Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Hans Poelzig

Saltar a: navegación, buscar
Statusbar3.png
    Biografía        Incluir información complementaria        Incluir artículos relacionados        Bibliografía y Enlaces         Metadatos    

U.135x135.gris.jpg
Hans Poelzig
{{{TextoFoto}}}

Hans Poelzig (Berlín, 30 de abril de 1869- id., 14 de junio de 1936) fue un arquitecto alemán. Uno de los representantes del expresionismo en arquitectura.

Biografía

Sexto hijo de la condesa Clara Henriette María Poelzig, que estuvo casada con el inglés George Acland Ames. Acland negó la paternidad en los tribunales y Hans se crió con padres adoptivos, el cantor Emil Liese y su esposa en Stolpe en Brandeburgo. Despues de estudiar en el instituto Viktoria de Potsdam, pasa a estudiar (1888 - 1894) en la Escuela Superior Técnica de Berlín con arquitecto neogótico Carl Schäfer.

Los primeros proyectos arquitectónicos de Poelzig, especialmente el diseño de la Casa urbana que le valió el Premio Schinkel en 1897, demostraron que era un alumno dócil de Schäfer, preocupado con la recuperación de las condiciones ideales de la logia medieval, linea en la que Poelzig enseñaría a partir de 1900 como profesor de la asignatura materia y estilo y a partir de 1903 como director de la Real Escuela de Arte y Oficios artísticos en Breslavia, cargo que ocupará hasta 1916.

En los primeros proyectos de su período de Breslavia, como el Ayuntamiento en Löwenberg (1903-1905) y la Iglesia en Maltsch (1904), Poelzig retoma tradiciones regionales. También le sirvió como un antídoto a los excesos modernistas, a los cuales apostrofó, en su contribución al catálogo de la exposición de “Oficios Artísticos” de Dresde, de 1906, como un mero fenómeno temporal que acompaña a un "proceso de fermentación” que nuestra arquitectura contemporánea tiene que pasar: no podemos prescindir del pasado para resolver los desafíos de la arquitectura de hoy; de los elementos superficiales, sí, pero no del trabajo que se ha hecho antes para superar los problemas tectónicos.

Para sus primeros diseños de Torres de agua de Hamburgo (1906), Poelzig apoya todavía el depósito de agua en la parte superior con subestructuras fuertes bien articuladas de gran eficiencia óptica. Sin embargo en su diseño para el Molino de Werder, en Breslavia (1907), apuesta ya exclusivamente por la silueta cerrada de un edificio escalonado.

Poelzig se adhiere al Deutscher Werkbund en 1908 y es miembro de la Federación de Durero y de la Confederación Alemana de la Defensa de la Patria.

En 1911, Poelzig llama a la arquitectura industrial "la verdadera tarea monumental del presente”. Esta declaración identifica la contradicción que surge de la magnitud de los edificios por un lado y su situación inferior en la jerarquía de la obra arquitectónica. Un factor adicional fueron las cualidades de los nuevos materiales de construcción, que eran contrarias a la tradicional sensibilidad arquitectónica. Estos materiales fueron el hierro, que podría ser utilizado en dimensiones mucho más pequeñas que la piedra con la misma capacidad de carga, pero también el hormigón armado, que según las reglas del uso correcto de los materiales no siempre debería ser escondido.

Algunos edificios de la Fábrica química en Luban (1910-1911), como la Torre de exposición y de agua de Poznan (1911), revelan la armadura de hierro de sus muros tanto en el perfilado fino de la superficie, como en la trama rigurosa de las aberturas en los muros. La plasticidad que falta en el detalle, la sustituye Poelzig por la forma de gran escala: frontones escalonados de estilo gótico con pilastras o la silueta escalonada de un edificio entero destacan al mirar desde lejos los edificios de Luboń/Luban. No forman una plaza, sino que simplemente fueron construidos a lo largo de unas vías de tren, principalmente en paralelo.

Entre 1916 y 1920 es gerente municipal de Ingeniería Estructural de Dresde. Dirige un curso de diseño arquitectónico en la Escuela Superior Técnica y sus proyectos arquitectónicos de entonces se caracterizan por el aumento de elementos barrocos en los edificios y una tendencia hacia planos líquidos. Así se encuentra por ejemplo el cuerpo escultórico enorme de la Estación de bomberos, en el barrio Wildsdruff de Dresde (1916-17), que parece estar plásticamente movido, no al principio, sino al final del proceso del planeamiento. El Edificio Municipal (1917?) Y la Sala de Conciertos (1918) forman parte de un plan general, destinado a reformar escultóricamente el organismo urbano.

En 1918 conoce a la escultora de Hamburgo, Marlene (Martha Helene) Moeschke, su segunda esposa con la que mantendrá una cooperación profesional intensa en interiorismo y diseño arquitectónico.

En 1919 Poelzig pronuncia en el día del “Werkbund” en Stuttgart un discurso programático sobre las tareas futuras de la Federación y es elegido primer presidente de la ”Deutscher Werkbund” .

De regreso a Berlín en 1920 es nombrado superior de un “Taller del Maestro de Arquitectura " en la Academia Prusiana de las Artes. Mantiene una vida activa culturalmente, dimite como Presidente de la “Werkbund” en 1921, a partir de 1922 es miembro de la Academia, en 1923 es nombrado profesor ordinario de Arquitectura de la Escuela Superior Técnica de Berlín-Charlottenburg y entre 1924 y 1929 es miembro de la asociación de Arquitectos Zehnerring y Der Ring.

En aquellos tiempos, cuando empezó la inflación, surgieron proyectos para concursos como la Casa torre de la estación de Friedrichstrasse (1921) y la Casa del comerciante de Colonia (1922), y más tarde (1925) el Edificio de la feria de Hamburgo. A pesar de la sugestión fantástica, los proyectos se adaptan con exactitud a su entorno particular: la Casa torre en Berlín, como una vertical pronunciada en un cruce de tráfico; la Casa del comerciante en Colonia, como un edificio de cúpula que acentúa la horizontalidad en la ribera del Rin, a cuyo lado la catedral cercana crece con mucho efecto y el Edificio de la feria en Hamburgo, un frente como una muralla que baja en cascada hacia el centro de la ciudad.

En diversos monumentos y fuentes, de los que han sobrevivido la Fuente de cascadas, en el Jardín Grande de Dresde y la Fuente de Rese en Hannover, Poelzig exploró también en esos años el principio de una arquitectura de inspiración musical. Estas ideas se perciben hasta en los diseños de los monumentos en torno a 1930.

Sin embargo la vivienda unifamiliar no se encuentra en el centro de la obra arquitectónica de Poelzig. Llama la atención por tanto la participación de Poelzig en la colonia Weissenhof, en Stuttgart (1927), así como su contribución a la Colonia Gagfah del Fischtalgrund, en Berlín (1928), que estaba dominada por arquitectos conservadores. De hecho el diseño de la vivienda que habitó con su familia en el barrio Westend de Berlín, a partir de 1930, se lo encomendó a Marlene Moeschke con quien se había casado en 1924. No obstante investigó las posibilidades de casas de madera normalizadas para la producción industrial para la empresa Christoph y Unmack, en la que más tarde pudo integrar a su discípulo Konrad Wachsmann y después de 1930, en colaboración con el Departamento Municipal de Urbanismo de Berlín, que dirigió su amigo Martín Wagner, se crearon en su estudio numerosos planes para las colonias de cubierta plana (Flachbausiedlung) en Berlín. Entre sus viviendas destaca la casa de Fritz Steinert (1929-1931), con su frontón suavemente ondulado y su rica vida interior es una respuesta plástica a la llanura de la zona del Bajo Rin, donde se construyó.

La exposición “Poelzig y su escuela” en la Academia Prusiana de las Artes, en la Pariser Platz en Berlín en 1931 supone el comienzo de una campaña de desprestigio en su contra por parte de la prensa nazi, lo que va a aumentar en el Tercer Reich.

El proyecto para el concurso del Teatro Friedrich (Friedrich-Theater) de Dessau (1935) es uno de los últimos proyectos que Poelzig diseñó para un terreno en Alemania, un teatro convencional de gradas, precedido por una plaza enmarcada con un borde que recuerda al barroco romano del arquitecto Bernini. No recibió ningún premio del jurado, del que también formó parte al comienzo el futuro arquitecto personal de Hitler, Albert Speer. En el intento de su alumno Egon Eiermann de generar un debate público sobre el resultado del concurso, Poelzig ya no se involucró. Eiermann mismo había presentado un proyecto con un diseño modernista.

A principio del año 1935 gana el primer premio en el concurso internacional para un Teatro y Conservatorio en Estambul. Se le plantean negociaciones sobre una cátedra en la Academia de Bellas Artes de Estambul. Poelzig viajó dos veces a Turquía sin tomar una decisión. Usó sus viajes para sondear las posibilidades que existían para él y su amigo Martín Wagner de trasladarse a Turquía. Por razones de su edad en 1935 deja sus cargos en la Academia Prusiana de las Artes y en la Escuela Superior Técnica.

En 1936 Poelzig muere el 14 de junio en Berlín, a causa de su tercer infarto cerebrovascular. Está enterrado en el cementerio del pueblo de Wannsee.

Teatro y cine

Poelzig llegó a conocer al magnate de teatro Max Reinhardt en 1913, cuando Reinhardt estaba dirigiendo las celebraciones del Centenario de Breslavia. Desde la construcción del Gran Teatro de Reinhardt en Berlín (Grosses Schauspielhaus,1919) Poelzig estaba completamente familiarizado con el ambiente del teatro y del cine. De las escenografías que desarrolló para el Gran Teatro, sólo se realizó el espacio escenográfico para el Rey Lear (1923), ordenado heráldicamente. Sin embargo realizó para otros teatros otros ocho escenarios. Fue controvertido el desenfrenado neorrococó de su decoración en Don Giovanni, de Mozart (1923), en la Ópera Estatal Unter den Linden: "Todo rueda, prolifera, se infla, flujos y reflujos."

Poelzig era un amigo cercano del actor y director Paul Wegener. Wegener le encargó los decorados para la película El Golem: ¿Cómo entró en el mundo? (1920). Mientras muchos directores expresionistas trabajaban con telones pintados de dos dimensiones, Poelzig mandó construir en el recinto de la UFA, en Berlín-Tempelhof, una ciudad gueto de estilo gótico, con 54 edificios modelados escultóricamente, construidos con marcos de madera, con malla de alambre y yeso en el aire libre. “Imponiéndose como en un sueño” dijo un crítico.

Poelzig participó en las escenografías de dos películas. Budas Vivientes (1923-24), una película que se ha perdido, y que se desarrolla en un "Tíbet creado por la fantasía", en la que Wegener perdió una gran cantidad de dinero como productor. Y La Crónica de Grieshuus (1923-24), basada en una novela de Theodor Storm, que trata del fratricidio en la oscuridad de la época feudal. En los papeles que dejó Poelzig se encuentran también bocetos y apuntes de proyectos propios. Construyó además tres salas de cine: el Capitolio am Zoo en Berlín (1924-26), el Babylon en la Rosa -Luxemburgo-Platz) en Berlín (1927-29), que ha sobrevivido pero con modificaciones, y el Deli en Breslavia (1926-27).

La arquitectura de la metrópoli

Las dos planificaciones para la Plaza de la República de Berlín (1927 y 1929) demuestran de una manera ejemplar el pensamiento urbanístico bipolar de Poelzig. En 1927 se limitó a rellenar el enorme espacio abierto en frente del Reichstag (donde debían concentrarse las administraciones del Reich, esparcidas por toda la ciudad), mientras que en 1929 se decidió por un gesto que va más allá del desarrollo urbano del momento. Ciertamente, a este proyecto se hubiese sacrificado toda la zona residencial en el arco del Spree, el barrio Alsen. Sin embargo se realizó en parte la edificación del Bülowplatz (ahora Rosa-Luxemburg-Platz) en Berlín (1927-29), donde Poelzig estaba tratando de reconstruir la continuidad urbana rota alrededor del teatro Volksbühne. De lo que diseñó Poelzig junto con el gerente municipal de urbanismo de Berlín, Martin Wagner, para el Recinto Ferial de Berlín se realizó sólo una pequeña parte. La Casa de la Radio (1928-1931) en la Masurenallee, con su oscura iridiscente fachada de ladrillo cocido de clinker y su patio de luz de un brillante amarillo claro en el interior, es el edificio más imponente de Poelzig en Berlín que sigue en pie.

Grandes Momentos

A finales de los años 20, Poelzig llegó a tener trabajos que le retaron como organizador de grandes masas, tanto de edificios como de sus visitantes. Entre ellas figuran la Sede administrativa de la I.G. Farbenindustrie (1928-31), que se había formado con la fusión de las empresas químicas BASF, Bayer Leverkusen y la fábrica de pintura Hoechst. La "casa de dos mil ventanas" al borde del centro urbano de Frankfurt, se consideró como el edificio administrativo más grande de Europa. Poelzig lo desarrolló como un cuerpo alargado de 254 metros y siete plantas, que cruzan seis alas perpendiculares. Los elementos jerárquicos - ejes simétricos, una gran escalera, comedor en un nivel superior - representan el prestigio de la empresa, mientras que la curvatura del complejo va suavizando la monumentalidad de esta “corona de la ciudad" e impide pasillos interiores demasiado largos. El edificio tiene una historia de altibajos. Durante el período nacional-socialista la empresa se integró plenamente en la política de armamento y de trabajos forzados del régimen. En 1945, las fuerzas armadas de los EE.UU. instalaron su cuartel general. En 2001 la Universidad Johann Wolfgang Goethe de Frankfurt instaló en el recién restaurado edificio de Poelzig, una parte de su nuevo campus del Westend.

Un dirigente de masas como Poelzig no podía pasar de los concursos internacionales de los últimos años de la década de los 20 y de los principios de los años 30. Poelzig presentó soluciones para el Palacio de la Federación de Naciones en Ginebra (1927), el Teatro para presentaciones musicales de masas en Jarkov (Ucrania, 1930/31) y el Palacio de los Soviets en Moscú (1932) que salían de plantas simétricas y geométricamente ordenadas. Sus diseños para un Escenario de espectáculos, en Turingia, remiten a la idea de un “Memorial Imperial” con un teatro para festivales para 20.000 espectadores. El pathos de este diseño parece anticipar los típicos escenarios al aire libre del Tercer Reich.

Obras

LineaBlanca.jpg


Frases

  • Toda forma de construcción de verdad tectónica tiene un núcleo absoluto al que la decoración, variable dentro de ciertos límites, otorga un encanto cambiante.
  • El único ser humano decente y creativo era Prometeo. Sólo el odio de los dioses es creativo.
  • Estamos construyendo para Dios. Y lo ve todo.
  • La prueba crucial de una obra de arte es su evidencia, la medida en que puede darse por sentado.
  • El arte no tiene nada que ver con la finalidad, no tiene fin. Siempre es mejor que violen el fin y creen una verdadera obra de arte, que dejar triunfar los fines, es decir, la fría razón.
  • El artista ni debe de, ni tiene que…, como dicta algún movimiento artístico. De lo que debe o tiene que hacer sólo debe rendir cuentas a su conciencia.
  • Puedo enseñar sólo lo que yo mismo sé hacer y lo que he experimentado, no lo que solamente sé. En caso contrario, la enseñanza quedará anémica.

Ver también

Referencias

Registros de identidad de Hans Poelzig:    ISNI: 0000 0001 0861 278X      VIAF: 85540

Azuldeg.jpg
LineaBlanca.jpg
UMAArtículo publicado en Urbipedia Magazine. Papeles de Arquitectura y Urbanismo - '''UMA-14'''

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Hans_Poelzig&oldid=474945