Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas. Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Auguste Perret

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar3.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía y Enlaces         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Auguste Perret
AugustePerret.jpg

Auguste Perret (1874 - 1954) fue un arquitecto francés. Nació en Bruselas. Estudió arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de París y comenzó a trabajar después en la empresa de construcción de su padre, especializada en hormigón armado. Su nombre es indisociable del de sus dos hermanos: Gustave (1876, Bruselas - 1952, París) y Claude (1880, Bruselas - 1962, París). Con ellos crea una estructura original compuesta de un estudio de arquitectura (A.-G. Perret) y una empresa de construcción (Perret-Frères).

Hijo de un empresario francés exiliado a Bélgica en 1871 después de la Comuna, Auguste Perret pasa su infancia en la atmósfera de las obras, primero en Bruselas (hasta 1881) y después en París, donde su padre, amnistiado, funda en 1882 una empresa general que se convertirá en 1896 en Perret et Fils y en 1905 en la firma Perret-Frères.

Tras realizar brillantes estudios en la École des Beaux-Arts de París (en el taller Guadet, 1892-1898), que abandonan, sin embargo, sin titularse, Auguste y Gustave Perret construyen varios edificios en París: rue Sorbier (1896-1898), rue du Faubourg-Poissonnière (1897), avenue de Wagram (1902). En la construcción del Casino de Saint-Malo (1899, destruido) experimentan por primera vez el hormigón armado para un forjado de trescientos metros cuadrados realizado con vigas de quince metros de vuelo.

Su primera obra importante fue el edificio de apartamentos en la Rue Franklin, también en París, proyecto de 1903 que presenta una fachada compuesta de manera neoclásica basada en valores plásticos, manteniendo la alineación en planta baja. La estructura se manifiesta como un elemento visto en la fachada que marca su forma de hacer posterior. Esta obra presenta estancias compuestas con historicismo siguiendo además el método compositivo académico de tabiques cortos con grandes espacios. Es el anuncio del uso del hormigón en la fachada y de la separación de la estructura del relleno para dejar la arquitectura volada. El uso del hormigón como elemento válido en cualquier estructura del edificio, y como ornamento en las fachadas son aspectos clave de su obra.

Muchos consideran a Perret como el padre del hormigón, ya que fue el primero en utilizarlo como elemento constructivo y estructural, además de elemento ornamental y distribuidor que presenta en ocasiones desnudo al exterior en algunas de sus obras. Esto ha sido reinterpretado y utilizado con la misma intención por un gran número de arquitectos posteriores a Perret.

Perret fue, junto con Tony Garnier, el arquitecto más representativo e innovador del nuevo clasicismo francés que apareció en París a comienzos del siglo XX. Durante toda su vida Perret realizó una arquitectura académica, con mentalidad neoclásica, sin presentar un avance en la manera de componer ni en la de decorar. En su proyecto Garage Pontheu de 1905 vuelve a utilizar el hormigón de un modo similar, sirviéndose además de grandes rellenos de cristal dejando la retícula vista en fachada.

Otra obra de especial interés de Perret es el Teatro de los Campos Elíseos, realizado en 1911 en París, que fue primero obra de Henry van de Velde. Se trata de una obra que evidencia el carácter neoclásico, que tiene un esqueleto de hormigón. Resultado de ello es una violenta polémica en la que los hermanos Perret dan pruebas de una asombrosa madurez teórica al demostrar cómo han deducido la arquitectura del teatro a partir de una nueva concepción de la estructura. Con este teatro, el hormigón armado adquiere en 1913 sus cartas de nobleza.

La iglesia de Raincy le dará, en 1923, un manifiesto radical. Entre estas dos obras, los hermanos Perret multiplican las experiencias constructivas gracias a una serie de encargos de edificios industriales: docks de Casablanca (1916), talleres Esders (1919), talleres Marinoni (1920). El dominio adquirido en estas construcciones utilitarias brota de nuevo en Raincy. Construida en trece meses con un corto presupuesto, la iglesia ofrece una arquitectura refinada que, sin embargo, se reduce a la estructura misma: una nave de cincuenta y tres metros de longitud, abovedada hacia el coro, flanqueada por dos alas más estrechas abovedadas transversalmente y descansando todo el conjunto sobre esbeltas columnas sin capitel. La estructura se cierra por medio de claustras en hormigón y bloques de vidrio de color -una reinterpretación de la vidriera gótica que le valió al edificio el sobrenombre de "Sainte-Chapelle del hormigón armado".

Los hermanos Perret proyectan varias iglesias sobre el modelo de Raincy: la iglesia de Montmagny (1925), Sainte-Jeanne-d'Arc en París (1925, no realizada) o Saint-Joseph en El Havre (1949-1956). La torre de orientación de Grenoble (1925) se relaciona también con este grupo de proyectos.

A lo largo de los años veinte los hermanos Perret realizan diversas viviendas, villas o talleres de artistas: casa Cassandre (1924, Versalles), taller Chana Orloff (1926, París), taller Braque (1927, París), taller Mela Muter (1928, París). Contrariamente a otros arquitectos modernos, no intentan renovar el espacio de la casa sino que adoptan una actitud de contención, e incluso de austeridad. El edificio de la calle Raynouard, que desarrolla sobre once pisos una arquitectura disciplinada, expresa muy bien esta actitud.

Por lo que respecta a los edificios públicos, asumen plenamente la función representativa del monumento. En el Mobiliario Nacional (1934, París), disponen los edificios alrededor de un patio de honor cerrado por una columnata. Bajo este patio se encuentra una vasta sala con acceso directo para los camiones. Por la planta baja y los pisos superiores se distribuyen los almcenes, los talleres, las viviendas del personal y la gran sala de exposiciones. "El Mobiliario nacional -escribe Auguste Perret- está compuesto de un esqueleto portante que constituye el abrigo soberano bajo el cual coloco un segundo edificio que es, igualmente, un esqueleto. Mi relleno está constituido por losas de hormigón. No utilizo los revestimientos ... el hormigón se basta a sí mismo".

En el Musée des Travaux Publics (Museo de Obras Públicas, 1937, hoy Consejo económico y social), los hermanos Perret culminan su largo trabajo de formulación. Definen un orden arquitectónico específico para el material. Las columnas que ritman la fachada sostienen directamente la cubierta y definen el orden principal. Estas columnas troncocónicas, finas en su base, se ensanchan hacia la cúspide, donde derivan en capiteles. Están abujardadas y sus facetas se presentan como acanaladuras. Con esta obra, los hermanos Perret realizan en tamaño real el ideal del "monumento perfecto" tal y como lo había definido Viollet-le-Duc en su lectura racionalista del templo griego. La estructura coincide con la apariencia, que pone la construcción en representación.

Entre las obras importantes del periodo de entreguerras hay que citar también el teatro de la Exposición de artes decorativas de 1925 (destruido), con su escenario tripartito y su trama cuadrada, y la admirable sala de música de la rue Cardinet (1929, París), que, sobre una parcela de 9'5 x 27 metros, es testimonio del ingenio arquitectónico de los hermanos Perret.

Después de la Segunda Guerra mundial realizan, todavía, algunas operaciones de envergadura: la plaza de la Estación en Amiens (1942-1958), los laboratorios de Saclay (1948-1953) y, sobre todo, la reconstrucción de El Havre (1945-1960), vasto proyecto en el que intervinieron numerosos discípulos de Auguste Perret.

Herederos de una tradición racionalista secular, los hermanos Perret han engendrado en Francia una escuela fecunda que ha producido durante cerca de cincuenta años obras destacadas del paisaje arquitectónico francés.

Obras

Frases

  • El Arquitecto es un poeta que piensa y habla en construcción, y la arquitectura es el arte de organizar el espacio
  • La arquitectura se apodera del espacio, lo limita, lo cerca, lo encierra. Tiene el privilegio de crear lugares mágicos, es totalmente obra del espíritu.

Referencias

Citywiki.jpg
Este artículo incorpora información obtenida de  Citywiki, publicada bajo la licencia Creative Commons: Cc-by-nc-sa Cc-by-nc-sa.png
Azuldeg.jpg
LineaBlanca.jpg
Urbipedia.9.png
Para ver las 3 obras de Auguste Perret en el archivo de Urbipedia, ir a: Categoría:Auguste Perret
Registros de identidad de Auguste Perret:    ISNI: 0000 0000 8369 2380      VIAF: 32045176

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Auguste_Perret&oldid=473173