Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos ¡Anímate y ponte tus gafas!

Cementerio de Comillas

Saltar a: navegación, buscar
El "Ángel Exterminador", de Llimona.

El cementerio de Comillas es el camposanto de la localidad cántabra de Comillas. Su fachada es, desde 1983, Bien de Interés Cultural de Cantabria.[1]

Historia

El cementerio de Comillas ocupa el lugar de una iglesia parroquial del siglo XV-XVI.[2] El lugar fue abandonado tras un incidente en una misa en el que varios vecinos de Comillas se enfrentaron al administrador del Duque del Infantado‏‎ por la reserva que éste hacía de los asientos.[2] Tras este enfrentamiento, el regidor de Comillas acordó construir otro templo, y este fue así abandonado.[2] Así, el lugar pasó a ser utilizado únicamente como cementerio. Con el paso de los siglos requirió una ampliación, y en 1893 se encargó tal tarea al arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner,[3] que estaba más que vinculado a Comillas -también llevó a cabo varios mausoleos en la Capilla del Palacio de Sobrellano, y la Fuente de los Tres Caños-.[2]

La reforma cambió por completo el lugar. Por un lado, conservó las ruinas del templo abandonado, protegiéndolas con un muro de Mamposteria rematado con pináculos.[2] Por otro lado, introdujo nuevos elementos, como la fachada de acceso al recinto que hoy es BIC, o los mauselos del interior. Para la realización de estos mausoleos, contó con la ayuda del escultor barcelonés Josep Llimona,[3] que también realizó la escultura que en la actualidad más define la imagen del cementerio: el Ángel Exterminador (fechada entre 1894 y 1895).[1] La figura tiene como base los restos del antiguo templo.[3]

Desde entonces, el camposanto ha conservado su estructura. En el año 1983, su fachada principal fue declarada Bien de Interés Cultural, lo que la convierte en un reclamo turístico más de Comillas. En la actualidad el cementerio es propiedad parroquial.[2]

Descripción

Fachada de acceso.

El cementerio se halla situado cerca del mar, sobre un Promontorio que lo hace visible desde buena parte de Comillas y que le dota de un gran valor estético.[4]

El acceso se realiza por el elemento en sí del cementerio que fue declarado BIC, una fachada monumental que está cubierta por un arco de medio punto redondo, ubicado bajo un tejado de dos aguas.[5] Bajo el mismo, se halla la puerta de entrada, de hierro forjado.[5] El camposanto está delimitado por un muro de piedra, que está rematado por todo tipo de pináculos decorados con cruces.[5] Éstos siguen los desniveles del promontorio en el que se ubica el cementerio.

Los mausoleos, como ya se ha dicho, han sido diseñados por Domènech i Montaner, y esculpidos por Llimona. De entre todos ellos, el más destacado es el perteneciente a la familias Piélagos.[3] Aunque sin lugar a dudas la figura más representativa del cementerio es el "Ángel Exterminador" de Llimona, por todo el recinto hay un gran número de esculturas de ángeles y otros motivos religiosos.

Referencias

Boe.gif
El contenido de este artículo incorpora información , que se encuentra en el dominio público de conformidad a lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Bibliografía

  • FREIXA, M.: El Modernismo en España. Barcelona, 1986.
  • GARCÍA MARTÍN, M.: Comillas Modernista. Barcelona, 1993.
    Urban-plan.azul.1.jpg
    LineaBlanca.jpg
Obras de interésColumnadorica 2.jpg

Compartir, enviar e imprimir (ayuda) artículo:

Editores y colaboradores de este artículo ¿?


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.