Urbipedia le invita a darse de alta: Pulse en "Crear una cuenta"

Fábrica del sord (Elche)

Artículo procedente del archivo online Urbipedia (''www.urbipedia.org'')
Saltar a: navegación, buscar

El conjunto de la "fábrica del sord" en el municipio de Elche (Provincia de Alicante, España) del arquitecto Santiago Pérez Aracil se encuentra en una zona de huertos, transformada poco a poco en área urbana, en la que la instalación de fábricas se debió a la proximidad de la estación de ferrocarril. Este proceso se produce desde principio de siglo hasta los años 50. Con posterioridad, la arquitectura de la "fábrica del sord" ha sido recuperada como escuela, en las proximidades está el Parque Deportivo Cernuda que también fue fábrica.

El conjunto urbano destaca por la presencia de los huertos y por un tejido urbano procedente de los antiguos caminos, de trazados geométricos irregulares en los que se han asentado las fábricas y algunos grupos de viviendas de la posguerra, hoy en mal estado de conservación.

La fábrica de calzados original, debió de realizarse al final del siglo XIX o principios de XX, pero las obras de remodelación y ampliación para su utilización como fábrica de ..., realizadas por los arquitectos Pérez Aracil y Serrano Peral durante los años 30, son las que definen el conjunto y lo dotan del carácter que hoy posee una vez rehabilitado por Antonio Serrano Bru en 1976.

El conjunto recae a los caminos de Candalix y de los Molinos, presentando a ellos distintas facetas de su arquitectura. Al primero de ellos corresponde la nave central, rematada en sus extremos por los testeros de las naves auxiliares. Al segundo, las oficinas, que ofrecen una fachada más diversa y variada, en la que se ponen de manifiesto todos los recursos compositivos del Movimiento Moderno. Estos dos cuerpos principales de la edificación, dispuestos en forma de L, quedan articulados por un patio - corredor, con otras edificaciones auxiliares que cierran la parcela en las medianeras que y que tienen un carácter secundario.

El cuerpo de oficinas es de planta triangular, absorbiendo de esta forma el círculo obtuso que forman las dos alineaciones principales. Sus particiones interiores conservan las trazas ortogonales del resto del conjunto. Tiene dos plantas comunicadas por escalera en fachada, que ocupa el ángulo agudo del triángulo, en las proximidades de la esquina.

Esta disposición en planta, que compromete la fachada y se hace muy difícil de resolver, es uno de os ejemplos en los que vemos brillar la sabia aplicación de los principios modernos a la composición de la fachada. El volumen emergente de la caja de la escalera, la disposición de los huecos verticales en ella y en los tres que forman la entrada principal, el macizado de la esquina, las impostas del forjado superior, su finura dimensiones y posición, hacen de esta fachada, y sobre todo de la difícil esquina, un buen ejemplo de composición moderna.

En el proyecto de rehabilitación como escuela, el ala de despachos descrita se ha convertido en las oficinas de administración del centro, con ligeras variaciones para una adaptación, como la introducción de los aseos en la esquina, pero sin modificar lo fundamental.

La nave central que recae a Candalix es la que presenta un volumen y una fachada más homogénea y regular, siendo también la que tiene una estructura de mayor dimensión. Se trata de una nave de planta rectangular y totalmente diáfana gracias a su estructura de cubierta, que se basa en pórticos formados por pilares de hormigón y cerchas metálicas que soportan la cubierta a dos aguas formada por tableros de madera y tejas planas. La iluminación de grandes ventanales seriados que absorben las impostas de los forjados, establecen un orden regular de fachada que remata el alero continuo de la cubierta.

Esta gran nave, en la adaptación a grupo escolar del conjunto, albergue en dos plantas el cuerpo principal de las aulas y de las áreas de uso comunitario, y tiene adosada en sentido longitudinal, otra nave menor de una planta que alberga otras dependencias del programa escolar.

Los patios longitudinales de articulación, dejan junto a la medianera las áreas de instalaciones y servicios y , en todo caso, en estas zonas auxiliares, no se pierde nunca el control de la forma y composición que permite afirmar que nos encontramos frente a un conjunto edificado, en el que la impronta de la arquitectura moderna- racionalista, ha impregnado el sistema edificatorio en su totalidad.

Planos

Otras imágenes


Situación

Referencias

RACV.png
VV.AA. ( Vicente Colomer Sendra): Registro de Arquitectura del Siglo XX en la Comunidad Valenciana ISBN 84-87233-38-4
Planta.diaf.jpg

Editores y colaboradores de este artículo (¿Que es esto?)

- Alberto Mengual Muñoz - I.M.B. -