Urbipedia le invita a darse de alta: Pulse en "Crear una cuenta"

Arquitectura neolítica

Artículo procedente del archivo online Urbipedia (''www.urbipedia.org'')
(Redirigido desde «Arquitectura prehistórica»)
Saltar a: navegación, buscar
Statusbar3.png
    Artículo        Crear Información complementaria        Crear hoja de artículos relacionados        Crear Bibliografía y Enlaces         Metadatos    
Dolmen en Valencia de Alcántara (provincia de Cáceres, España)

Se denomina Arquitectura neolítica a los primeros hitos conservados de la arquitectura.

La arquitectura aparece mucho más tarde de lo que lo hicieron la escultura y la pintura. Si de éstas encontramos las primeras obras hace 40.000 años en el Paleolítico Superior, de la arquitectura habrá de esperar hasta el periodo prehistórico conocido como Neolítico.

El Neolítico es un periodo difícil de precisar cronológica y geográficamente. Los "inventos" de la agricultura y de la ganadería con los que se da comienzo a esta etapa prehistórica fueron descubiertos por el hombre hacia el 8.000-7.000 a. C. en la zona entre Egipto y Mesopotamia, conocida como Creciente Fértil. Estos descubrimientos fueron trasmitidos o surgieron espontáneamente en otras zonas en milenios posteriores. En algunos lugares de Europa coincide la llegada de aquellos adelantos neolíticos con la invención de la escritura en Egipto y Mesopotamia (en torno al 3.000 a. C.).

Habitat

Con la implementación del sedentarismo aparecen las primeras aldeas o vivienda. El ciclo de los cultivos obliga al hombre primitivo a permanecer en lugares próximos a los mismos, para velar por al abundancia de la futura cosecha. Los primeros poblados prehistóricos estaban formados por casas dispuestas irregularmente. En ocasiones, aparecían rodeados por una zanja o empalizada. El poblado de Jericó Palestina esta protegido por altas y fuertes murallas. Los materiales empleados para la construcción de estas rústicas viviendas variaban según las distintas condiciones climáticas y los materiales disponibles, la forma de vivienda variaba igualmente, la vivienda de planta rectangular o circular es la más representativa de este tipo de poblados. En cuanto a los materiales de construcción podían ser de piedra, madera, barro, juncos, paja y otros vegetales de poco peso, idóneos para las cubiertas o para ser mezclados con el barro, al que proporcionaban una mayor consistencia.

Construcciones

La vida sedentaria del neolítico y la vida sedentaria de las agrupaciones comunitarias, provocan el surgimiento de las primeras manifestaciones arquitectónica, presentando una dicotomía entre la arquitectura destinada a los vivos y la destinada a los muertos. La primera responde tan sólo a la búsqueda de espacios habitacionales en aquellos lugares más aptos para el cultivo, a menudo en las llanuras de los pies de montaña o en valles internos. Lo interesante en cuanto a las viviendas son los palafitos (construcciones lacustres sobre estacas), cuya estructura de madera imitaran los primeros constructores de casas de piedra. Como morada, pueden distinguirse las siguientes:

  • la cabaña o choza, formada por entramados de ramaje,
  • la gruta o caverna, artificial o natural pero acomodada por la mano del hombre a sus propios usos,
  • los palafitos o habitaciones lacustres de madera levantados sobre pilotes clavados en el fondo de un lago o zona pantanosa,
  • los crannoges, propios de Irlanda, habitáculos lacustres a modo de islotes, sin dejar pasar el agua por debajo de ellas,
  • los terramaras, descubiertos en Italia, chozas de madera y arcilla en sitios pantanosos. Con dichas construcciones se relacionan los paraderos o kiokenmodingos (voz danesa que significa restos de hogar) que son montículos conformados por depósitos de conchas, restos de ceniza, carbón, huesos, piedras y fragmentos de cerámica tosca, muy abundantes en Dinamarca, también hallados en otras regiones.

Paralelamente, la intensificación del espíritu religioso y el culto a los muertos hacen que el hombre neolítico les dé gran importancia, buscando ocupar los lugares más destacables para hacer visible su monumentalidad con la que marcarían el territorio y se reafirmarían como grupo. En este sentido se distinguen las siguientes manifestaciones de la llamada arquitectura megalítica:

  • Menhir: Consiste en una piedra generalmente alargada, en bruto o mínimamente tallada, dispuesta verticalmente y con su base enterrada en el suelo para impedir que caiga. La función de los menhires megalíticos era claramente mortuoria, encontrándose con frecuencia sepulturas neolíticas a sus pies. Dada su sencillez y antigüedad, el menhir fue probablemente el primero o uno de los primeros monumentos erigidos por el hombre.
  • Alineación: Son enormes piedras alargadas, dispuestas de forma vertical, enterradas en el suelo y están mínimamente talladas. El emplazamiento se asemeja a extensas hileras de piedras de diversos tamaños desde los 90 centímetros hasta los 7 metros de altura.
  • Dólmen:dolmen, que en bretón quiere decir mesa grande de piedra, es una construcción consistente por lo general en varias losas (ortostatos) hincadas en la tierra en posición vertical y una losa de cubierta apoyada sobre ellas en posición horizontal. El conjunto conforma una cámara. Generalmente se acompaña de otras piedras en los alrededores de grandes dimensiones.
Estas estructuras se dan en Europa Occidental, sobre todo en la franja atlántica, y fueron construidas durante el Neolítico final y el Calcolítico. Su función atribuida suele ser la de sepulcro colectivo, pero también se cree que puede ser una forma de reclamar un territorio y reforzar la identidad grupal, dada la poca identidad de los poblados neolíticos en tránsito a los calcoliticos y que prepara las ciudades de época del bronce.
  • Túmulo:Se trata de un dólmen que está rodeado por un montón de tierra de sujeción o piedras que cubren en parte las losas verticales, formando una colina artificial.
  • Tumba corredor:Cuando al dolmen se le añade un pasillo que lo conecta con el exterior se le llama tumba de corredor a la manera de avenida para desfilar el cortejo funerario, cuya cámara puede estar construida con ortostatos (grandes losas) mediante una falsa cúpula hecha con lajas de piedra o haber sido excavada en la roca. Es el primer ejemplo de habilidad constructiva al mover enormes bloques con el reto de mantener alzada la estructura.


Las construcciones ciclópeas. Así llamadas por haberlas atribuido los antiguos griegos a unos gigantes fabulosos llamados cíclopes; se constituyeron con aparejo sencillo de piedras, en parte escuadradas, o sin escuadrar, aunque desbastadas, y de menor volumen que las megalíticas, utilizando algunas veces mortero arcilloso para conformar muros y paramentos. Estas construcciones pertenecen a las edades del cobre, bronce o del hierro.

Referencias

Urbipedia.8.png
Para ver las obras de Arquitectura neolítica que figuran en Urbipedia, pulsar aquí: Categoría:Arquitectura neolítica

Editores y colaboradores de este artículo (¿Que es esto?)

- Alberto Mengual Muñoz -