Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas. Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Villa Le Lac

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar4.png
    Artículo        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Incluir Bibliografía y Enlaces         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Villa Le Lac
Petite maison.jpg

La Villa Le Lac situada en 21 route de Lavaux, junto al lago Lemán, en Corseaux-Vevey (Suiza), es una pequeña construcción que Le Corbusier, a la que se refería como petite maisson, realizó en 1925 para su madre, junto con su primo Pierre Jeanneret.

La pequeña casa, en la que, junto con la madre (el padre fallecería al poco tiempo de su construcción) pasarían largas estancias tanto el propio Le Corbusier como su hermano, reivindica la autonomía de la arquitectura moderna sobre las imposiciones del lugar, reorganiza el orden y metodología a primar en la proyectaclón y privilegia la atención a las necesidades del programa.

El programa se desarrolla mediante una secuencia de espacios ininterrumpidos, que van cubriendo las necesidades funcionales requeridas y se hilvanan unos a otros con los anexos derivados de cada uno de estos espacios.

Le Corbusier explica así las principales características de esta pequeña casa familiar, ajustada tipológicamente al modelo de la Maison Citrohan y construida a orillas del lago Léman:

Máquina para vivir: a cada elemento le es asignado cierto número de metros cuadrados, en total 56 m2 para toda la casa. Se ordena y se llega a los 60 m2. En esta minúscula casa hay una ventana de 11 metros de largo y la zona de entrada ofrece una perspectiva de 14 metros de largo. Los tabiques móviles y las camas disimuladas permiten improvisar habitaciones para visitas

Con el programa de diseño y los planos que se habían elaborado antes de elegir el terreno Le Corbusier se puso a la búsqueda de un parcela donde plantear su proyecto encontrando una delgada franja de tierra a orillas del lago Lemán en Corseaux que reunía esas condiciones.

La forma de la casa, un paralelepípedo rectangular estrecho y alargado, con un pequeño voladizo en uno de sus extremos y su gran ventana corrida evoca la inesquivable huella maquinista presente en el ideario racionalista del momento.

La pequeña casa, de 2,50 metros de altura, se instala sobre el terreno y se separa 4 metros de la carretera y otros tantos del lago, al abrigo de un muro que la rodea y aísla visualmente del exterior por el norte, este y oeste. No obstante, sobre el muro de fábrica de la fachada sur se practica una ventana que enmarca y singulariza un fragmento del impresionante paisaje formado por el lago y los Alpes. La vivienda se plantea en 64 m2 (16×4) construido en 2 niveles, uno en sotano: la bodega y el primer nivel donde realmete se desarrolla la casa con un salón de estar, habitación, cuarto de baño, un pequeño salón convertible en dormitorio de visitantes, vestíbulo, WC, cocina y lavadero, espacios para guardar (ropas etc), todo ello con una unica ventana hacia el lago de 11m.

En el jardín y adosada a la ventana-marco, Le Corbusier dispone una mesa apoyada en una sola pata central. La solución de la ventana que selecciona y enfatiza un fragmento de la naturaleza vuelve a aparecer en la Villa Meyer y en la Villa Savoye, proponiéndose en esta última como punto final a la ascendente promenade architecturale desde el exterior hacia el interior. La parte del muro que corre paralelo a la gran brecha de 11 metros pierde altura, pudiendo así gozar, desde el interior de la casa, de una amplia e ininterrumpida vista del lago, fusionando exterior e interior.

Años después y para protegerla de las inclemencias climatológicas, la fachada fue revestida con plancha ondulada de aluminio del tipo empleado en la construcción del fuselaje de los aviones. Obvia decir que esta solución fue por completo del agrado de Le Corbusier ya que con ello se acentuaba la metáfora maquinista de la vivienda.

Por su parte, la distribución interior favorece un paseo arquitectónico que recorre la casa perimetralmente para finalizar en la habitación-jardín.

Los tabiques de separación de las estancias principales (dormitorio de la madre y sala de estar) no llegan a contactar con el muro sur de cierre, permitiendo así la continuidad de la ventana y de diversos elementos del mobiliario, como la repisa que discurre a lo largo de la gran abertura luminosa, la mesa desplazable o la lámpara orientable, que permiten un cambio de situación buscando su mejor relación con el sol. Por otro lado, la transición entre la sala de estar y el jardín se efectúa a través de un espacio funcionalmente versátil que se utiliza como dormitorio eventual para las visitas, equipándolo con un lavabo y un armario ocultables tras mamparas correderas. El lavabo, que modela y se manifiesta volumétricamente en la fachada norte, atestigua la voluntad del arquitecto por subvertir el rol de los elementos secundarios, convirtiéndolos en actores principales (criterio que repetirá en otros momentos y obras, como la entrega de la bañera con el tabique, aquí mismo y en la Villa Savoye, o el confesionario en Ronchamp, entre otros casos). Al mismo tiempo, estos espacios duales remarcan la Impronta maquinista de la Petite Maison. Tanto este espacio como el pequeño dormitorio de la planta superior reciben luz natural por medio de pequeños ventanales altos, cuyo tamaño y tenue Iluminación se ven reducidos por el oscuro color con que han sido pintadas las paredes, lo que contrasta con la Intensidad luminosa del exterior o con la gran ventana en banda de 11 metros, verdadera protagonista de la Petite Maison.

La luz como medio cualificador del espacio es, asimismo, un componente fundamental en la arquitectura de Le Corbusier, que utilizará de forma recurrente a lo largo de su trayectoria. Valga como ejemplo, entre otros muchos, el violento contraste luminoso con que diferencia los penumbrosos espacios comunes, las calles Interiores, de la Unité de Marsella, de la Irradiante claridad que invaden los espacios privados, apartamentos y viviendas.

Este ejemplo se plantea con la preocupación rigurosa por la proporción y el uso de la planta libre gracias a la estructura en hormigón armado, con especial importancia al plano funcional; es el primer ejemplo de arquitectura moderna de Le Corbusier en Suiza, Villa Le Lac puede considerarse hoy como una verdadera muestra de la arquitectura moderna que plantearía poco despues Le Corbusier. La pequeña casa reúne ya tres de los futuros “cinco puntos de una nueva arquitectura”:

  • El terraza-jardin (aquí es su primera aplicación),
  • La planta libre
  • Ventanas continuas.


Planos

LineaBlanca.jpg

Otras imágenes

LineaBlanca.jpg

Situación


Cargando el mapa…
Cargando el mapa…
Coordenadas y enlace con otros sistemas:46°28′06″N 6°49′45″E / 46.468449, 6.829237
21 route de Lavaux, Corseaux-Vevey - Coordenadas: 46°28′06″N 6°49′45″E / 46.468449, 6.829237

Referencias

Columnadorica 3.jpgObras relevantes
Obras imprescindiblesColumnadorica 4.jpg
UMAArtículo publicado en Urbipedia Magazine. Papeles de Arquitectura y Urbanismo - '''UMA-06'''

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Villa_Le_Lac&oldid=501007