Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos

Ciudades en Japón

Saltar a: navegación, buscar

La red urbana japonesa tiene dos grandes megalópolis, formadas por dos grandes conurbaciones: Osaka, Kobe y Kioto, que forman la conurbación de Kinki (15.000.000 de habitantes); y Tokio y Yokohama que forman la conurbación de Kanto (33.000.000 de habitantes), donde encontramos, prácticamente, un continuo urbano. Estas conurbaciones tienen grandes puertos que les sirven.

Nagoya es un centro regional completo con uno de los puertos más importantes del mundo aunque no llega al tamaño de las grandes conurbaciones: 4.000.000 de habitantes.

Tras estos grandes centros se encuentran las ciudades satélites e industriales con alrededor de un millón de habitantes, como Hiroshima, Sendai, Kauasaki, Amagasaki, Kitakyushu, etc. Algunas de estas ciudades son centro de su región. Las ciudades de Fukuoka y Saporo están especializadas en el terciario superior, y son centros bancarios y de bolsa de primer orden mundial.

La tercera clase de ciudades está formada por las capitales de ken (provincias), con 200.000 habitantes e influencia sólo en su ken. Todavía hay un cuarto escalón formado por las ciudades especializadas, mineras o textiles, y los pequeños centros comerciales locales, muy numerosos. En muchos de estos centros la actividad agrícola es destacada. Tras ellos está el mundo rural.

Las ciudades japonesas tienen su origen en la Edad Media, pero se desarrollan en la época meijí. A principios del período meijí sólo cinco ciudades tenían más de 100.000 habitantes: Kioto, Edo (Tokio), Nagoya, Osaka y Kanazaua. Estas son las grandes metrópolis actuales, centro de algunas de las conurbaciones más grandes del mundo. Tokio es la ciudad más grande del mundo con sus 24.000.000 de personas.

Las ciudades están situadas en las llanuras aluviales y en las antiguas plataformas de abrasión junto a las costas. La ciudad tradicional presenta un plano ortogonal. Muchas de ellas tienen puerto, aunque no todas tienen un puerto industrial y remozado. Las grandes megalópolis son ciudades modernas con grandes edificios, pero la ciudad tradicional es de casas bajas en las que sobresalen algunos templos. Se trata de una aglomeración de casas unifamiliares de madera. Una curiosidad es que la ciudad medieval es más regular que el ensanche de la era Meijí, ya que este se hizo respetando los antiguos caminos rurales. Las aceras son escasas: los peatones se refugian tras los postes y señales. La ciudad tradicional japonesa no tiene mucho colorido, si exceptuamos algunos carteles luminosos. Claro que la vida moderna ha modificado profundamente este modelo general y hoy en día apenas se distinguen de las europeas, más que en sus barrios más antiguos. Además, los terremotos y los cataclismos destruyen con cierta frecuencia las ciudades, y las reconstrucciones se hacen con criterios más occidentales, aunque no han perdido su carácter. Los rascacielos no son frecuentes ya que en general han estado prohibidos debido al peligro que suponen durante los terremotos. Sólo algunos centros comerciales de las grandes ciudades y las antenas de televisión son edificios altos.

Referencias

Pulsar sobre el icono correspondiente para compartir, enviar o imprimir (ayuda) el artículo:


Editores y colaboradores de este artículo ¿?
    


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.

Artículo procedente de Urbipedia.org. Con licencia Creative Commons CC-BY-NC-SA excepto donde se indica otro tipo de licencia.
Origen o autoría y licencia de imágenes accesible desde PDF, pulsando sobre cada imagen.
https://www.urbipedia.org/index.php?title=Ciudades_en_Japón&oldid=493583