Urbipedia le invita a darse de alta: Pulse en "Crear una cuenta"

PFC: Centro de recepción de visitantes en Vitoria (Luis Suárez Mansilla)

Artículo procedente del archivo online Urbipedia (''www.urbipedia.org'')
Saltar a: navegación, buscar
  • Autor: Luis Suárez Mansilla
  • Escuela: E.T.S. de arquitectura de Pamplona
  • Año: 1999

Texto

Luis Sua¦ürez-pfc1.jpg
Luis Sua¦ürez-pfc2.jpg

En el casco histórico de la ciudad de Vitoria se propone la creación de un Centro de Recepción de Visitantes.

El solar está situado en su parte más alta, dentro del tejido urbano perteneciente al primer recinto amurallado y se encuentra rodeado de edificaciones vinculadas con actividades culturales: el Palacio de Montehermoso, la Sala Expositiva del antiguo Depósito de Aguas y la Casa de la Juventud

El programa a resolver, que pretende acercar al visitante al conocimiento de la ciudad, consiste en: área de recepción (puntos de Información, tienda especializada, aseos, etc.), salas de exposiciones, sala de proyecciones, cafetería y oficinas de gestión del centro histórico (atención al público, despachos, salas de reuniones, archivo y biblioteca.)

El edificio proyectado, plantea la creación de un sistema de relaciones con las tres arquitecturas próximas, destinadas actualmente a uso cultural.

Se concibe como una prolongación de la calle, como una continuación del paisaje urbano. Establece vínculos físicos, funcionales y visuales con el entorno, creando nuevos espacios urbanos y ligándolos al proyecto.

Se trata de un híbrido entre edificio y estructura urbana. Se manejan conceptos tales como flexibilidad, movilidad y yuxtaposición. El movimiento se integra en la forma y se convierte en estructura. Se crean secuencias visuales, recorridos diversos, llenos y vacíos, en la constante búsqueda del valor espacial.

En este dinámico proceso surge la tensión entre dos impulsos: el instinto atávico por anclarse a la tierra y la aspiración por lo ligero, lo etéreo, la renuncia a la relación con el suelo, para buscar aquello que trasciende lo meramente tangible.

Estos dos principios se materializan en la morfología y en el desarrollo programático del proyecto. Por un lado el edificio se entierra secuencialmente y por otro inicia un movimiento ascendente hasta dominar visualmente el entorno edificado.

El sistema estructural y constructivo es coherente con la dualidad que manifiesta el edificio. Una arquitectura pesada y pétrea, en contacto con el suelo, y una arquitectura liviana e ingrávida, cuando se aleja de éste.

La arquitectura observa, el visitante es el protagonista. El edificio desciende hasta alcanzar la cota inferior del deposito, el programa expositivo se une, a través de este, al del Palacio de Montehermoso, creando la posibilidad de iniciar la visita a la ciudad desde si edificio proyectado. Una nueva puerta se abre a la ciudad.

Se establece un movimiento ascendente de conocimiento, iniciado en el área de recepción, el edificio se pliega para albergar proyecciones, conferencias, alcanzamos la cota superior del deposito, lugar de encuentros, la terraza pública sobre el parque del palacio... finalmente llegamos a la biblioteca donde aquellos inquietos visitantes encuentran una información más específica, la ultima visión, la torre de la catedral de Santa María, alzándose majestuosa sobre el mar de tejas, nos transporta al exterior.

El edificio se construye mediante una estructura mixta de acero y losas de hormigón armado. Una piel de piedra dorada establece el contacto con el exterior. A medida que nos alejamos del suelo, el vidrio toma protagonismo y se apodera de la forma. Piedra y hormigón en solados, piedra, cartón-yeso y vidrio en parámetros verticales.

Logo Par negro.png
Este artículo incorpora material procedente de una publicación de Papeles de Arquitectura S.L., que mediante una autorización permitió agregar contenido en Urbipedia bajo licencia Creative Commons CC-by-sa-3.0

Editores y colaboradores de este artículo (¿Que es esto?)

- Alberto Mengual Muñoz - I.M.B. -