdivisión de áreas, las diferentes badalonas, que a parte de diferenciar realidades sociales y provocar desigualdades, ha perdido en interconexión (se debe bajar al centro para acceder a los barrios periféricos) y ha llegado a provocar con la irrupción de la autopista C-31 la expresión de los badaloneses bajamos a Badalona. Así la ciudad afronta hoy en día los retos del siglo XXI.

Orografía del interior badalonés

Vista aérea de la Sierra de Marina

Badalona es una ciudad tanto de mar como de montaña. La sierra de Marina, pasa por la parte norte y oeste del término municipal. Podemos destacar las montañas del Amigó, con la colina de la Coscollada, de 466 metros de altitud; la colina de las Maleses, con 462 metros, la colina del Fraile Rafael, con 414 metros entre otros. También la sierra de “Mosques d’Ase”, con una altitud de hasta 131 metros; la sierra de Montigalá, cercana a los 150 metros; la sierra del Mediterráneo con un máximo de 171 metros; la sierra de Boscá, con 206 metros y la sierra de Caritg, con colinas que rondan los 80 metros de altitud. También cabe destacar las rieras, abundantes en la ciudad. La Riera de Canyet, la Riera Matamoros y la Riera de Canyadó son algunas de las más importantes. A parte, desde la vertiente hidrográfica, existen fuentes en la parte montañosa que riegan las rieras.

La Badalona histórica y marítima

Iglesia Santa Maria, Dalt de la Vila

Extendida por la zona costera del mismo municipio, ocupa una parte de los contrafuertes de la Sierra Litoral Catalana. En los inicios de su fundación romana, la famosa Baetulo, se refleja hoy en el barrio de “Dalt de la Vila”, que se emplaza a los pies de una pequeña colina, motivo por el que encontramos caminos estrechos y de un nivel considerable. En éste barrio, olvidado hoy en día, da cobijo a los restos de la ciudad romana y es allí donde se emplaza el Museo de Badalona. En éste sector de la ciudad de plazas medievales, conecta con el sector de “Baix a Mar” donde encontramos el eje comercial y administrativo de la ciudad: La casa de la ciudad de 1877, sede del Ayuntamiento de Badalona, en la Plaça de la Vila. Desde allí parte a la Calle del Mar, eje comercial badalonés que termina en la Rambla de la ciudad, un paseo repleto de bares y restaurantes con una presencia de palmeras a lo largo de la vía y, al muro que significa el paso de la histórica línea del tren de cercanías que data de 1848.

Un Paseo Marítimo cortado por el paso de la línea de ferrocarril da lugar a una de las playas más emblemáticas del litoral (ver litoral de la ciudad). La ciudad se caracteriza por ser una villa marinera (hoy en extinción) y como villa industrial, donde durante años se vertieron las aguas residuales que contaminaron la zona y afectaron al propio Rio Besós. Con la construcción del Paseo Marítimo en la penúltima década del siglo XX y la intención de conectarlo con el Puerto de Badalona, inaugurado en 2005, la zona se ha revitalizado y poco a poco ha ido desplazando los restos de la antigua Badalona industrial, sustituida por una residencial. Ejes del centro de Badalona, además de la Calle del Mar o la propia plaza de la Vila, son la calle Francesc Layret, la Vía Augusta que, efectivamente, sigue el trazado de la antigua vía romana.

Calle del mar

Badalona, ensancha un poco más el centro al paso de la antigua riera de Canyet o de Folc: la calle de Martí i Pujol, la avenida de President Companys, que cierran la Vía Augusta de lado a lado, y después la calle Prim; la riera Matamoros, que había estado el perímetro del primer ensanche badalonés o la zona ya de los barrios de Casagemes, Canyadó, Santo Cristo, con el Cementerio Viejo de Santo Cristo, tocando con Can Solei, y el Manresá, zonas más industriales que delimitan la ciudad con Montgat y Tiana con el Polígono Industrial de Les Guixeres, también repletas de zonas de ocio nocturno. El barrio de Cañadó, comprende un de los pulmones más importantes de la ciudad: el Parque de Can Solei, que próximamente se unirá al Parque de Ca l’Arnús, una vez se abra al público. Cerca del centro de la ciudad cabe destacar la zona de la Plana y la futura Isla Central o de Can Fradera, donde está previsto alargar la línea 2 del metro de Barcelona y en un futuro hacer una estación intermodal donde pueda llegar un hipotético traslado ferroviario que daría uso a más ciudadanos, y enlaces con diversas líneas de autobuses. Es un enlace perfecto con el único barrio industrial del Progreso. De éste sector cabe destacar la zona del histórico Mercat Maignón.

La Badalona postindustrial

Paseo Marítimo

Esta zona ya entra de lleno en barrios como el de Progreso, conectado precisamente con una de las vías más largas de la ciudad en paralelo a la vía ferroviaria: la calle Industria. Llega hasta el barrio de Gorg y toca con el Puerto de Badalona. Una de las plazas más céntricas de ésta zona es la Plaza de Pep Ventura, hasta ahora es donde acaba la línea 2 del metro limitando con el barrio del Raval. La calle Guifré, Eduard Maristany, la calle de Progreso o la Avenida del Marqués de Mont-Roig, que desemboca en Pep Ventura y ésta a su vez en Francesc Maciá, son una serie de ejes paralelos al mar, que conecta el centro de la ciudad con los barrios más periféricos como Gorg, San Roque, Llefiá y Artigas. El más importante de estos es la calle Alfonso XIII que viene desde San Adrián del Besos y traza una diagonal hasta que encuentra una conexión a Pep Ventura con Marqués de Mont-Roig llegando ambos a ser una, la calle Francesc Maciá.

La extensión de la calle Industria, fue ocupada por todo un conjunto de casas bajas bien características donde los obreros, que trabajaban en fábricas desaparecidas como Can Cros, vivieron. La zona, bombardeada durante la Guerra Civil Española, comprende también otras fábricas históricas como la Cristalería, desaparecida como la anterior o bien la todavía activa fábrica de Anís del Mono.

La Badalona norte

Si bien la vía del tren actualmente supone una barrera para acceder a la playa, más problemática es aún el anillo geográficamente más exterior de la villa, que queda separada de las dos zonas antes tratadas por el paso de la autopista C-31 y viene de Barcelona en dirección a Mataró. El problema principal, además de partir en dos la ciudad justamente por el medio, es la escasez de pasos subterráneos que dificulta aún más la conexión entre los barrios más separados del centro administrativo de la ciudad, que a su vez, son los más poblados.

La Salut, Llefià y Artigas, los barrios limítrofes con Santa Coloma y San Adrián son los primeros que encontramos en el oeste. Ésta es la zona más habitada de la ciudad, aún sus dimensiones y su expansión se atribuyen a dos olas de inmigración: la de diferentes zonas de España durante el franquismo. Y hoy en día, la inmigración que viene del exterior, principalmente del Magreb, Europa del Este, Pakistán y América Latina. El eje comercial de ésta zona se sitúa en el Paseo de La Salut, la calle Pérez Galdós y los mercados de Llefiá y el de La Salut.

Desplazándonos en dirección hacia Mataró, encontramos un segundo punto de barrios populosos, que comprende principalmente los barrios de Sistrell, Lloreda y Nueva Lloreda, zonas de las que destaca la Colina de Caritg de unos 80 metros de altura, donde se pretende llegar un canal tierra adentro desde el Puerto de Badalona. También es importante el Parque de Lloreda, que rápidamente conecta con Santo Cristo y el siguiente núcleo comercial de la ciudad, el que se llama el otro centro, por el volumen de consumo que mueven los grandes almacenes de la zona: Montigalá y Puigfred. Son estas zonas en expansión que dan paso a la Morera y Bufalá, donde parten las antiguas rieras que bajan a Martí i Pujol o a President Companys. Aquí está la zona más boscosa y de más valor ecológico de Badalona, residencial y con poca densidad, donde la principal atracción es el monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, es la sierra litoral, donde también encontramos caminos que parten de la Cruz de Montigalá o la Cantera de la Vallensana. El particular barrio de Pomar y la urbanización de Mas-Ram, son los últimos barrios, en éste caso antes de circular por la carretera de la Conreria, que lleva a Sant Fost de Campsentelles.


Geografía

Masía de Can Butiña

Badalona es una ciudad de mar y de montaña. La Sierra de la Marina pasa por la parte norte y oeste del término municipal. Podemos destacar las montañas de la Amigó, con el cerro de la Coscollada, de 466 metros de altitud, el cerro de les Maleses, con 462 metros, y el de Fra Rafael, con 414 metros entre otros. También la sierra de Mosques d'Ase, con una altitud de hasta 131 metros, la Sierra de Montigalà, cerca de los 150 metros, la Sierra Mediterrània con un máximo de 171 metros, la Sierra d'en Boscà, hasta los 206 metros y la sierra d'en Caritg, con cerros de cerca de 80 metros de altitud. También cabe destacar las rieras, abundantes en la ciudad. La riera de Canyet, la riera de Sant Joan (o de Sant Jeroni), la riera de Canyadó y la riera Matamoros son algunas de las más importantes. Las cuatro líneas azules onduladas sobre fondo blanco que aparecen en la bandera y en el escudo de Badalona representan esas cuatro rieras. Además hay fuentes en la parte de montaña que riegan las rieras.


Zonas verdes

Badalona cuenta con 96 ha de verde urbano repartidas en jardines pequeños y grandes parques. Hay que destacar el de Can Solei / Ca l'Arnús -jardín histórico- con 110.000 m² y el de Montigalà, con 102.600 m².

Los jardines históricos de Can Solei y Ca l’Arnús situados ambos en el barrio de Casagemes, hoy en día no se pueden entender como dos unidades separadas.

Can Solei

Parque de Can Solei

El origen de las fincas se remonta a 1565, cuando Dalmau Ros compró el más Solei, una antigua finca agrícola. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX, en 1851, cuando Evarist Arnús y de Ferrer, hombre rico en influyente de Barcelona, siguiendo la tradición de las familias bien estantes del siglo XIX, adquirió una parte del antiguo mas Solei. Desde aquel momento y hasta 1936 las fincas quedaron separadas. Hasta que un día de aquel año la familia Arnús abrió la finca para organizar un concierto con la finalidad de recaudar dinero para las milicias que combatían en la guerra civil española en el bando de la República.

Durante la guerra civil (1936-1939), Can Solei fue confiscada y abierta a la ciudadanía. Una vez finalizada la guerra, la finca se devolvió a sus antiguos propietarios. En 1977 Can Solei pasó definitivamente a ser patrimonio de la ciudad. El parque de Can Solei tiene una superficie de 3,5 ha.

Puente de Ca l'Arnús

Parque de Ca l'Arnús

El parque tiene una superficie de 8ha y se puede dividir en dos zonas. Una de estilo neoclásico con más de 50 años de antigüedad y otra con unos 130 años de historia. | El conjunto historicopaisajístico de Ca l’Arnús es único en la ciudad de Badalona, tanto por sus edificaciones singulares, como por la extraordinaria riqueza vegetal y faunística.

Torre de Ca l'Arnús

El parque contiene una piscina, zonas de césped, árboles ornamentales, en la zona de estilo neoclásico. En cambio, el resto del parque está formado por elementos clásicos del jardín romántico: grutas, islas, puentes y lagos. También abundan palmeras, pinos, arbustos, eucaliptos, plataneros, cipreses y bambúes. Al lado de la casa de invitados Evarist Arnús hizo construir una central meteorológica. Su hijo, Emilio Arnús, añadió al parque un castillo de torre cuadrada.

Evarist Arnús hospedó a la familia real durante dos días con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Se alojaron tanto la reina regente como su hijo el Rey Alfonso XIII (de dos años y medio de edad). De esta visita queda como testimonio la cadena que bordea la casa, signo externo que allí pernoctó un miembro de la familia real.

En la primera década del siglo XXI se rehabilitó el castillo y los jardines históricos, lo que ha provocado recuperar la belleza y el esplendor de antaño. La unión definitiva de ambdos espacios no se ha hecho realidad hasta 2003, cuando el Ayuntamiento de Badalona hizo efectiva la conexión simbólica a través de una puerta que une los dos espacios, aunque está pendiente un proyecto que permeabilice el paso definitivamente por los dos espacios.

Parque del Turó d'en Caritg

Este parque cuenta con 6,1 ha de superficie, la primera fase se inauguró en 1990 y la tercera y última en 1999. Está dentro de los límites del barrio de Sistrells muy cercano a la Salut. Es un parque de estilo forestal, aglutinando un gran número de espécies mediterráneas. Tiene la particularidad de estar en una colina que está totalmente dentro del núcleo urbano. En éste parque encontramos pinos, encinas, olmos, fresnos, palos rosas, branquiquitonos, palmeras y arbustos como romeros, durillos (Viburnum tinus), lentiscos, retamas, cotoneaster, hiedras y las estepas. En la última fase se implantó el mismo tipo de plantas y se ha construido un anfiteatro, con taludes de césped, un paseo pavimentado y una fuente tipo geiser. Todo ello a los pies de la colina de Caritg, en lo que se llama “la Plaça del Centenari”. Éste parque es conocido popularmente desde hace muchos años como "Los Cañones" pues antiguamente alojaba en su parte de mayor altitud piezas de artillería para repeler los asedios que recibía la ciudad desde el mar.

Turó de Caritg, Pza. del Centenario
  • Geología

La montaña pertenece a la era terciaria, periodo mioceno. El monte que se conoce hoy en día se formó fruto de una fuerte erosión sobre la sierra litoral que a través de torrentes y riadas depositó a los pies de la colina un material que se fue compactando e inclinado. El suelo de éste lugar lo forman arcillas rojas, en las que se insertan restos minerales como cuarzos y pizarras, algunos que pueden llegar a hacer más de un metro de diámetro.

  • Historia de la montaña

Diversas excavaciones efectuadas durante la primera mitad del siglo XX pusieron al descubierto diversas sepulturas paleocristianas. Estos entierros se hacían en cementerios romanos ubicados cerca de la vía Augusta, que pasaba muy cerca de la montaña. Actualmente los restos han desaparecido, porque durante muchos años hubo una intensa extracción de arcillas para las bóvedas desde hace más de dos siglos. Gracias a su situación privilegiada, durante el siglo pasado se utilizó como posición defensiva, razón por la que el ejército español la ocupó hasta los años 80.

Parque Montigalà.jpg

Parque de Montigalà

Con una superficie de 8,1 ha e inaugurado en 1991, pertenece al barrio de Montigalà. El tronco central del parque está diseñado como parque semiforestal, con pendientes suaves de césped segado y acompañado por una vegetación mediterránea de encinas y pinos y rematado por caminos pavimentados. Si se entra por la avenida Puigfred encontramos un amplio camino flanqueado por árboles y césped.

Parque G-4.jpg

Parque G 4

Proyectado como parque forestal con pinos, encinas corcheras y arbustos mediterráneos. El parque está tapizado con hierba y cuenta con caminos pavimentados. Se inauguró en 1994 y tiene una superficie de 6 ha. Aunque pertenece al barrio de Montigalà, está a medio camino del barrio de Bufalà. Es el que menos presencia de personas tiene, al estar en una zona de paso. Sin estar lejos de las viviendas, no da la sensación de proximidad como sí lo hacen tanto el parque G-5 como el de Montigalà. Aunque hoy en día está bien cuidado, antaño estuvo un poco olvidado por el consistorio. Tiene pocos bancos para poder descansar. Puede ser considerado como el menos vistoso de los tres, pero es recomendable visitarlo.

Parque G-5.jpg

Parque G 5

Parque de estilo paisajístico de cariz autóctono, repleto con planta, arbórea y arbustiva, caduca y perenne, a su vez se incorpora la vegetación espontánea del lugar. Pertenece al barrio de Montigalà, se inauguró en 2003 y tiene 4,20 ha de superficie. El suelo es de sauló, adoquines de junta abierta, se entapiza de césped y pradería. Los muros son de tierra armada y las pequeñas colinas están reforzadas con escollera.

Parque Gran Sol.jpg

Parque del Gran Sol

Parque del populoso barrio de Llefià, fue diseñado con finalidades multidisciplinares. De vegetación sencilla, es un parque de superficie dura, con vegetación básicamente arborea y arbustiva. Se encuentran pinos, chopos, acacias de Japón, encinas y cipreses. Se une a un paseo pavimentado de plataneros y palmeras. Dispone de un anfiteatro que permite acoger fiestas populares, mítines y celebraciones lúdicas. Se inauguró en 1985 y ocupa 1,8 ha.

Parque Nueva Lloreda.jpg

Parque de Nueva Lloreda

Parque en el que abundan los árboles frondosos y las plantas arbustivas con la finalidad de dar al viandante un espacio de ocio, en el que disfrutar de espacios de sombra, paseo o lectura, además de deporte. El suelo es de tierra con arena. El parque se divide en tres niveles, ya que está ligeramente inclinado, todo ello con un paseo en su perímetro. Se inauguró en 1982, tras años de protestas vecinales que reclamaban una adecuación de un terreno abandonado que había sido utilizado incívicamente como vertedero. Cuenta con 1,5 ha de superficie.

Plaza de Joaquim Torrents i Lladó.jpg

Plaza de Joaquim Torrents i Lladó

Jardín en el que predominan de árboles mediterráneos, pinos olmos, encinas, robles, palmeras y cipreses. Diversas piezas de césped harmonizan con la zona pavimentada junto con diversas cercas arbustivas. Al fondo del jardín se encuentra una pequeña colina de césped. Está en el barrio de Bufalà, se inauguró en 1999 y con una superficie de 0,81 ha.

Parque de Can Barriga.jpg

Parque de Can Barriga

Pequeño parque enjardinado a dos niveles, con árboles, arbustos y césped. Los árboles de origen mediterráneo, pinos y encinas, comparten el espacio con árboles exóticos como “xicandres” y pimentoneros. También encontramos árboles de la antigua finca de can Barriga. Cabe destacar que el riego de éste parque se realiza con aguas subterráneas. Pertenece al barrio de Bufalà limitando con el histórico barrio de “Dalt de la Vila”.Con una superficie de 0,52 ha e inaugurado en 1993.

Plaza de la Segunda República

Aunque de nombre a una plaza, es realmente un parque que fue inaugurado en 2003, pertenece al barrio de Lloreda y tiene una superficie de 1,57 ha. Durante años no fue más que un descampado, pero tras la urbanización de la zona próxima, los vecinos estuvieron varios años reclamando un parque al ayuntamiento que al final acabó por construir. Un tercio del parque está formado por suelo de hormigón, siendo los dos tercios restantes formados por tierra y arena, con zonas de césped. Éste parque está dotado de juegos infantiles, tenis de mesa y petanca.

El litoral

Playa de los Pescadores

Las playas

El litoral de Badalona, bañado por el Mar Mediterráneo, es de 5 km de los que se perdieron 500 m de playa con la construcción del nuevo puerto deportivo. Actualmente Badalona cuenta con 9 playas diferentes que suman un total de 4'5 km de arena fina y dorada, incluyendo la playa nudista de la Móra y de la Barca Maria, siendo así una de las más largas de toda Cataluña. El paseo marítimo de la ciudad se prolonga casi a lo largo de un kilómetro. Estas playas constituyen la base turística de la población.

Las playas de Badalona han mejorado mucho, ya que en la década de los ochenta era una auténtica temeridad bañarse en sus aguas. Entonces no existían políticas medioambientales tan restrictivas como hay en la actualidad. Ahora existe un trato más eficaz de las aguas residuales y las embarcaciones navales no lavan sus bodegas en alta mar con tanta facilidad. Por si esto fuera poco, muchas industrias contaminantes como químicas o de hidrocarburos que se asentaban en el litoral trasladaron su actividad a otras regiones. Ahora ése mismo terreno es zona residencial. Hoy en día las playas de Badalona gozan de una categoría de cuatro estrellas (sobre un total de cinco) asignadas por la el Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat a través de la Agencia Catalana del Agua.

La construcción del nuevo Puerto Deportivo ha provocado que ocho de las nueve playas badalonesas se vean beneficiadas de una mayor acumulación de arena que las hace crecer de manera continúa, porque las corrientes marinas erosionan el litoral quitando a su vez esa misma arena a las playas del sur del puerto.

Las playas de Badalona, de norte a sur:

Mapa de las playas de Badalona
  • Playa de la Barca María
  • Playa del Cristal
  • Playa del Puente de Botifarreta
  • Playa de los Pescadores
  • Playa de los Patines de Vela
  • Playa de la Estación
  • Playa del Puente del Petróleo
  • Playa del Coco
  • Playa de la Mora

El "Pont del Petroli"

Vista aérea del "Pont del Petroli"

Antigua instalación para la descarga de hidrocarburos en la playa de Badalona, es un símbolo de la ciudad y que continúa cerrado al público a la espera de la prometida remodelación por el ayuntamiento. Éste antiguo muelle petrolífero ha posibilitado una vez acabado su uso, la creación de un ecosistema submarino único en la costa catalana. Una vez remodelado, Badalona podrá disfrutar de una estructura de pilones con una longitud total de 250 metros y de los que unos 210 metros es la parte que se adentra en el mar, ofreciendo una panorámica privilegiada de la ciudad vista desde el Mediterráneo.

Cuando fue abandonado y dejó de servir como punto de descarga, el "Pont del petroli" se convirtió en la principal controversia de la zona, ya que al dejar de pasar buques con sus correspondientes pérdidas de carburantes, lavados ilegales, etc, todo un hermoso y diverso ecosistema se asentó bajo sus pilares. Rápidamente la vida colonizó las maderas, muertos de cemento y cabos desprendidos, constituyéndose como la principal zona de buceo en Badalona. Sin necesidad de embarcaciones ni instalaciones, los bajos de ese viejo pantalán hacían las delicias de los centenares de buceadores que se acercaban a disfrutar de las maravillas submarinas que allí se congregaban. Esto dio lugar a que fuese un acontecimiento único en la costa catalana.

Fue entonces cuando saltó la polémica, en 2001, justo tras la noticia de que el puente iba a ser desmontado, cuando una plataforma de buceadores, fotógrafos y demás amigos del "Pont del petroli", se lanzaron a la calle y se manifestaron para intentar salvar la estructura férrea tan representativa de la zona. Y fue así como se consiguió proteger no sólo el pantalán de madera y hierro, sino también toda la vida que bajo sus pilares, se ha ido estableciendo. Además de eso, las autoridades locales se comprometieron a habilitarlo como paseo que ahora conduce mar adentro, y permite observar, fotografiar e incluso soñar, a los muchos visitantes atraídos por esta playa conocida como playa del "Pont del petroli".

Referencias

Wikipedia-logo.jpg
Wikipedia, con licencia CC-by-sa
Urban-plan.jpg

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:

SiguenosInstagram.jpg
Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » (Ana)

Artículos incluidos en la carpeta "Badalona"

Esta carpeta incluye solo un documento.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Carpeta:Badalona&oldid=603200