Inscríbete y crea tu propia colección de obras y artículos ¡Anímate y ponte tus gafas!

Castillo de la Concepción

Saltar a: navegación, buscar
Entrada al Castillo de la Concepción
Escudo de Cartagena con la imagen del castillo de la Concepción

El Castillo de la Concepción es una construcción medieval del s.XIII o XIV enclavada sobre el cerro del mismo nombre que se alza sobre el puerto de la ciudad de Cartagena. Este castillo es el que aparece en el escudo actual de la ciudad de Cartagena.

Origen del Castillo

La naturaleza de las primeras edificaciones sobre el cerro son algo inciertas.

Según el historiador griego polibio‏‎, sobre este cerro se alzaba en tiempos romanos un templo dedicado al dios Esculapio.

En la restauración reciente realizada en el castillo se descubrió que el primer piso del mismo se había construido reutilizando unas cisternas de factura romana, que podrían corresponder, bien a este templo de Esculapio mencionado o a algún tipo de edificación del periodo bizantino de la ciudad.

Alcazaba árabe

Durante mucho tiempo se había pensado que la ciudad de Cartagena había prácticamente desaparecido durante el periodo árabe. Sin embargo, por diversas fuentes árabes se sabe que la ciudad tuvo cierta importancia a partir del s.X, y especialmente durante el s.XII.

Restos del poblamiento árabe de la ciudad han aparecido en diversas excavaciones realizadas en el casco antiguo, especialmente en las del teatro romano de Cartagena.

Del estudio de algunos torreones, y ruinas, se ha descubierto que parte de las murallas del actual castillo esconden embutidos torreones que corresponden a una alcazaba musulmana del s.XII.

De la época árabe queda en pie la denominada "linterna" del castillo, que hacía las veces de faro.

El Castillo de Alfonso X el Sabio

Interior de la torre del homenaje

Durante mucho tiempo se había atribuido la configuración actual del castillo al reinado de Enrique III, rey de Castilla en el s.XIV. Sin embargo, últimas investigaciones han adelantado su construcción sobre la alcazaba árabe a los primeros tiempos de la Reconquista cristiana en el s.XIII.

Reconquistada por tierra y mar la ciudad de Cartagena por el Rey Alfonso X el Sabio, se dispuso éste a restaurar la antigua sede episcopal de la diócesis cartaginensis y a fortificar la ciudad con la construcción de un castillo en el punto más alto de la ciudad, donde antes se encontraba una alcazaba musulmana.

La ciudad se convirtió en ese momento en la única salida del reino de Castilla al mar Mediterráneo, y se encontraba encajada entre el Reino y el de Granada. La importancia estratégica del puerto de Cartagena era fundamental para la política militar del rey Alfonso X el sabio.

El castillo de Cartagena muestra una disposición muy similar a los castillos de Aledo y Lorca, con los que comparte algunas marcas de cantero.

En tiempos del rey Alfonso se crea en Cartagena la Orden de Santa María para la lucha naval contra los musulmanes. Varios desastres navales en los que, en batalla contra los musulmanes, se perdieron casi todas las naves de la orden, hicieron que el Rey firmara la disolución de la orden. Esto provocó la disminución de la importancia estratégica del puerto de Cartagena y, como consecuencia, el castillo quedó inacabado.

La entrada al castilo se hacía por un gran arco monumental enmarcado por dos torreones conocido como Puerta de la Villa, que daba acceso a todo el recinto amurallado del castillo.

Dentro del recinto amurallado destacaba la torre del homenaje, denominada "El Macho", construida con grandes sillares de caliza gris del Cabezo Gordo de Torre Pacheco y travertino rosa de Mula. Son muy frecuentes los sillares y lápidas reaprovechados de edificios romanos, como la gran lápida de Lucio Aemilio Recto que sirve de dintel a la entrada de la torre. Algunos historiadores afirman que a la torre del homenaje del castillo le faltaría una segunda planta completa, lo que habría hecho tener una apariencia final muy similar a la de la torre alfonsina del castillo de Lorca.

Ruina y Restauración

Al perder su función defensiva, el castillo entró en decadencia y comenzó un progresivo proceso de ruina, que llevó al ayuntamiento a plantearse su demolición a principios del s.XX.

Afortunadamente el proyecto no se llevó a cabo y, durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, todo el recinto se convirtió en un gran parque público con jardines, estanques y animales, popularmente conocido como el "castillo de los patos". A pesar de esto, el castillo continuó en ruinas.

Por fin, con la formación del consorcio "Cartagena Puerto de Culturas", se acometió la restauración parcial del castillo y su torre del homenaje se convirtió en un centro de interpretación de la historia de Cartagena.

Enlaces externos

Referencias

  • Historia de Cartagena. Vol IV Baja Edad Media. Siglos XIII al XV. Ediciones Mediterráneo
  • Cartagena histórica. "Tras las huellas Medievales de Cartagena". Editorial Aglaya.
    Urban-plan.azul.1.jpg
    LineaBlanca.jpg
Obras de interésColumnadorica 2.jpg
Obras de interésColumnadorica 2.jpg

Compartir, enviar e imprimir (ayuda) artículo:

Editores y colaboradores de este artículo ¿?


   » Alberto Mengual Muñoz   »  Iñaki M.B.