Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Urbipedia usa cookies propias para garantizar funcionalidades y de terceros para información y estadísticas. Si usa Urbipedia, asumimos que las acepta; en otro caso, debería salir de este sitio.

Compactadora con ruedas neumáticas

Saltar a: navegación, buscar

Estas maquinas trabajan principalmente por el efecto de la presión estática que producen debido a su peso, pero hay un segundo efecto, debido al modo de transmitir esta preside por los neumáticos que tiene singular importancia. Las superficies de contacto de un neumático dependen de la carga que so. porte y de la preside a que este inflado, pero la presión que transmite al suelo el neumático a través de la superficie elíptica de contacto no es uniforme. Por lo tanto y pare simplificar el problema se emplea el termino presión media de contacto que se obtiene dividiendo la carga sobre cada rueda por la superficie de contacto. Estas superficies de contacto se obtienen pare las diferentes presiones de inflado y cargas sobre rueda, marcando las huellas de contacto sobre una place de acero con el neumático en posición estática.

Es norma general esperar una presión del orden del 90 % de la preside en la superficie a profundidades de 70 cm. y actuando en un ancho de unos 2/3 del ancho de la huella del neumático. Esto obliga a las maquinas compactadoras de estos tipos a procurar un cierto solape entre las huellas de los neumáticos delanteros y traseros.

Un compactador de neumáticos inflado a poca preside da unas superficies de contacto cóncavas y en los bordes del neumático, en los que la cubierta recibe el apoyo estructural de los laterales aparecen unas presiones horizontales adicionales que ayudan a l asentamiento de las partículas y a su mezclado. Los neumáticos pare Compactadores deben ser de banda de rodadura ancha y lisa y capaces de ejercer una preside media de contacto entre 60 y 9() p.s.i. uniformemente sobre la superficie de contacto ajustando lastre y preside de inflado.

Compactadores con ruedas neumáticas autopropulsadas

Equipados, generalmente, con dos ejes, con pesos normales entre 9 y 15 toneladas y con 8 hasta 13 neumáticos, son apropiados pare suelos coherentes de granulado fino y arenas y graves bien graduadas. Los que conocemos por 13 ruedas, son específicos para cerrar los aglomerados asfálticos. Son maquinas complicadas que exigen entretenimiento cuidadoso; la altura de tongadas suele variar de 15 a 20 cm., y requieren 8/12 pasadas. Su velocidad de trabajo oscila sobre los 3 km./in.

Compactadores con ruedas neumáticas remolcadas

Por lo general poseen un solo eje y pocos neumáticos, con pesos de trabajo hasta de 200 Tm. Son apropiados pare terrenos coherentes, margas, zahorras, etc., influyendo poco los grandes tamaños de piedra. Estas maquinas son muy sencillas y no requieren mas cuidado que el vigilar las presiones de los neumáticos. Los grandes Compactadores de este tipo hay que arrastrarlos con bulldozers de grandes potencies y por lo tanto requieren pare su buena utilización grandes áreas de trabajo. Hemos compactado bien zonas, algo cohesivas en capas de 30 a 40 cm. en 6 u 8 pasadas con un compacto de 100 Tm., arrastrado por un D-8.

Naturalmente, que cualquier maquina o vehículo, en el sentido mas amplio del concepto de compactación, se puede considerar un compactador por presión estática, ya que su peso actuando a través del área de contacto de sus elementos de soporte, produce una preside sobre el terreno y como tal un efecto de consolidación. En este sentido, las propias maquinas pare el movimiento de sierras ejecutan un trabajo de compactación que en muchos caves puede ser importante. Normalmente el material de relleno es transportado con equipos pesados, precisamente circulando por encima de los propios terraplenes en ejecución. Estas maquinas transmiten cargas considerables al terreno y en consecuencia actúan como Compactadores. Como esta maquina suele ir equipada con ruedas neumáticas su efecto es similar al que produce los Compactadores neumáticos. Sin embargo, cuando sin verter nuevas sierras hay puntos donde el trafico del transporte es elevado, se observan destrucciones mas o menos profundas y localizadas Hemos podido comprobar que estas destrucciones se producir de dos formas muy diferentes:

a) Cuando el terraplén que servia de camino estaba con poca humedad, la destrucción era superficial, por un efecto de desgaste, con la consiguiente formaci6n de polvo y avance de la destrucción de arriba hacia abajo, iniciándose la formaci6n de baches, lo que hacia aumentar mas, por el impacto, la velocidad de desgaste.

b) Si el terraplén, por el contrario, tenia exceso de humedad, antes de notarse exteriormente ninguna señal de destrucción, cambiaba el color pasando a mas húmedo. El paso de los vehículos produzca una deformación elástica que cesaba una vez que había pasado la carga. Y el final era la destrucción de zonas localizadas en una profundidad que, a veces llegaba a 25 6 30 cm.

Aparentemente la destrucción era simultanea en toda la altura. Este fenómeno que se produce normalmente al circular camiones pesados sobre suelos coherentes y ligeramente coherentes, llega a ser muy importante si las maquinas empleadas son traíllas rápidas con capacidades de carga entre 8 y 10 m3. El repetido paso de las mismas produce una supercompactación alcanzando la sierra su saturación. Al continuar la aplicación de estas cargas exteriores, el agua busca su salida que normalmente resulta mas fácil en sentido horizontal. Este movimiento horizontal del agua intersticial, produce una exfoliación del terraplén en capes de pequeñísimo espesor, que una vez iniciada su destrucción se disgregan rápidamente.

En la construcción de los terraplenes de la Base Aérea hispanoamericana de Valenzuela, en Zaragoza, tuvimos este tipo de problema. La maquinaria empleada eran traíllas rápidas de 10 yardas cubicas y los terraplenes se formaban con unas zahorras calizas (caliches). Estas traíllas alcanzaban velocidades superiores a los 80 km./in. y con el repetido trasiego sobre zonas determinadas, producían importantes deterioros que alcanzaban 30 y 40 cm. de profundidad. Este problema se solucion6 escarificando casi constantemente la cape superior de las tongadas con una motoniveladora ya que de este modo se favorecía la evaporación natural del agua intersticial sobrante.

Referencias

  • Tatiana Luengo [1]
Cc-by-nc-sa.png Se autoriza la copia, distribución y comunicación pública de esta obra siempre que se reconozca en los créditos de manera especificada al autor de la misma (o en su defecto al licenciador) y se mantenga esta licencia. Asi mismo está permitido hacer obras derivadas de la misma. No obstante, no puede utilizarse esta obra para fines comerciales.Ver licencia Creative Commons

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Compactadora_con_ruedas_neumáticas&oldid=476626