Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Alonso Cano

Saltar a: navegación, buscar
Fachada de la Catedral de Granada. Alonso Cano, 1667.

Alonso Cano (Granada; 19 de marzo de 1601 - 3 de octubre de 1667), hijo de Miguel Cano Pacheco, maestro ensamblador de retablos de origen manchego y de María Almansa, profesora de dibujo. De los dos debió aprender y dar desde muy pronto sus primeros pasos artísticos, colaborando desde muy joven en algunos trabajos junto a su padre en el taller particular.

En el año 1614 se traslada la familia a Sevilla, y Alonso entra como aprendiz junto a Francisco Pacheco, donde probablemente conocería a Velázquez, sólo dos años mayor que él. También se cree que completó su formación artística con Juan Martínez Montañés, por entonces seguramente el mejor maestro de la imaginería en Andalucía. Se sabe que en 1626 se examinó como pintor, y que desde 1629 ya firmaba como maestro escultor y arquitecto.

Se casa en Sevilla en 1625 con María de Figueroa en la parroquial Iglesia de San Vicente, enviudando dos años después y casando de nuevo en 1631 con María Magdalena Uceda.

En 1638 deja Sevilla y se marcha a Madrid como pintor de cámara llamado por el Conde-Duque de Olivares, permaneciendo en la capital hasta 1652, donde tendría ocasión de conocer la pintura veneciana y las colecciones reales.

Después de esa fecha regresa a Granada hasta 1657, año en que vuelve a Madrid hasta 1660, cuando regresa definitivamente a Granada, donde muere en 1667. Durante esta época obtiene el cargo de racionero en la Catedral de Granada por mediación de Felipe IV, y así realiza la decoración de su capilla mayor, alcanzando el cargo de maestro mayor, aunque murió poco después, siendo enterrado en la cripta de esta catedral.

Hombre inquieto y con unas dotes especiales para el arte, destacó en todas sus facetas, siendo reconocido arquitecto, imaginero, pintor y retablista; uno de los artistas más completos de todo el Siglo de Oro español.

Como arquitecto su obra cumbre es la fachada principal de la Catedral de Granada cuyas trazas fueron aprobadas solo cuatro meses antes de su muerte. A ella se llega después de un largo proceso, pues las obras de esta catedral trazada por van interrumpiendo durante gran parte del siglo XVII, ya que Gaspar de la Peña que se había comprometido a ejecutarla se marchó a la corte, y el proyecto de Eufrasio López de Rojas presentado en 1666 y aceptado, no se realiza por partir éste para Jaén al año siguiente. Tras estos pasos previos se llega finalmente al proyecto de Cano, cuya realización se hace bajo la dirección de José Granados y de Aguirre y Ardemans.

La novedosa solución de Alonso Cano parte de la estructura de arco de triunfo y forma retranqueada iniciada durante el siglo XVI, pero prescindiendo del lenguaje clasicista propio del momento, aportando un planteamiento personal de corte barroco, con pilastras cajeadas sin capiteles, escasa decoración a base de placas geométricas, tondos, cartelas y festones, y mayor valoración del juego arquitectónico, consiguiendo la creación de una de las obras clave de la arquitectura española del siglo XVII.

Como imaginero Cano ha dejado numerosa obras de arte, entre la que destaca su conocida Inmaculada del facistol de la Catedral de Granada, obra amaestra realizada en 1655 en madera policromada de apenas 50 cms de altura, que por su finura y virtuosismo pronto fue trasladada a la Sacristía, para protegerla mejor y a su vez favorecer su contemplación.

En Sevilla realiza Cano otra de sus obras importantes, la Inmaculada Concepción que se venera en la parroquial Iglesia de San Julián, escultura en madera policromada de 1,41 m de altura.

Además hay que citar al menos dos crucificados, el Cristo de la Buena Muerte de la Iglesia de San Agustín de Cádiz, y el Crucificado que remata el gran Retablo de la Iglesia de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija, en el que trabaja en 1638, antes de su marcha a Madrid.

Precisamente para esta Iglesia de Lebrija realiza Cano su obra cumbre como retablista, creando un Retablo Mayor original y novedoso, obra de entre 1629 y 1631, donde utiliza el orden gigante en las columnas para dar especial importancia al aparato arquitectónico donde inserta un acertado conjunto de lienzos y esculturas.

Y de esa misma fecha es la imagen central de ese retablo, la Virgen de la Oliva, de esa misma iglesia, otra gran obra de la imaginería barroca.

En cuanto a su obra pictórica hay que destacar la serie de lienzos sobre temas marianos realizada entre 1657 y 1660 para la Capilla Mayor de la Catedral de Granada.

Entre otras de sus obras de mayor fama se encuentran el cuadro del Milagro del Pozo, pintado para la iglesia de Santa María y hoy conservado en el Museo del Prado, así como sus célebres Inmaculadas,repartidas por diversos Museos de todo el mundo, y que tanta influencia han ejercido sobre otros artistas.

Bibliografía

  • Historia de la Arquitectura Española. Tomo 4:Arquitectura barroca de los siglos XVII y XVIII, arquitectura de los Borbones y neoclásica. Editorial Planeta. Año 1986.
  • Historia del Arte. Publicación del Grupo 16, nº 31. Trinidad de Antonio:El siglo XVII español.Año 1989.
  • Cosas de Sevilla. Daniel Pineda Novo: Escultura e Imaginería. Año 1981.
  • (2002) Alonso Cano. Arte e iconografía, Granada: Arzobispado de Granada. ISBN 8460744884.


Wikipedia-logo.jpg
El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Granadapedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL
Azuldeg.jpg
LineaBlanca.jpg
Urbipedia.9.png
El archivo de Urbipedia solo dispone de una obra de Alonso Cano. Ver aquí: Categoría:Alonso Cano

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Alonso_Cano&oldid=476242