Urbipedia le invita a darse de alta: Pulse en "Crear una cuenta"

Konstantin Melnikov

Artículo procedente del archivo online Urbipedia (''www.urbipedia.org'')
Saltar a: navegación, buscar
Statusbar4.png
    Artículo        Información complementaria        Crear hoja de artículos relacionados        Bibliografía y Enlaces         Metadatos    
Konstantin Melnikov.jpg
Konstantín Stepanovic Mélnikov (Константин Степанович Мельников) (3 Agosto de 1890, Moscú - 28 Noviembre, 1974, id.) fue un arquitecto ruso y la mayor figura del Constructivismo del siglo XX.

Mélnikov nació en una familia de clase obrera en Hay Lodge, un barrio suburbano cercano a Moscú. Desde 1910 a 1914 estudió pintura en la Escuela de Pintura, Escultura y Arquitectura de Moscú. En 1914 comienza sus estudios de arquitectura en esa misma escuela, graduándose en 1917. A partir de este momento, lo primero que hizo fue desarrollar un plan urbano para Moscú y luego trabajó como maestro a tiempo parcial entre 1921 y 1923 en la misma escuela en la que había estudiado, renombrada Vkhutemas. La principal parte de su trabajo, en ese tiempo, consistía enteramente en diseñar clubes obreros fuera de Moscú. Su primer trabajo, por encargo de la AMO Fabrica de coches en Moscú, donde estuvo trabajando en la revolución de Octubre, es clásica, conservadora y académica.

Después de trabajar en la Escuela del Estado de Moscú en 1923 se puede apreciar un cambio drástico y radical en su obra y dedica gran parte de su tiempo a estudios de innovación en el campo de la arquitectura.

Comenzando con un pabellón para la Exposición de la agricultura y artesanía de todas las Rusias (1923), Melnikov se embarca en un línea de innovación y encargos de alto nivel: el sarcófago en el Mausoleo de Lenin en 1924 y el Pabellón Soviético en la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas en París (1925); Este trabajo llamó poderosamente la atención internacional al carecer de toda decoración y reflejar la visión más vanguardista de la recién formada U.R.S.S. Las bases del concurso ya establecían que “la construcción debía ser de madera, en una superficie, de unos 325 m2, resuelta en dos niveles. El nivel inferior debía estar dedicado a la variedad étnico-cultural de las naciones que conformaban la Unión y el nivel superior, a mostrar el interior de cuatro espacios significativos: un club obrero, una casa obrera, una sala de lecturas y un hogar infantil, como una manifestación de la nueva sociedad.”

En París, a donde viajó para dirigir las obras de construcción del pabellón, tuvo la oportunidad de contactar con algunos de los autores de la arquitectura de vanguardia centroeuropea. Conoció a Le Corbusier, que le enseñó algunas de sus obras en un paseo en el coche del arquitecto suizo. Y entabló amistad con Mallet Stevens. Su esposa y sus dos hijos se reunieron con él en París en el verano del 25.

Recibió el encargo del ayuntamiento de París para realizar una propuesta de aparcamiento para 1000 vehículos. Del que Mélnikov realizó una primera versión sobre el Sena y una segunda versión, que desarrolló en una estancia vacacional junto a su familia en San Juán de Luz, contenida en un prisma regular de 50 metros de lado. Finalmente ninguna de ellas despertó el interés de las autoridades municipales. Aunque es con la base de estos estudios para aparcamientos con los que logra construir en 1927 el Garaje de autobuses Bakhmetevsky en Moscú, en colaboración con Vladimir Shukhov. El edificio es un claro ejemplo del uso de sistemas industriales aplicados a la arquitectura de vanguardia.

En 1927 comienza lo que el mismo Melnikov llama “su época dorada”, en la que desarrolló varios proyectos de clubes para obreros, siete en total, entre ellos el Club Rusakov, encargado a Melnikov por el sindicato de los obreros tranviarios de Moscú señala con el vértice de su cuerpo de servicios al depósito municipal de transportes metropolitanos. La forma de cuña, base del diseño, dota al proyecto de nuevas posibilidades escultóricas y simbólicas.

Llama la atención también en esta época, el Club de la factoría Kauchuk, finalizado en 1929 y encargado a Melnikov en un momento en el que el gobierno ruso buscaba sustituir las manifestaciones religiosas por entretenimientos más apropiados a la visión comunista del momento. La planta del club tiene la forma de un cuarto de cilindro y albergaba un teatro para 800 personas.


El estilo de Mélnikov es difícil de categorizar. En su experimental uso de materiales y formas atendiendo a la funcionalidad, tiene puntos en común con los auto-denominados Expresionistas anteriores a la 1ª Guerra Mundial, como los alemanes Eric Mendelsohn y Bruno Taut, quienes trabajaron brevemente en Rusia en esa época. Es frecuentemente referenciado como Constructivista por la influencia que tuvo de Vladimir Tatlin, y porque el deseo de Mélnikov era que sus edificios pudieran expresar los valores sociales soviéticos revolucionarios, aunque al mismo tiempo defendió publicamente en numerosas ocasiones el derecho y la necesidad de la expresión personal, que reivindicó como única fuente del diseño delicado.

Uno de los mejores ejemplos existentes del trabajo de Melnikov es su propia residencia en Moscú, que data de 1929, consiste en dos torres cilíndricas decoradas con un patrón de ventanas hexagonales. Estas torres están formadas por una cáscara a modo de enrejado hecho con ladrillo. La casa se localiza en pleno centro de Moscú, fue construida inicialmente como modelo para las casas obreras.

En 1933 creó su propio estudio en Moscú, en unos talleres colectivos llamados Mossovet. Este mismo año tuvo lugar en Milán una exposición dentro del marco de la Trienal de las Artes Decorativas y la Arquitectura, en la que se presentaba el trabajo de 11 conocidos arquitectos, entre los cuales, Melnikov era el único ruso.

Melnikov perdió la confianza de los políticos en 1937, cuando fue señalad por la Unión de Arquitectos Soviéticos como un arquitecto "formalista" (un dañino epíteto muy usado en su tiempo) y apartado de la enseñanza y del ejercicio profesional. Sobrevivió a las purgas estalinistas pero, rechazado el admitir las falsas acusaciones, nunca fue rehabilitado.

En 1954 comenzó a participar nuevamente en diversos en concurso, el primero para diseñar un Panteón dedicado a prominentes figuras de la historia de Rusia y para celebrar los 300 años de la unión Ruso-ucraniana, pero el desencanto en el que se encontraba sumido lo había hecho volver a las formas casi clásicas y no obtuvo ni una mención, tan solo para realizar un único pabellón para la Expo de Montreal en 1967.

Vivió en reclusión en su casa, donde trabajaba como un pintor de retratos por encargo hasta su muerte en 1974. El hijo de Melnikov, Viktor, quien como su padre, era pintor, también vivía y trabajaba en esa casa, y luchó por preservarla como museo hasta su muerte en febrero de 2006. La casa todavía contiene una importante porción del archivo de Konstantin S. Melnikov. Un archivo disputado durante años por sus dos herederos, del que existen fotografías realizadas por el fotógrafo Igor Palmín tomadas en los años 60.

proyectos y obras

Otros proyectos y obras

  • Concurso para la casa obrera y el Palacio del Trabajo, Moscú. (1922)
  • Palacio de Cultura en Gorky. (1927-1931)
  • Tres garajes de autobuses, incluido el de Bakhmetevsky, Moscú. (1927-1931)
  • Concurso para el Palacio de los Soviets (la propuesta de Melnikov fue ignorada por el jurado). (1929)
  • Concurso para el edificio Narkomtiazhprom, Plaza Roja, Moscú. (1934)
    Azuldeg.jpg

UMAArtículo publicado en Urbipedia Magazine. Papeles de Arquitectura y Urbanismo - '''UMA-04'''

Editores y colaboradores de este artículo (¿Que es esto?)

- Alberto Mengual Muñoz - I.M.B. -