Urbipedia le invita a darse de alta: Pulse en "Crear una cuenta"

Estación de autobuses de Pamplona

Artículo procedente del archivo online Urbipedia (''www.urbipedia.org'')
Saltar a: navegación, buscar
Estaciona autobuses Pamplona.jpg

La estación de autobuses de Pamplona construida en la Avenida Yanguas y Miranda de Pamplona (capital de la Comunidad Foral de Navarra), en el espacio verde conocido como Vuelta del castillo que rodea la Ciudadela, es una obra de los arquitectos Manuel Blasco Blanco, Luis Tabuenca González y Manuel Sagastume Ruiz construida entre 2005 y 2007.

Ficha técnica

  • Promotor: Ayuntamiento de Pamplona.
  • Autores del Proyecto: Area de Proyectos Estratégicos y Obras del Ayuntamiento de Pamplona.
  • Arquitectos: Manuel Blasco Blanco, Luis Tabuenca González y Manuel Sagastume Ruiz.
  • Dirección de obra y asistencia técnica: IDOM Arquitecto
    • D.O: Jesús Armendáriz.
    • Aparejador: Igor Díaz de Gereñu.
  • Construcción y explotación: UTE AZYSA- GEA21.
  • Inicio obras: Julio 2005.
  • Instalaciones: Iturralde y Sagües.
  • Arqueología: Gabinete Trama.

Descripción

La obra incluyó la restauración uno de los revellines de la Ciudadela de Pamplona, más concretamente, el de Santa Lucía, que con la construcción de los cuarteles del ejército a finales del siglo XIX fue enterrado y sobre el cual había un aparcamiento de coches hasta el comienzo de las obras de la nueva estación.

La estación es subterránea excepto por una marquesina de acceso que da la Avenida Yanguas y Miranda, y está cubierta de césped en la superficie.

Historia

En principio, el proyecto contaba con un gran hueco circular en el centro de la estructura, que permitía la iluminación natural de la "dársena" en la que se estacionarían los autobuses. Este elemento, fue suprimido por indicación de la Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra, competente en asuntos que afectan al patrimonio artístico navarro, por considerar que al encontrarse en la zona de la Ciudadela, debía respetarse la forma de ésta sin elementos nuevos que pudieran establecer una competencia de tipo formal. Con esta supresión, la estación es hoy exclusivamente subterránea, salvo en el frente hacia el foso, en el que se han abierto unos estrechos patios hasta la planta de estacionamiento de los vehículos. El elemento más definitorio de la nueva estación, es la gran viga circular que rodea la dársena, y que descarga mediante vigas radiales sobre un pilar central, sin otro tipo de soportes.

Planos

El proyecto definitivo está basado en las catas arqueológicas, que han dado como resultado la localización exacta de los elementos soterrados, tanto del revellín como de la contraescarpa, así como su grado de conservación. Todo ello ha constatado el buen estado del revellín en dos de sus caras, y de la inexistencia del muro de piedra de la contraescarpa.

Igualmente, el contrastado rigor del plano levantado por Casañal en el año 1904, ha aportado al proyecto la referencia histórica para formalizar la solución de la intervención en superficie. De esta manera, la adaptación fiel al trazado original garantiza la recuperación de los elementos adyacentes a los fosos, que de alguna manera formaban parte del conjunto monumental. El camino cubierto se recupera hasta llegar a la Avenida del Ejército, donde la línea del foso se desvía hacia lo que hoy es Calle Conde Oliveto. En este punto se formaliza la grieta entre el muro y la alineación de la avenida en donde se ubican las escaleras para acceso a los fosos.

Reurbanización

Uno de los aspectos importantes de la recuperación del glacis es el encuentro de éste con la Plaza de la Paz. Se propone que en la reurbanización de esta plaza se adopte la misma forma que presentan las plazas de Príncipe de Viana y Merindades. Así, al atravesar Pamplona en esta secuencia de plazas-fuente, la de la Paz ofrecerá como argumento principal, en el nudo entre el primer y el segundo ensanche, el acercamiento a la Ciudadela, integrando ésta a la trama urbana en un lugar con un expectante encuentro entre el pasado, el presente y el futuro de la ciudad.

También se ha racionalizado el tráfico, aportando mayor organización a los movimientos presentes y futuros de autobuses, coches y peatones. Las rampas, dos para la estación y dos para el aparcamiento, resuelven la entrada y salida, tanto hacia el norte como hacia el sur. Se sitúan en el eje de la calle Yanguas y Miranda, entre la plaza de los Fueros y la plaza de la Paz. De esta manera, se evita la congestión y el aumento de recorridos de tráfico, consiguiendo una conexión inmediata con todas las direcciones a través de estas dos plazas.

Con todo ello, además de una conexión perfecta con el viario de la ciudad, sin interferencias en la estructura urbana, ni en el tráfico en superficie de la calle, se consigue respetar al máximo el arbolado existente, e incluir, oculta en el paisaje urbano desde ambos márgenes de Yanguas y Miranda, la trinchera de las rampas. Los accesos peatonales, ascensores, escaleras mecánicas y de emergencia, se sitúan en la acera de nueva ejecución en Yanguas y Miranda. El resto de las evacuaciones necesarias se realizan a cota de los fosos, con puertas especiales, que quedan perfectamente integradas en los muros reconstruidos.

El proyecto recupera el revellín de Santa Lucía, el foso, el camino cubierto y el glacis de la ciudadela, conforme a la documentación planimétrica e histórica existente, los restos conservados, las características geométricas del trazado y el sistema constructivo.

Planos

Otras imágenes

Situación

Referencias

Enlaces externos

Editores y colaboradores de este artículo (¿Que es esto?)

- Alberto Mengual Muñoz - I.M.B. -